Facebook Twitter Google +1     Admin

NO MÁS TRANQUES EN LA ROTONDA

20070614071117-rotonda.jpg

Estudios realizados por la Dirección Nacional de Tránsito demuestran una posible reducción de los accidentes, del consumo de combustible y de la demora en la intersección de la Ciudad Deportiva.    

VENUS CARRILLO ORTEGA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana

Para las personas que circundan diariamente la rotonda de la Ciudad Deportiva no les será difícil describir lo tormentoso que se  torna pasar esa intersección, sobre todo en las primeras horas de la mañana cuando se dirigen apuradas hacia el trabajo.

Es una vía elegida por muchos, pues funciona como punto  de enlace con distintos lugares de interés para la población. Sin embargo, esta misma selección explica por qué ocurren en reiteradas ocasiones verdaderos tranques de tránsito.

La intersección giratoria está compuesta por un óvalo central y cuatro ramales de acceso, conformado por las avenidas Rancho Boyeros, Vía Blanca y 26. Funciona como una rotonda moderna, pues tiene prioridad en la circulación del anillo central con canalización en las entradas.

En la actualidad, los volúmenes de demanda han crecido. El flujo máximo de entrada en la hora pico, de 7 a 8:30 de la mañana, es de 5 700 vehículos.

Es el punto de la capital que presentó la frecuencia más alta de accidentes del tránsito en el año 2005 con 42 casos, y 33 en el 2006. Las principales causas fueron no atender el control del vehículo, no respetar el derecho a la vía y el desperfecto técnico.

"Este elevado índice de accidentalidad respecto a las demás intersecciones podría indicar un deterioro en los niveles de seguridad, sobre todo en la hora pico de los días laborables, horario generador del mayor número de incidentes", informó el teniente coronel Emilio Mesa Ballesteros, del Departamento de Desarrollo de la Dirección Nacional de Tránsito

Además, las constantes demoras y la congestión producen en el conductor intranquilidad y estrés,  lo que conlleva, en ocasiones, a la violación de las leyes del tránsito, agregó el también ingeniero vial.

Ante tal problemática, la Comisión Provincial de Vialidad y Tránsito decidió hacer un estudio en la red vial de la zona que incluye la rotonda, las intersecciones más próximas a ellas y las de influencia a ese nivel.

En busca de soluciones

Para el estudio se realizaron conteos clasificados -por tipos de vehículos-, en los  cruces que tributan a la rotonda; en aquellas intersecciones que serían afectadas por las medidas se rehicieron esos mismos aforos para evitar una transferencia del problema hacia otra vía.

El origen-destino en la rotonda, la circulación de las bicicletas y el comportamiento de los usuarios, fueron otros puntos analizados en el proyecto.

Los estudiantes de Ingeniería Civil del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE) desempeñaron un papel importante en el estudio. Sin ellos, el trabajo habría resultado más largo y complicado, pues analizaron cada parámetro con recursos bien limitados, manifestó la master en Ciencias y profesora de la propia institución, Liliana Alba Menéndez.

La también especialista en Ingeniería Vial calificó al software utilizado durante el trabajo como una herramienta fundamental, pues examinó cuán eficiente sería la aplicación de las medidas en cada una de las propuestas, y permitió observar de forma global la afectación de las intersecciones "víctimas" del trabajo.

Nuevos caminos para la rotonda 

Con los resultados se  presentaron diferentes opciones que posibilitan, en cierta medida, aliviar la situación existente en el lugar, hasta tanto no se implemente una solución definitiva que asimile los volúmenes actuales y futuros.

Los estudios de origen-destino arrojaron que el 37,8 % de los  vehículos que arriban en la hora pico lo hacen por Boyeros, y continúan viaje por esa misma vía. Entonces, explica el teniente coronel Mesa, la solución más completa sería construir el cruce a desnivel y dejar la rotonda para realizar el resto de los movimientos (un elevado como el de 100 y Boyeros).

Pero esta obra tendría un costo muy elevado, imposible de asumir ahora, subrayó el ingeniero vial, y agregó  que existen otras medidas posibles de explotar como la implementación de vías aleatorias en la rotonda.

El estudio muestra también que el carril de ciclos era subutilizado, es decir, el volumen que llegaba por los accesos de entrada era inferior al 4% del total de vehículos y, por tanto, se determinó su eliminación, respondió el mayor Eduardo Creach, de la Dirección Nacional de Tránsito.

La medida, aplicada en marzo de 2006,  no fue decisiva para resolver el problema, aunque contribuyó al aumento relativo de la capacidad, y  a una disminución de las demoras.

Al ser eliminado el carril -explicó el especialista-, fue preciso arreglar el marcado del pavimento. Por ejemplo, se hizo un bacheo (repavimentación) en la vía Carlos Manuel de Céspedes, y se señalizó cada carril para la mejor utilización de la circulación en el óvalo.

El mayor Creach apuntó que instalar un control de semáforo que regule todos los accesos podría ser otra vía de solución, pues permite a los peatones una oportunidad de cruce al detenerse la corriente que gira, pero no se considera necesaria su aplicación por el momento.

Sin embargo, Esteban Rodríguez, trabajador que pasa a diario por la intersección, confesó que sería un alivio para cualquier peatón colocar semáforos en la rotonda porque así tendría seguridad a la hora de cruzarla. Como él, opinan otras personas que cada día convergen en este punto neurálgico de la capital.

Una forma de resolver los problemas de capacidad es reducir el volumen de vehículos que llegan a este lugar. Crear las condiciones en las vías de "escape" que circundan la intersección (Primelles, Santa Catalina y Calzada del Cerro) sería el método para conseguirlo, informó el Teniente Coronel Mesa.

Esas vías alternativas funcionarían como vasos comunicantes. Si la rotonda se congestiona, el chofer puede tomar otra ruta, sin que  afecte su itinerario.

"Estoy de acuerdo con que se quiera solucionar los tranques en la intersección, pero yo no voy a cambiar mi ruta, pues llevo muchos años manejando por el mismo lugar, además, eso significa gastar combustible y tiempo", afirmó Jorge Luis González, chofer de un camión de Servicios Comunales.

El comportamiento de los conductores no se rige por una lógica simple; factores como el conocimiento de la zona, preferencias y hábitos, hacen que el mismo no cambie el recorrido a seguir, por lo que se considera que sólo el 30% del total realizará la acción que se propone, comentó la ingeniera civil Liliana Alba.

Un camino posible

Según comunicó el ingeniero Mesa, al implementar estas medidas los accesos trabajarían por debajo del 85% de la capacidad, y las demoras serían reducidas notablemente en cualquier momento del día, incluyendo la hora pico.

Y comentó también que los gastos de las inversiones necesarias son elevados, pero la aplicación durante un año de esta solución significaría el ahorro de combustible y dinero para el país, por concepto de demora y disminución de recorrido.

La propuesta ya fue aprobada por el Comité Técnico de la Comisión Provincial de Vialidad y Tránsito de Ciudad de La Habana, y se presentó al gobierno de la capital para la aprobación de los presupuestos. Tal vez con esa palabra mágica, "ahorro", se motive la reflexión.

Aún falta la respuesta económica, pero ya se avanza en la aplicación de la medida; por ejemplo, la vía Primelles fue repavimentada hace unos tres meses.

Pero los problemas en el tránsito no han terminado aquí. ¿Cuántos puntos de la ciudad presentan aún estas mismas dificultades?

La Dirección Nacional de Tránsito, en coordinación con el ISPJAE y la Comisión Provincial, continúa con los estudios, trasladados ahora hacia la rápida 5ta Avenida, y la intersección 100 y 51. Siempre con la máxima de velar por la seguridad de las personas.

Ficha Técnica:

Tema: Estudio realizado en al rotonda de la Ciudad Deportiva para mejorar la vialidad.

Tipo de reportaje: Estándar

Tipo de título: Genérico

Tipo de entrada: De resumen

Tipo de cuerpo: De bloques temáticos

Tipo de cierre: De proyección

Estrategia de fuentes:

-Dirección Nacional de Tránsito

-Mayor Eduardo Creach

-Teniente coronel Emilio Mesa Ballestero, miembro de la Comisión Provincial de Vialidad y Tránsito

-Del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, la master en Ciencias, ingeniera civil (especialista en Ingeniería Vial) Liliana Alba Menéndez

-Personas que usualmente pasan por la intersección (peatones y choferes)

-Esteban Rodríguez, trabajador del Hospital Clínico de 26

-Jorge Luis González, chofer de un camión de Servicios Comunales.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris