Facebook Twitter Google +1     Admin

OLGA NO PUEDE SER NOEL

20071216160539-mera.jpg

MERCEDES ALONSO,

desde República Dominicana,

cortesía para Isla al Sur.

Tiene nombre de mujer la tormenta subtropical formada fuera de fecha que abordó a las Antillas desde el Atlántico Norte.

Y aunque existe un orden alfabético para estos fenómenos dentro de la ciencia de la Meteorología, los pronósticos valen más que el nombre en cuestión.

Según anunció el Centro Nacional de Huracanes de Miami, la tormenta Olga afectará de manera directa a la República Dominicana, por lo que se impone la adopción de medidas preventivas cuanto antes.

Las experiencias, desgarradoras pero reales, deben servirnos de mucho. Noel pudo ser una simple tormenta y no lo fue. Aún sacamos muertos del alma y cuentas de nuestra economía. Por lo tanto, Olga peligra a destiempo.

Quizás sentimos que pudiéramos respirar un tanto, al concluir con noviembre la temporada ciclónica. Pero, los tiempos no ayudan ya a las predicciones. Acaso la naturaleza maltratada juegue estas malas pasadas, demasiados malas, claro está, para enseñarnos lo injusto que ha sido el ser humano con su casa mayor: el planeta tierra.

Ahora, más allá de reflexiones, las imágenes de un octubre con Noel, sus inundaciones y tragedias, colocan al país ante una alerta roja, declarada a tiempo por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Las 16 provincias de las regiones Norte, Este y Nordeste del país, se hallan en este circuito de intenso aviso. Otras seis se anuncian en amarrillo ante la cercanía de Olga.

A un lado deben dejarse proyectos y empeños de todo tipo. La tregua para los avatares electorales habla por sí sola. Otra vez la República Dominicana está amenazada por causas mayores y, en estos casos, sabemos que es imprescindible actuar a tiempo. Olga no puede ser Noel.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris