Facebook Twitter Google +1     Admin

HE VIVIDO VARIAS VIDAS EN UNA SOLA

DARGIS HERRERA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana

Ficha técnica:

Tipología: Entrevista de opinión

Objetivo central: Cómo la entrevistada se prepara para establecer el círculo de confianza psicólogo-paciente.

Objetivos colaterales: Organización de la consulta para tratar a un adolescente.

Utilización de diferentes materiales de comunicación como herramienta para interactuar  con los jóvenes.

Dedicada a la Psicología desde hace más de 20 años, Ana María Galván Jorrín comenzó como asesora de un grupo de jóvenes adictos a las drogas y con el tiempo la pasión por la psicología adolescente se apoderó de ella. Hoy, con su vastísima experiencia, colabora junto a importantes especialistas extranjeros en Acceda, un programa radial que es trasmitido conjuntamente en México, Colombia y Brasil, dedicado especialmente a saciar las inquietudes de la juventud latina.

-¿Cómo usted se prepara para establecer una buena comunicación interpersonal en la consulta con  adolescentes?

Para llevar adelante una consejería de calidad con adolescentes, es necesario identificar en qué momento de su crecimiento, desarrollo físico y psicológico se encuentran. Esta información nos ayudará a ajustar el tipo de orientación que le ofrecemos, así como entender a cabalidad las expectativas que el adolescente trae a la consulta. Debemos recordar que hay una gran diversidad de adolescentes, cuyas diferencias pueden radicar en su edad, nivel socioeconómico y experiencia de la vida. Como consejeros debemos estar atentos  a cada una  de estas variables para responder con precisión a sus necesidades.

Si establecemos una interacción de empatía con nuestros pacientes jóvenes, podemos ayudarlos a decidir responsablemente sobre su salud o bienestar. Como proveedores de salud, nuestras habilidades de comunicación interpersonal determinan en mucho la calidad y el resultado de la interacción.

-¿Con qué tipos de preguntas inicia la consulta?

Inicio la visita con preguntas abiertas y uso las cerradas para el expediente clínico. Si hacemos preguntas abiertas vamos a tener respuestas ricas en información. Una pregunta abierta establece el tono de la conversación, como por ejemplo: ¿cuéntame, cómo estás? O, ¿cómo te ha ido?

La entrevista o consulta del adolescente debe apelar a las  emociones que está viviendo, por lo tanto, hacer preguntas para indagar sentimientos, permite establecer la empatía necesaria para poder hablar de lo que a él realmente le interesa.

Si la consulta se inicia con preguntas cerradas como ¿cuántos años tienes?, las respuestas se limitarán a darnos el dato que requerimos, por lo que estas interrogantes se pueden hacer una vez que se haya establecido un clima de confianza con el adolescente.

-¿Tiene algún mecanismo para que la interacción psicólogo-paciente sea más efectiva?

Más que mecanismo, lo llamaría habilidad, como ponerme cara a cara con el paciente. Esto significa que cuando me visita un adolescente, yo dejo de hacer todo lo que estoy haciendo, le doy la bienvenida o lo saludo y  lo miro a los ojos en señal de que sólo voy a atender sus necesidades. Me concentro en lo que dice, muestro interés por medio de conductas no verbales, asiento con la cabeza, hago "mmj", "¡ajá!", "¡ah, ya veo!", escucho las respuestas completas.

Es más común de lo que pensamos que cuando nos responden lo que queremos saber en la primera frase, ignoramos lo que sigue e interrumpimos al adolescente cuando nos está hablando. También observo y reacciono a sus gestos y expresiones, parafraseo o repito en sus propias palabras las ideas claves para verificar que ambos estemos comprendiendo lo mismo, y por último, resumo lo que se ha dicho antes de pasar a otro tema o terminar la consulta.

-Su trabajo es principalmente con adolescentes y jóvenes, y es en esta etapa de la vida cuando surgen las curiosidades sexuales. ¿Cómo enfrenta las dudas o preguntas de sus pacientes sobre el sexo o la sexualidad?

La juventud quiere recibir información de una fuente profesional confiable. Ellos esperan que se usen los términos correctos, sin usar apelativos o despectivos. Sin embargo, debemos asegurarnos que los términos no sean tampoco demasiado técnicos o incomprensibles. Esto se logra usando un lenguaje sencillo, pero técnicamente correcto, aclarando cuando sea necesario, explicando los términos relevantes al tema de salud sexual y reproductiva, verificando que el adolescente entiende lo que se le está comunicando y usando, siempre que sea posible, material impreso o audiovisual  para lograr una mayor comprensión de la información.

-¿Cuántos tipos de materiales de comunicación se pueden usar?

Hay materiales impresos como los folletos, carteles o afiches, volantes, historietas o revistas. Existen materiales audiovisuales como los videos, las películas, las presentaciones por computadoras, y los programas de radio y televisión.

-¿Cómo pueden hacer más fácil su trabajo?

Los materiales de comunicación, ya sean impresos o audiovisuales, son una herramienta muy útil en la relación con los adolescentes. Cuando se usan correctamente son una alternativa insustituible para la transmisión de información simple, compleja y delicada. Los materiales permiten enriquecer la dinámica entre adolescente y psicólogos, pues ayudan a crear espacios que invitan a formular preguntas y a tratar temas que pueden ser difíciles para ambos. Ayudan a esclarecer conceptos y se convierten en una fuente de referencia permanente que se puede compartir con la pareja o amigos.                 

-¿Para usted, qué significa saber responder a las necesidades de un adolescente?                

Tomar en cuenta lo que dice y pregunta, respetar sus creencias y aclararle cualquier información equivocada que tenga. Pensar que usted es el experto, pero el adolescente también es un ¨ experto ¨ en sus vivencias y problemas, que tiene sus propias opiniones y formas de expresión.

-¿De qué manera estimula la participación del paciente en la conversación?

Estimular la participación del adolescente es necesario en la mayoría de los casos, ya que son pocos los que se expresan libremente y cuentan sus problemas sin necesidad de estímulo. Lo que generalmente debo hacer es compartir los conocimientos y mostrar interés por su situación. Tengo  que ser comprensiva y tolerante, pero no paternalista. La interacción debe lograr un equilibrio de poder. Cuando muestro un interés genuino en las necesidades del adolescente logro una corresponsabilidad y coparticipación en el mantenimiento de una conducta saludable o en la solución de un problema específico. 

-¿Influye directamente en la toma de decisiones de un adolescente o interpreta junto a él sentimientos y dudas? 

Durante la entrevista, y luego que el adolescente ha reflexionado sobre sus sentimientos, no influyo en la toma de sus decisiones, pero lo ayudo a organizar la información, de tal manera que pueda separar  los sentimientos de los  hechos y así llegar a tomar una decisión lo más objetiva posible.

-Al inicio de nuestra conversación usted habló sobre un programa radial que se trasmite en algunos países latinoamericanos. ¿Por qué Acceda?

ACCEDA es un modelo psicológico que ayuda a recordar cómo organizar la entrevista o consulta con el adolescente:

Atienda al adolescente

Converse con el adolescente

Comunique, motive, y oriente al adolescente

Estimule al adolescente a adoptar conductas saludables

Describa cómo poner en práctica la conducta elegida

Acuerde nueva cita o refiera a otros servicios especializados

-¿Satisfecha  Ana María Galván con su trabajo?

Sí...satisfecha porque he vivido varias vidas en una sola.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris