Facebook Twitter Google +1     Admin

MERCADERES 120 CON AROMA INFANTIL

20080111233703-tabaco.jpg

En el Museo del Tabaco las salas de exposiciones permanentes y transitorias acogen a niños de la capital.

ANEL REGUERA PUENTE,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

El viento se arremolinó. Unas caritas mezcladas de ansiedad e inocencia asomaron a la puerta. La tranquilidad del recinto se interrumpió para dar paso a la alegría. Los trabajadores del Museo del Tabaco acogieron a la Casa de la Niña y el Niño del barrio de Jesús María con actividades recreativas.

El museo, único de su tipo en el país, los convocó a concursos de dibujo, poesía y literatura en los que manifestaron su imaginación de acuerdo con gustos e inquietudes personales.

Se pueden mencionar otras atracciones como la selección de su pieza favorita, comparación de un objeto antiguo con otro moderno y la colección Vitofíilica, que es el arte de coleccionar anillas de tabacos y habilitaciones (recubrimiento que adorna las cajas de habanos). Esta última, es motivo de curiosidad para todos los visitantes, señaló Odalys Castro Mola, museóloga de la institución.

Los pequeños presentan trastornos de conducta y son atendidos por un grupo de psicólogos debido a disfunciones familiares. Cada visita a nuestra instalación, unido a tratamientos específicos, fuera del ambiente de sus hogares, contribuye a formar hombres acordes a los principios de la sociedad cubana, explicó la investigadora.

Ellos llegan a nuestro centro con el interés de adquirir conocimientos acerca de los primeros cultivadores de la planta en la Isla, la región donde se comenzó a cosechar y el proceso de manufactura de los habanos. Las respuestas a sus interrogantes las encuentran en voz de los especialistas de la institución, durante el recorrido por la casona, aseveró Castro Mola.

Como parte de la programación semanal, la entidad ofrece cada jueves conferencias en los círculos de abuelos, acerca del rol de la mujer cubana en las fábricas, o la tradicional presencia del lector de tabaquería. Además, efectúa galas artísticas con la actuación de figuras de la comunidad.

El Museo del Tabaco, fundado en febrero de 1993 como parte del proyecto de la Oficina del Historiador de la Ciudad, desarrolla en la actualidad un plan museológico y museográfico para una nueva sede, que se establecerá en la calle O'Reilly, y mostrará de forma amplia y fundamentada la historia del producto.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo

Tipo de lead: De ambiente

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional

Valores noticias: Proximidad, Interés humano y Singularidad.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris