Facebook Twitter Google +1     Admin

LA OTRA GISELLE

20071108023616-justo1w.jpg

JUSTO PLANAS CABREJA,

estudiante de cuarto año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

Termina el primer acto de Giselle. Intenta bailar pero ya no puede. En medio de su locura toma una espada, aquella espada que delató a Albrecht. La toma y juega con inocencia a pasear su filo cerca de los pies de todos. Reconoce el rostro que tanto amó, recuerda que fue engañada. Albrecht es el duque de Silesia, está comprometido con Batidle, la hija del príncipe de Courtland. Albretch la engañó. Su corazón no lo resiste y muere.

Encienden las luces del teatro García Lorca y comienza el ballet del entreacto, la danza de aquellos que vinieron a la función. Alguien comenta cómo Giselle funde las dos tendencias del ballet romántico. Otros se detienen en la interpretación de Hayna Gutiérrez. Una muchacha a mi lado, médico, quiere convencerme de que si Giselle no hubiera enfermado del corazón aún estaría viva. Para otro había debutado como esquizofrénica -un psiquiatra, al parecer.

Apagaron las luces. El segundo acto se me antojó la vida cotidiana. Las wilis van y viene. Las sostiene el rencor por aquellos hombres que las abandonaron en el altar. ¿Será que las heridas pueden más que nuestra humanidad? Nadie quiere pensar en el amor. De amor ya no se muere. Pensé qué dirían nuestros periódicos, se quedarían en el valor técnico o interpretativo del Ballet Nacional de Cuba, alguna que otra revista redundaría en algunos aspectos históricos. Para todos está de más la pervivencia del amor por el perdón.

Giselle baila con Albretch toda la noche. La reina de las wilis la obliga. Se supone que el conde caiga exhausto antes del amanecer. Nosotros nunca nos cansamos. Las wilis de la vida: el trabajo, la rutina, las normas sociales nos obligan a la danza eterna de fingirnos de metal. A veces me pregunto si no llegamos a ese estado realmente. ¿Acaso hemos olvidado la obviedad?, que somos humanos.

Todos aplauden, nadie llora. Giselle desaparece con las primeras luces del día.

07/11/2007 19:36 islalsur #. Acuarela


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris