Facebook Twitter Google +1     Admin

LA LEY MENOS RESPETADA

20080418184159-mercy.jpg

MERCEDES ALONSO,
desde República Dominicana,
cortesía para Isla al Sur.

Así que el país tendrá que esperar unos dieciséis años, según el Plan Decenal de Educación 2008-2018, para que el gobierno disponga de un presupuesto destinado a las escuelas equivalente al 4.25% del Producto Interno Bruto (PIB).

Se habla de una inversión en 2009 del 2.63% del PIB; en 2010, el 3.4%; en  2011, el 3.43%; y en 2012, el 3.82%. Sería a partir de 2013, que se destinaría más del 4% del PIB, hasta que en 2014 la inversión llegaría a 4.31%; en 2015, a 4.75%; en 2016, a 4.89%; en 2017, a 5.24%; y en 2018, el 5.59%.

Como si República Dominicana pudiera darse el lujo de posponer algo tan vulnerable y delicado como la Educación.

Y siendo una de las leyes más importantes, promulgada en 1997, y que establece la inversión en la Educación de un 4% del PIB o un 16% del presupuesto general de la Nación, ha sido violada desde su génesis misma.

Se plantea que aún cuando en 2000, se invirtió un 16.21%, esta cifra significó un 2.32% del PIB, por lo que esa vez tampoco se le dio cumplimiento.

Consignas no bastan, como aquella de 1999: “Construyendo la respuesta nacional para lograr la Educación Dominicana de Calidad que queremos”. Nuestro país se halla en la penosa lista de los tres primeros en la región que invierten menos del 3% en Educación.

En esta quinta revisión de Plan Decenal, presentado por empresarios y personas relacionadas con el sector educativo, no estuvo la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), según criterio de su presidenta, María Teresa Cabrera, porque no fueron invitados. 

O se juntan las fuerzas y se garantiza el cumplimiento de políticas nacionales para su desarrollo y se financia como Dios manda este sector, o República Dominicana seguirá a la zaga, postergado en definitiva su futuro, que sólo puede salvarse a través de sus hijos e hijas, pero con las armas de las enseñanzas y el escudo indiscutible de su Educación.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris