Facebook Twitter Google +1     Admin

CUANDO SE DECIDE SER DIFERENTE

20080506214222-mariela-castro.jpg

Entrevista a la Máster Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual.


(Tomado de la Revista Alma Mater)


MÓNICA BARÓ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.


Foto: ABEL ERNESTO
 
Imagina que despiertas un día y te hallas atrapado (a) en un cuerpo ajeno, con un género contrario al cual tu mente dice que perteneces. No sabes qué hacer, internamente te sientes de una forma diferente a la que muestra tu apariencia y casi todos tus coetáneos te tratan según tu físico; pues no consiguen ver y menos aceptar tu verdadera identidad, disonante completamente con el cuerpo que la aprisiona.


Si conseguiste imaginarlo, ya sabes cómo se despiertan diariamente los transexuales que aún no han decidido conectar su interior con su exterior. En ellos existe una incongruencia entre su identidad y anatomía sexuales. Es decir, no se identifican con su sexo biológico, sino con el opuesto a este; y necesariamente no tienen que haberse reasignado sexualmente para ser considerados así.


Los transexuales pueden ser homosexuales, heterosexuales o bisexuales. Existen los transexuales femeninos y masculinos, estos últimos, nacen fisiológicamente hombres y psicológicamente mujeres y sucede de forma inversa con los primeros. Sin embargo, hasta que no concluyan la adolescencia (18 años), esta condición no puede ser confirmada.


Lograr una mayor inclusión de transexuales y homosexuales en la comunidad y mejorar su calidad de vida, están entre los propósitos del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX). Su directora, la máster en Sociología Mariela Castro Espín, concedió una entrevista a Alma Mater durante el VI Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia Sexual, desarrollado en Ciudad de La Habana.


-¿Cuáles han sido las contribuciones de estos Congresos?


Los Congresos han facilitado el intercambio científico de los avances que se van teniendo en el país. Uno nota que el nivel profesional es cada vez más alto; y a pesar del bloqueo, los profesionales cubanos están muy actualizados y en contacto con el mundo exterior, lo cual se aprecia en los resultados de las investigaciones. Pero lo que más me gusta de este en particular, es que nos hemos centrado en tareas priorizadas de nuestro trabajo que se implementan en la práctica social.


Según Mariela Castro, el Ministerio de Salud Pública aprobó recientemente una resolución ministerial que autoriza la realización de la reasignación sexual (cambio de sexo) en Cuba, a pacientes diagnosticados por el CENESEX. Esta intervención quirúrgica no es un lujo -como piensan algunos- sino una necesidad para estas personas, tal como explicaron diversos especialistas en este evento.


Considera que la aversión hacia homosexuales y transexuales sea consecuencia de desinformación o de la existencia de un pensamiento arcaico, machista…


De todo eso junto. Tiene que ver con ignorancia y prejuicios que se construyeron a lo largo de la historia para minimizar a esas personas. Siempre en las relaciones de poder, uno busca los argumentos para demostrar superioridad con respecto a otros, como mismo sucede con la raza, el género, la orientación sexual, las discapacidades, las culturas, las ideologías...


Y por ahí es por donde va el problema: en resolver esos abusos y juegos de poder que se han tratado de instituir históricamente. Hay que trabajar por desarticular todas esas ideas que establecen que un ser humano es superior a otro y que por eso puede humillar, explotar, o hasta desaparecer de la tierra al "inferior".


-De acuerdo a su experiencia profesional, ¿cómo reacciona la población cubana ante el tema de la transexualidad?


La gente lo que no entiende lo rechaza, pero cuando tú se lo explicas, lo logran entender rápidamente. Y esa es la experiencia que hemos tenido en esta estrategia, donde hemos impartido seminarios, charlas y conferencias en la Escuela Nacional del Partido Ñico López, en la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), en los Comités de Defensa de la Revolución (CDR)… En todos los lugares en los que hemos ido a dar charlas, la gente termina comprendiendo y agradeciendo la información que le damos para sacarlas de la ignorancia.


Y si ahora los medios ayudan a que las personas tengan más información, por supuesto que van a ser más conscientes, comprensivas y respetuosas.


-¿Cree que en un futuro sea posible la legalización del matrimonio entre parejas homosexuales en Cuba?


En estos momentos no lo sé. Incluso muchos homosexuales se me han acercado a decirme que no pierda tiempo en insistir en el matrimonio homosexual, pues eso no es lo que les interesa. Aquí el matrimonio no es tan importante, lo que es importante es la familia. Y en la vida de las personas homosexuales es igual, les importa su vida en pareja y el reconocimiento de sus derechos patrimoniales principalmente.


Algunos me han dicho: "Ni te esmeres en lograr el derecho de adopción porque en Cuba casi no hay niños para adoptar y nosotros siempre no las arreglamos para tener nuestros hijos".


-¿Qué metas se ha trazado el CENESEX para el 2008?


Trabajar en la atención integral a personas transexuales, avanzar en las tres iniciativas jurídicas: Código de Familia, Ley de Identidad de Género, y la Resolución del Ministerio de Salud.


Fortalecer el trabajo en las distintas aristas del Programa Nacional de Educación Sexual, los temas sobre género -del hombre y la mujer- que incluyen violencia, prevención de abuso sexual infantil y una mejor atención a la población cuando solicite servicios en este sentido. También queremos fortalecer los servicios en las consultas de sexología de los policlínicos, junto a los temas sobre medicina y psicoterapia sexual.


-¿Tiene el CENESEX algún proyecto para acercar y difundir todos estos asuntos -en especial el de la transexualidad- en el ámbito universitario?


Precisamente por eso invitamos a este congreso a Adalberto Hernández, presidente nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), porque es una vieja tarea que no habíamos logrado desarrollar y queremos que las organizaciones estudiantiles se integren más al trabajo que realiza el Programa Nacional de Educación Sexual.


Además, la revista Alma Mater está cada vez más interesada, y nosotros poco a poco le vamos facilitando información para que sea un espacio educativo para los jóvenes universitarios.


También quisiéramos trabajar más estrechamente con la editorial Abril, para que a todas las edades lleguen los mensajes; principalmente de las cuestiones de género y del respeto entre hombre y mujer.


-Entonces, ¿existe la posibilidad de que a la Universidad lleguen especialistas a impartir conferencias y dialogar con los estudiantes?


Si la FEU y las instituciones lo solicitan, nosotros lo hacemos con mucho gusto, siempre ha habido quien lo haga. Nos localizan, nos llaman y lo hacemos. Todo depende de que ustedes se interesen y lo organicen.

06/05/2008 14:42 islalsur #. Acuarela


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris