Facebook Twitter Google +1     Admin

NOTA DE PRESENTACIÓN A LA NOTA

20061127161427-la-nota-libro-para-la-doce.jpg

Doctora Miriam Rodríguez Betancourt, profesora de la Facultad de Comunicación de la UH.  

Un libro, aun un libro escrito para la docencia, puede pecar de soberbia si establece distancias con los lectores o impone el criterio profesoral desde la posición decisoria que la autoría presupone. 

De este peligro latente supo desprenderse Iraida Calzadilla; soy testigo de su preocupación por escribir un texto abierto, por sugerir más que por dictaminar, estando consciente, además, de que ningún género podía ser más proclive a la camisa de fuerza que la nota informativa. Así que ese es un mérito de su trabajo, y no es poco mérito en verdad cuando se recuerdan tantos manuales, folletos y similares cuya obsesión radica, justamente, en negar participación al receptor obligado a aceptar definiciones y modos de hacer canonizados por la experiencia al uso y el peso muerto, pero actuante, de la tradición. 

Para lograr tal acierto, la autora no regatea, sin embargo, en ofrecer un amplio panorama de criterios de expertos y estudiosos del género objeto de su investigación, que incluye la referencia indispensable al concepto de construcción de la noticia en tanto producto y resultado de las rutinas productivas y las ideologías profesionales del ámbito mediático. 

Al recorrido teórico-conceptual correspondiente a la nota informativa o información, exhaustivo pues abarca también el proceso de titulación, lo complementan las ejemplificaciones no solo abundantes sino claras y diversas, y siempre en el nivel de proposición al que aludíamos. Por último, se presenta una relación bibliográfica que servirá a los estudiantes y a los lectores interesados que quieran ampliar, comparar y hasta disentir. 

Iraida ha pensado, sobre todo, en la práctica de la prensa cubana no a partir de lo que debe hacerse según reza la teoría, sino de lo que se hace (bien) en nuestros medios escritos; de ahí que los ejemplos muestren autenticidad y faciliten lo que se quiere ilustrar. 

Lo dicho sería suficiente para ponderar las cualidades de La Nota, para destacar su utilidad como libro por los valores didácticos que en él se aprecian, para celebrar su aparición en un panorama bibliográfico pobre sobre géneros periodísticos, especialmente de autores cubanos. Pero acerca de esta obra falta por resaltar otros méritos. 

Uno de ellos —si me llevo por la justicia yo diría que el primero y mayor— el abordar con rigor el estudio de un género olvidado, subestimado, algunas veces vilipendiado y, paradójicamente, imprescindible, como es la nota informativa. Esa nota informativa que da cuenta de lo que acontece sin intervención aparente del periodista, sin el brillo y el esplendor que a otros géneros acompaña, fiel relatora de cualquier suceso, trascendente y trivial; tan simple, tan del pan ganar… y con la que, en tantas ocasiones, avezados periodistas estrellas no dan pie con bola. 

La otra virtud, que también tiene que ver con la ética y la justicia: la de registrar minuciosamente, y mencionar con igual precisión, los textos, folletos, artículos, e incluso intervenciones en foros y seminarios, de periodistas y profesores cubanos relacionados con los géneros. Ese es un acto de reconocimiento y de gratitud que honra, en primer término, a la autora, y que al mismo tiempo, como seguramente fue propósito de ella, revela nuestra orfandad teórica y, por consiguiente, cuánto debíamos hacer por incrementar la producción sobre materias periodísticas tanto desde la academia como desde las redacciones. 

Entre nosotros, los que respetamos la nota informativa y reconocemos la utilidad de una obra que ayuda a redactarla bien, siempre será bienvenido un libro como este de la periodista y profesora Iraida Calzadilla, escrito con la misma pasión y modestia con que ha entregado centenares de informaciones al diarismo cubano.

30/10/2006 13:25 islalsur #. Pensar el Periodismo


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris