Facebook Twitter Google +1     Admin

LA PROTECCIÓN DE UN AMIGO

20070412141044-perro.jpg

El estimado de perros sin dueños es aproximadamente del 20 al 30 % de la población canina mundial, y la tasa de habitantes con relación a la humana es de 1 por cada 10 individuos

YAMILEY MIRELES ARECES,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

El aspecto moribundo de un Chau-Chau sedujo la atención de dos  jóvenes que caminaban por 17 y H, en el Vedado habanero. ¿Puede ser que alguien abandone a su suerte a un cachorro? ¿Incluso a uno de raza?

Sin respuesta a sus interrogantes trataron de solucionar el deterioro del animalito, y luego de ofrecerle cuanto de comer se les ocurrió, descubrieron que debido al estado de inanición no asimilaba ni siquiera los alimentos. La preocupación fue tanta que en cuestión de segundos toda la cuadra se movilizó en función del cachorro.

Los vecinos amablemente ofrecieron comida, agua y hasta una soguita para trasladarlo a un lugar más seguro que la calle, pero las opciones de protección disminuían, y solo gracias a la bondad de algunos, finalmente el cachorrito encontró un nuevo amigo, un custodio del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), quien se quedó con él comprometiéndose a cuidarlo y quererlo tanto como ese tipo de mascota se merece.
 

En la calle

Resulta alarmante la superpoblación de animales en la vía pública por el abandono de sus dueños, algunos por chicos o muy grandes, o porque ya fueron utilizados como juguetes de los niños y ahora estorban. La comunicación entre el hombre y su mejor amigo va quedando en el pasado con insuficientes probabilidades de avanzar.

Al  hablar de perros deambuladotes, los que callejean llevan la mejor parte, aunque en el trance diario por la ciudad nadie tiene un final seguro. Ellos son lo cachorros con refugios, ya sea una vivienda o un centro laboral; tienen a alguien que los lleve al veterinario en alguna ocasión, les ofrezca una comida al día  y los vacune una vez al año contra la rabia. Están bajo el control de personas que piensan que  de esta forma  protegen al animal, aunque lo hacen de manera irregular y sin compromiso.

Otros tienen dueños que parten cada mañana hacia el trabajo, sueltan al perrito para que haga sus necesidades y hasta la noche no se preocupan por ellos, sin saber que en la calle violan controles sanitarios y pueden ser envenenados en cumplimiento de lo establecido en el Programa Nacional Contra la  Rabia.

Esos canes, si son machos, lo más común es que su sentido del olfato los lleve detrás de una hembra en celo y formen grupos productores de camadas no deseada y, lo que es peor, generadores de accidentes de tránsito.

En la otra cara de la moneda están los callejeros, los totalmente  abandonados. Vagan desorientados, hambrientos, y pasan años buscando la manera de regresar a casa. Esos tristes seres no muerden a nadie, tienden a huir y a esconderse en rincones apartados.

Maritza Muguercia Cutiño, bibliotecaria de La Universidad de la Habana, siempre ha  tenido perros; los considera excelentes amigos y cuenta que cuando su hija estaba en el pre-universitario tenía a sus dos lindas salchichas como única compañía, las quiere mucho  y las considera parte de la familia.

“Siento pena cuando veo a los perros solos en las calles sin cuidado, sin protección. Si tuviera los recursos y las condiciones crearía un hogar para ellos, así evitaría que sufrieran”, comenta.

Abandono                                                                        

En conversación con Nora García Pérez, presidenta de la Asociación Cubana  para la Protección  de Plantas y Animales, (ANIPLANT) supimos que las causas más comunes por las que son abandonados los perros suelen ser el padecimiento  de tumores, endo y ectoparisitosis; las salidas del país de los dueños y las permutas  hacia  lugares de espacio reducido, donde la  mascota no tiene condiciones para desarrollarse a plenitud.

Otros  abandonan al animalito por orientaciones  del médico de la familia o especialista en pediatría, quienes sugieren alejarlo de los niños para que no les trasmitan enfermedades, ni les agudicen las ya existentes.

Sin embargo, la realidad corrobora que los niños no dejan de ser  asmáticos por alejar a su perrito, y éste, en cambio sufre desamor,  sed, la pérdida de un hogar, el destino siempre latente de morir bajo las ruedas de algún carro, o la recogida, donde se mezclan enfermos y sanos, hembras con machos, cachorros y guapos, todos rumbo a Zoonosis, enfatizó Nora García.

¿Zoonosis?

La   palabra se deriva del griego zoon (animal) y de nosos (enfermedad). Según la Organización Mundial  para la Salud (OMS), es una enfermedad que se  transmite de los vertebrados al hombre y viceversa.

De acuerdo con estos criterios, en Cuba la institución encargada de velar por la seguridad humana con respecto  a las enfermedades transmitidas por los animales lleva este nombre, Zoonosis, y es la responsable de prever la propagación  de virus como la leptospirosis y el rábico, presente en la saliva de perros sin vacunar.

También dirige su labor hacia la recogida  de los que deambulan  por las calles y su conservación en el vertedero sanitario, donde durante 72 horas se  espera el  reclamo de los dueños, según  explicó María Gloria Vidal, Presidenta de la Comisión de Bienestar Animal del Consejo Científico Veterinario de Cuba.

“Sería ideal disponer de centros de recepción de los perros abandonados donde pudieran permanecer hasta su muerte natural, pero esto no es posible dadas las condiciones económicas actuales, ya que después del derrumbe del campo socialista y con el recrudecimiento del bloqueo contra Cuba se ha hecho más difícil la obtención de recursos materiales especializados para llevar a cabo la captura de perros callejeros.

“Esos medios consistentes en carros, redes, sogas, trampas, y suelen producirse en países industrializados, con altos precios “, argumentó Vidal.

En cuanto  a los objetivos de trabajo, no cabe duda  de que Zoonosis hace lo posible por impedir el avance de la rabia; pero en relación con la recogida de los perros y el trato que se les da en sus locales, la realidad no es muy clara. El número de perros callejeros no parece variar  y los que cruzan su camino con Zoonosis, la gran mayoría de las veces, mueren primero devorados por canes más grandes y agresivos, antes de ser dormidos  con una inyección de estricnina.

Existen muchas interrogantes sobre cómo trabaja este centro; qué sucede allí con los cachorros, tal vez nuevas proyecciones  para evitar el callejeo y la rabia; sin embargo, por el momento carecen de respuestas, pues dicha  institución se negó a la conversación sobre el tema.

Amor y cuidado

El amor por los animales resulta inherente y, ya sea en señal de agradecimiento  o en demostración de afecto por ser tan fieles amigos, el hombre siempre ha hecho lo posible por mejorar la existencia de los perros.

En grabados de época se apreciaban  imágenes de cachorros   abandonados, y aunque en relación con el alto por ciento que existe actualmente la cifra de callejeros era menor, ya a principios del siglo  pasado personas como Janet Ryder, fundadora del Bando de Piedad de Cuba, dedicaron  parte de sus vidas  a proteger a los canes  de la agonía de la calle. Precisamente en homenaje a la labor realizada  por Ryder, el 10 de abril, día de su muerte, fue tomado como el Día del Perro en Cuba.

La hacienda La Misericordia, propiedad de la familia Loynaz del Castillo, también fue reconocida en su tiempo por ser un asilo lleno de bienestar para los perritos. Después del año l959 surgen organizaciones  y clubes para proteger los derechos de los perros, los que suman hoy cerca de 15, especializados todos en diferentes razas, comentó Nora García.

ANIPLANT, fundada el 4 de marzo de l987, recientemente cumplió su  aniversario 20. En todos estos años de trabajo ha centrado su visión  en la educación para la tenencia responsable de animales mediante reuniones con la comunidad y el trabajo en las escuelas con programas de orientación.

“Para criar y conservar una mascota  se requieren condiciones como un amplio espacio para que ella logre el desarrollo correcto. Sin embargo, lo fundamental para tener un animalito es sentir mucho amor hacia él, considerarlo un miembro de la familia  con tantos derechos como nosotros”, expresó Iliana Prida  González, ama de casa, quien solo se alejaría de su perro en caso de máxima necesidad.

En muchas ciudades del mundo existen registros de tenencia de mascotas y con esto el propietario debe responder por ellas, pues, además de aparecer notificadas en el  “Registro de Tenencia” (realizado a nivel local), están marcadas mediante un collar, chapilla, tatuaje, que indica el número de registro, la ubicación del animal y su dueño.

En caso de pérdida o abandono se conocen los datos generales del propietario, es decir, a quien localizar y pedir explicación  por la presencia de la mascota en lugares públicos. Este registro evita también, el enfrentamiento entre perros (las peleas), ya que el dueño debe responder por la integridad física del animal.

En nuestro país existen dos tipos de registros de perros: en los Centros o Unidades de Higiene y Epidemiología, con fines sanitarios y, por otra parte, los médicos veterinarios que trabajan a nivel de los Consejos Populares.

Desgraciadamente, el hombre ha traído a los animales hacia las zonas urbanas para explotarlos sin antes haber creado las leyes que los amparen de los abusos en relación con sus necesidades  más vitales. De modo que a  pesar de recibir algunos beneficios, establecidos en  la Ley No.54 de la Constitución de la República,  están exentos de un amparo jurídico ante la cría en azoteas, el abandono y la más cruel de las violaciones: las peleas de perros, no bien vistas por la Ley , pero tampoco prohibidas.

“La Comisión de Bienestar Animal del Consejo Científico Veterinario de Cuba en coordinación con la Junta Directiva de ANIPLANT, elaboró un Anteproyecto de Ley para garantizar la protección animal en el territorio  nacional. Se tramitó en el año 2003 hacia  el órgano de relación, el Ministerio de la Agricultura, y hasta el momento no existe en el país un documento regulatorio o norma jurídica para este fin “,  explicó María G. Vidal.

En las clínicas veterinarias

Con Beatriz Huguees Hernandorena, médico en Medicina Interna y presidenta de la Sociedad Cubana de Clínica y Cirugía Veterinaria, sostuvimos otro diálogo. Ella se refirió a la atención que ofrecen las Instituciones Médicas Veterinarias y a los precios de cada servicio.

En las IMV los casos más comunes suelen ser la parasitosis, problemas en la piel, sangramientos, traumatismos y las esterilizaciones. Son varias las perritas atendidas  diariamente con este último objetivo, el cual constituye la mejor forma de evitar el aumento de la población canina, aunque la cultura para el control de la natalidad debería evolucionar inclinándose a la idea de castrar  al macho como medio también de impedir la reproducción desmedida.

En relación con los precios, son módicos: los diagnósticos de laboratorio varían desde .00 MN, hasta .00; el servicio de sueros de $ 0.50  a $ 2.00. Las cirugías más comunes son las cesáreas, los tumores, obstrucciones intestinales y fracturas, que oscilan sus precios según la gravedad.

En el caso de las ligaduras, punto preocupante para los dueños e importante para los canes, cierran con un precio de $ 26.00, pues incluye los $ 3.00 de la consulta, $ 3.00 la anestesia y $ 20.00 de la operación. La castración para los machos resulta en $ 11.00: $ 3.00 la consulta, $ 3.00 la anestesia y $ 5.00 la operación.

Según estudios internacionales, el estimado de perros sin dueños es aproximadamente del 20 al 30 % de la población canina mundial, y la tasa de habitantes con relación a la humana es de 1 por cada 10 individuos.

Para Diego Alberto Mojica, estudiante extranjero, resulta sorprendente el vagar de los perros por las ciudades de Cuba. Cuenta que en su país existen casas de cuidado y adopción de mascotas: ‘’Claro, no se puede comparar el prestigio cultural de Cuba con mi nación, pero creo que debería ganar en este aspecto. No es en vano que los perros son llamados los mejores amigos del hombre ‘’.

Muchas personas trabajan para formar y preparar a la población en temas como la adopción de mascotas, la tenencia responsable, la protección y  la reproducción, pues su labor  forma parte del enriquecimiento cultural.

Valgan hoy las palabras del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, cuando expresó: “La cultura de una nación y su grandeza moral se miden por la forma de tratar a los animales“.

Ficha técnica: 

Tipo de reportaje: Interpretativo
Es interpretativo porque narra la información sobre un hecho o situación que han sido investigados objetivamente y que tienen el propósito de contribuir al mejoramiento social, en este caso se ofrecen antecedentes, circunstancias y actores vinculados al abandono de los perros y el problema que esta situación origina. Con el  empleo e interpretaciones de las fuentes se brindan al lector elementos para que emita un juicio propio, se persigue la creación de un criterio por parte de este.

Estrategia de fuentes: Nora García Pérez (presidenta de ANIPLANT), María Gloria Vidal (miembro del Consejo Científico Veterinario), Beatriz Huguees Hernandorena (doctora en Medicina Interna y presidenta de la Sociedad Cubana de Clínica y Cirugía Veterinaria), dueños de perros, personas que no tienen perros, encuestas realizadas en la calle y la consulta de fuentes documentales en INTERNET.

Planos temáticos:

PRESENTE: Implicaciones inmediatas (accidentes de tránsito, crecimiento excesivo  de la población canina, aumento del número de perros callejeros  que afectan la higiene y la apariencia de las ciudades).

PASADO: Antecedentes (la labor realizada por personas y organizaciones desde épocas pasadas para proteger a los perros del caminar errantes por  los barrios y avenidas siendo portadores-transmisores de enfermedades). Causas (motivos que dan origen al abandono de los canes).   

FUTURO: Repercusiones (las consecuencias, tanto para los animales como para la sociedad, del deambular de los perros). Proyecciones (los métodos que se utilizan para garantizar el control de la natalidad canina y el trabajo  en pos de una cultura sobre la tenencia  responsable de animales).

Tipo de título: Genérico
Tipo de entrada: Narrativa 
Tipo de cuerpo: De bloques temáticos
Transiciones: Subtítulos, técnica del recuento, muletillas o conectores (en relación a, en cuanto a, por otra parte…).
Tipo de cierre: De moraleja o instancia a la acción.

Objetivos: Exponer las causas del abandono de los perritos, las consecuencias que esto provoca y la forma de evitarlo. Formar en los lectores una opinión o criterio sobre la gravedad de la situación y los problemas que produce tanto en la sociedad como en la vida de los canes. Concientizar la tenencia y el cuidado de los animales, no solo de los perros.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris