Facebook Twitter Google +1     Admin

La voluntad de prevalecer

20061130145042-eusebio-is.jpg

MARIO CREMATA FERRÁN,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico

Tipo de Lead: Sumario, de Quién

Tipo de Cuerpo: Pirámide invertida

Lead Sumario de Quién:

El doctor Eusebio Leal Spengler, director de la Oficina del Historiador de la Ciudad, inició la Conferencia Inaugural de Otoño 2006, en el Aula Magna de la Universidad de la Habana.

Pirámide invertida:

Como artífice supremo de la conservación y restauración integral del Centro Histórico, Leal centró su exposición en la complejidad técnica y científica de la obra y refirió la dicha de Cuba de tener inscriptos varios territorios en el índice de Patrimonio Mundial, además de sitios de reserva de la biosfera y de interés natural para el mundo.

Alegó que no se puede ir al futuro sin el pasado, que es ese el punto de partida; que nuestra cultura nació no solo de la sangre, sino de la cultura universal, y evocó al presbítero Félix Varela quien nos legó ese concepto inicial de que patria, país, nación, estado; sustentado por una realidad de visión mundial: isla en lo geográfico, pero nunca en la cultura.

Mediante la proyección de imágenes representativas, ofreció una panorámica sintetizada de la labor emprendida estos años por la Oficina, partiendo de la máxima de que nada es como fue, pues todo debe cambiar y evolucionar.

En la explicación detalló acerca del debate sobre el posible sitio fundacional, e incluyó vistas de todas las plazas y el sistema de fortificaciones, la variedad de instituciones religiosas remozadas, que dan idea de un espacio de concordia y armonía, aludiendo también al reto que significa el deterioro y lo que implica recuperar el espacio perdido, sin olvidar el equilibrio justo que compense lo que se quiere lograr. "Es preciso hacerse fuerte en un punto y no abandonarlo...", dijo cuando insistió en que hay que evitar la tendencia a hacer cosas superficiales.

Calificó de experiencia singular la sostenibilidad económica que lleva a cabo la Oficina del Historiador, fomentando la apropiación de los espacios públicos por la ciudadanía, la reanimación urbana, la programación cultural variada, las obras de carácter social y humano, siempre después de un estudio profundo del territorio y sus particularidades. Destacó, además, la alta calificación de los especialistas y el desarrollo de los oficios tradicionales que muchos creían perdidos, como es el caso de los tallistas, orfebres y maestros ebanistas, entre otros.

Se refirió, además, a la inauguración, en el otrora espacio ocupado por el Convento de San Juan de Letrán -cuna de la primera Universidad-, del Colegio Universitario San Gerónimo de la Habana, donde tendrán cabida materias como la arqueología y la historia, aunadas en una sola carrera que se llamará Manejo y Gestión de Centros Históricos, que conservará para las futuras generaciones todo el caudal de saberes adquiridos y funcionará al mismo tiempo como centro formador de nuevos expertos.

Leal expresó su satisfacción de encontrarse nuevamente en el querido recinto universitario, al que calificó de templo sagrado de la cultura perenne y permanente, de espacio insustituible, llamando a la pasión colectiva por conservar ese reducto de cubanía, en el que aseguró ver a los actores de la historia cuando cerraba sus ojos.

La tarde tuvo como epílogo la entrega de un reconocimiento al Historiador de la Ciudad, por parte del doctor Rubén Zardoya Loureda, rector de la Universidad de La Habana. A la clase magistral asistieron otras autoridades del ámbito académico, encabezados por el doctor Luis Alberto Montero, presidente del Consejo Científico, profesores y estudiantes.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris