Facebook Twitter Google +1     Admin

TRES EN UNO

20071008224251-bici.jpg

Efraín Martínez, único entrenador cubano en el estado de Lara, Venezuela, logró llevar esta región a los primeros peldaños en los juegos nacionales, después de haberse encontrado entre los últimos. 

JOHANNA  PÉREZ  MARTÍNEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.            

Efraín Joaquín Martínez Reyes, licenciado en Cultura Física, seducido por el mundo del deporte, prefirió cambiar el  solfeo  por una raqueta de tenis de campo. Luego mudó esta por una bicicleta, pues a los 16 años comenzó a practicar ciclismo  y supo que viviría enamorado de ello. Cumplió misión internacionalista en la hermana República de Venezuela, donde obtuvo la medalla de clase única ”Juan Guillermo Iribaren” que entrega el estado de Lara, y fue el entrenador más destacado del último semestre de 2006. Por tal motivo decidí entrevistarlo, para que se conozca su trabajo y la magnífica persona que es.

¿Si estudiaba solfeo cuando niño, por qué se vinculó al deporte?

Cuando estudiaba música era menor y no sabía lo que hacía, es decir, no conocía mi objetivo principal y comencé entonces a practicar tenis de campo con  los niños del barrio y la escuela. Esto no me bastó, pues con el tiempo me di cuenta que no era lo que me gustaba. Influenciado por mi hermano mayor, atleta de ciclismo, ya fallecido, matriculé en la escuela de deporte Adolfo López Mateo en esa especialidad y supe entonces que esa era mi verdadera vocación.

El entrevistado, al hablar de su hermano Jesús Martínez, se emociona:”El influyó hasta en mi modo de pensar”, afirma. ”Me daba consejos de psicología y pedagogía. En mis experiencias, en los consejos  que les doy a mis atletas, en mis conocimientos, en mi conducta social, en todo siempre hay algo de él porque era mi ídolo”.

¿Momentos difíciles en su trabajo?

El momento más difícil en mi trabajo fue cuando empecé a entrenar triatlón en 1994, apenas sin recursos, pues producto al escaso material deportivo, tuve que  dejar de entrenar ciclismo.

¿Cómo comenzó?

De cero, busqué atletas con aptitudes para esa disciplina y trabajé con recursos propios. Fueron momentos difíciles, pues apenas se tenía apoyo de la provincia. Con el tiempo fui cosechando lo que sembré porque empezaba a sentirse La Habana, en los campeonatos nacionales.

¿Cuándo descubrió la pasión por el triatlón?

Fue un día en la playa Santa María del Mar. Yo montaba bicicleta por las calles cuando vi una competencia de ese deporte. Esto me encantó, ver a los deportistas realizar tres niveles de esfuerzo, es decir, nadar, montar bicicleta y correr, seguido uno detrás del otro. Fue entonces que busqué la forma para trabajarlo.

¿Por qué y cómo llega a Venezuela?

Estaba propuesto para ir a prestar colaboración en Guatemala, solo después de las elecciones de ese país, hasta enero del 2004, pero se presentó la solicitud de Venezuela para trabajar en el estado de Lara, a raíz del convenio Cuba-Venezuela, prioridad del INDER. Fui escogido entonces por ser el único entrenador propuesto por la Federación Cubana de Triatlón en ese momento, debido a mis resultados en el campeonato nacional y tener tres atletas promovidos en el equipo nacional.

Mi mayor aporte es, sin duda, haber llevado mi trabajo al hermano país  entre diciembre de 2003 a enero de 2006, ya que el estado de Lara se hallaba en el último lugar en los juegos nacionales de 2003 y en los del 2005. Con mi esfuerzo, ocupó el quinto puesto entre los 24 estados. Mi deporte resultó ser el de más progreso cualitativo allí.

¿Cuál considera que debe ser la mayor virtud de un entrenador?

Primero, amar su trabajo; segundo, ganarse el respeto y la admiración de sus atletas y de sus compañeros de trabajo; y tercero, que su experiencia sirva de ejemplo para otras generaciones de atletas y entrenadores. Lo que se resume en trabajar, trabajar y trabajar.

¿Qué opina sobre la práctica del triatlón?

Pienso que se ha logrado llevar a muchas partes del país donde no se hacía anteriormente. Creo que es un deporte con mucho futuro y que deberían promocionarlo más, tanto en Cuba como en otras partes del mundo.
 
Estoy satisfecho con mi trabajo hasta hoy, pero esto no quiere decir que no luche por seguir adelante. Estoy orgulloso de lo que he podido lograr porque todo lo he hecho con mis condiciones y posibilidades y siempre tomando el ejemplo de mi hermano, pues gracias a los valores profesionales, éticos y morales que me inculcó he podido ser lo que soy: un hombre presto a trabajar donde se necesite.   
 
Ficha técnica:

Tipo de entrada: Directa o de presentación
Tipo de titulo: Llamativo
Tipo de conclusión: De opinión o comentario de entrevistado
Tipo de cuerpo: Mixto
Clasificación por su contenido: De personalidad



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris