Facebook Twitter Google +1     Admin

NAPOLEÓN PERDURA EN LA CAPITAL

20080119034623-napo.jpg

El Museo se encuentra en reparación capital, pero mantiene varias de sus salas abiertas, la Cátedra Martiana y la Peña de Carlos Luis de la Tejera.

YUSLAIME PUIG RODRÍGUEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

A pesar de encontrarse en reparación capital desde noviembre de 2006, en el Museo Napoleónico de Ciudad de La Habana continúan abiertas salas expositivas como el gran salón, el dormitorio, despacho, vestíbulo, sala transitoria y la biblioteca, las que ocupan la primera, tercera y cuarta plantas de la instalación.

Gema Pérez Castillo, directora del museo, afirmó que en el gran salón se presentan muestras como muebles, artes decorativas, pinturas, armas y objetos artísticos de distintas etapas desde el Directorio hasta la caída del imperio.

Añadió que en la tercera planta, ocupada por el dormitorio, el despacho, el vestíbulo y la sala transitoria, se encuentran un juego de cofre y espejo, hechos especialmente para Napoleón, una lámpara regalada a Josefina y una caja de pinturas perteneciente a su segunda esposa María Luisa, objetos que dan mucho prestigio al museo cubano.

La directora destacó que se realiza un gran esfuerzo por mantener abierto parte del centro, pues la mayoría de las salas, incluyendo el jardín, uno de los espacios más visitados por el público, se encuentran en reparación capital y sin fecha de acabado.

Aún con esos inconvenientes, se mantiene la Peña de Carlos Luis de la Tejera los últimos sábados de cada mes, la cual arriba a sus 25 años y es la más antigua de la capital y a la que acuden no solo vecinos de la comunidad, sino también de lugares alejados, manifestó Gema Pérez.

Puntualizó que a pesar de no poder atender un Aula Museo, ni brindar atención directa al adulto mayor, en el patio de la institución tiene lugar la Cátedra Martiana dos veces al mes, y se reciben visitas dirigidas  de las escuelas de la comunidad y el público en general.

En el Museo se exhiben más de 7 000 piezas provenientes de la colección del señor Julio Lobo Olvarría -multimillonario cubano de antes del triunfo de la revolución-, obras donadas, compradas por la institución y recuperadas por el Estado cubano. Inaugurado en 1961, el centro consta de cuatro plantas y originariamente era la vivienda del doctor Orestes Ferrara, abogado y político de origen italiano.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Llamativo
Tipo de Lead: De Contraste
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional

Valores Noticias: Interés colectivo, Proximidad o cercanía, Repercusión.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris