Facebook Twitter Google +1     Admin

QUEREMOS BAJAR DE PESO

20081127235307-peso.jpg

El doctor Luis Muro propone una tabla calórica para combinar con lo que “tengamos” en casa.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

¿Cuántas dietas hemos comenzado alguna vez? ¿Cuántas quedaron inconclusas por falta de voluntad, recursos o abastecimientos? Mantener esbelta la figura es en nuestros días una preocupación frecuente tanto en mujeres como en hombres, jóvenes y menos jóvenes. Y no se trata solo de sentirnos estéticamente mejores, sino, lo fundamental, mantenernos saludables y prepararnos para una vida longeva con calidad.

Cuando aún era una periodista joven, el doctor Luis Muro, especialista en Nutrición y una carrera que ya sobrepasaba en mucho los años necesarios para la jubilación, me concedió una entrevista para la publicación en la que entonces trabajaba. Ahora, en la docencia, en permanente vínculo con muchachos que a veces siento atormentados por unas libras de más, retomo íntegro aquel diálogo con la certeza de que les aclarará dudas y los ayudará a buscar vías personales que permitan lograr el deseado peso.

¿Mi opinión? No es infalible, pero sí, de las posibilidades que conozco para seguir regimenes, es la más apta para todos los bolsillos y permite, en medidas reguladas, consumir todo cuanto se cocina en nuestras casas.

-Doctor Muro, en términos generales, ¿por qué se produce la obesidad?

Es un error conceptuarla como problema único, por eso debemos hablar de obesidades. Entonces, podemos decir que básicamente es un aumento de grasa en el cuerpo y, definida, la ingestión por encima del gasto calórico. Hay muchos factores que contribuyen, entre ellos, los genéticos, psicológicos, el consumo de determinados medicamentos, los educacionales y sociales –estos últimos alcanzan hasta el 85 por ciento en la causa de su prevalencia en los adultos-.

-¿Cómo surge la dieta que propone, basada en la tabla de las 1 200 calorías diarias?

La práctica me ha enseñado que no se puede mantener durante mucho tiempo una dieta sobre la base de determinados alimentos cárnicos o de vegetales, porque no siempre se pueden comprar por múltiples razones. Por eso es preferible enseñar al paciente a mantenerse en las 1 200 calorías diarias, de manera que pueda también medir su autocontrol.

-¿Cuántas personas incorporaron la dieta mediante el tratamiento directo en su consulta?

La he aplicado en no menos de 400 casos y en un por ciento mayoritario ha tenido éxito. Debemos tener en cuenta que todo el mundo quiere bajar de peso, pero no todos tienen conciencia para ello, no lo interiorizan. El individuo tiene que saber por qué, cómo y hasta qué punto debe perder peso y hacerlo hasta que considere oportuno.

-¿Es una dieta aplicable a todos los adultos, independiente de edades, profesiones, oficios, patologías?

A la inmensa mayoría le sirve, pero hay que tener en cuenta a los obreros con actividades físicas extenuantes; para ellos, la dieta sería de unas 1 500 calorías, depende, hay que analizar casuísticamente. También puede aplicarse a pacientes con insuficiencia coronaria, diabéticos, infartados, entre otros, pero todos, bajo la supervisión médica. Una recomendación: caminar, es el más saludable de los ejercicios y no hace daño.

-¿Qué dieta sugiere para los niños?

No es recomendable dietas estrictas para ellos, están en edad de crecimiento, al no ser casos de pesos desmesurados. No obstante, esta sirve, pero básicamente recomiendo para los niños sanos una reducción de “chucherías” y aumentarles la actividad física.

-De mantener sus consejos en el régimen que usted propone, ¿cuál es el promedio de pérdida de peso semanal?

Depende del peso inicial de la persona, de lo estricto que lleve el tratamiento y de la tención de líquido que haga. Un estimado, haciendo de forma “cuartelaria” la dieta, puede ser entre cuatro y diez libras en una semana. Mientras más peso se tiene, más se baja al principio porque lo que se pierde fundamentalmente es agua y no grasa, que es lo más difícil.

-Suele ocurrir que el paciente abandone la dieta.  Entonces, ¿qué resortes psicológicos son oportunos?

El principal mecanismo es aprender a utilizar la voluntad, sin ella nada es posible. Lo primero es autoconvencerse de que debe bajar de peso. Si la persona llega con la idea de que yo no lo puedo ayudar, no lo podré persuadir y la pelea está perdida.  

Este tema es importante, porque lo peor es que el paciente tiene un sentimiento de indefensión y piensa que si tuvo un fracaso ocasional, no puede continuar con la dieta. Hay que inculcarle el autocontrol.

-¿Y su método para tratar al obeso?

Tengo algunos conceptos establecidos en mis consultas. Primero, se oye no solo lo que se dice, sino cómo se dice y lo que no se dice. Segundo, hay que interesarse por su vida en general, sus significados y falta de significados. Tercero, debe sentir que puede hablar sin miedo a ser prejuzgado. A pesar de pedir que lo regañen, en realidad no lo desea. Cuarto, tácticas de amenazas y miedo solo aumentan su ansiedad y abandono del tratamiento: Quinto, el terapeuta debe percibir todo progreso, dando estímulos y alabanzas. Sexto, hay que preparar al paciente para enfrentar reacciones de familiares, amigos y compañeros de trabajo.

-¿A qué se denomina “meseta”?

En ella entran todos. Es el período en que se mantiene estacionario el peso y no se baja a pesar de la dieta rigurosa y de la actividad física. Esto es un problema metabólico, un proceso de adaptación de la ingestión y el gasto. Mientras más se pierde peso, más disminuye el metabolismo.

-En la tabla calórica faltan elementos básicos como café, té, sopa y los fritos, ¿por qué la ausencia?

Ellos forman parte de las cosas que se añaden, hay que combinar sus elementos con lo que aparece en la tabla. Por ejemplo, el té. En ese caso, uno suma azúcar y el limón que agrega. El agua es despreciable en términos de valor calórico. 

-Existe la creencia popular de que si la mujer logra mantener una buena figura hasta los 35 años, asegura una vejez esbelta. ¿Es cierto?

No se puede aceptar bajo ningún concepto. Una mujer puede convertirse en obesa tan pronto aumente su ingestión en relación con el gasto calórico.

-Por último, ¿sugiere consultas colectivas y voluntarias?

Considero que son muy efectivas, la persona aprende nuevos conceptos alimentarios y se embulla y motiva a otros que lo necesiten, a bajar de peso. Establece un compromiso individual con el médico y otro colectivo, eso ayuda moralmente. No hay para mí mayor placer que devolverle la alegría a un paciente e incorporarlo apto a la sociedad tanto físico, como mentalmente.

TABLA CALÓRICA (Alimento, Medida, Calorías)

Aceite o manteca, 1 cucharada, 135
Aguacate, 1 taza, 210
Arroz cocinado, 1 taza, 215
Azúcar blanca, 1 cucharadita, 25

Barquillo, 1 unidad, 45
Batido de chocolate, 1 taza, 280
Batido de frutas, 10 onzas, 124
Biscochito, 1 unidad, 35

Cake de chocolate, 1 cuña, 420
Cake de merengue, 1 cuña, 504
Calabaza cocida, 1 taza, 100
Cangrejito, 1 unidad, 165
Capuchino, 1 ración, 125
Caramelos duros, 1 unidad, 19
Carne de cerdo, 3 onzas, 327
Carne de res, 3 onzas, 133
Cerveza clara, 1 botella, 120
Cóctel de ostiones, 1 ración, 40
Coffecake, 1 unidad, 248
Compota, 4 cucharadas, 46
Croquetas, 1 unidad pequeña, 86

Chorizo, 1 unidad, 370

Doubot, 1 ración, 172
Dulce de guayaba, 1 pedacito, 140
Dulce de harina, 1 unidad, 182
Dulce en almíbar, media taza, 252
Dulces caseros, media taza, 184

Espaguetis con carne, 1 ración, 669
Espaguetis napolitano....1 ración,..….......658

Fritas, 1 unidad, 331
Frozen, 1 taza, 60
Frutas ricas en vitamina C, 1 taza, 70
Frutas varias, 1 taza, 140

Galletas, 1 unidad, 22
Granos (Frijoles), 1 taza, 120
Guarapo, 1 taza, 171

Hamburguesa, 1 unidad pequeña, 110
Helado Coppelia, 1 bola, 168
Helados varios, 1 bola, 75
Huevo frito, 1 unidad, 111
Huevo hervido, 1 unidad, 75

Jamón cocido, 3 onzas, 123
Jamonada, 3 onzas, 223
Jugo enlatado, 1 taza, 154
Jugo fresco, 1 taza, 85

Leche condensa, 5 cucharadas, 230
Leche descremada, 3 cucharadas en polvo, 85
Leche evaporada, 1 taza al 50%, 160
Leche fresca, 1 taza, 130

Malta, 1 botella, 190
Mantequilla, 1 cucharada, 73
Mayonesa, 1 cucharada, 109 

Paletica de chocolate, 1 unidad, 314
Pan de flauta, 3 dedos, 190
Pan suave, 1 pequeño, 118
Panetela, media cuña, 46
Panquecito, 1 unidad, 178
Papa frita, media taza, 342
Papa hervida, 1 taza, 120
Papa rellena, 1 unidad, 225
Pasta de bocaditos, 1 cucharada, 71
Pasta de guayaba, 1 cucharada, 46
Pastas cocidas, 1 taza, 190
Perro caliente, 1 unidad, 75
Pescado fresco, 3 onzas, 99
Pie de frutas, 1 cuña, 410
Pizza de chorizo, 1 unidad, 863
Pizza de embutido, 1 unidad, 736
Pizza de pimientos, 1 unidad, 652
Pizza napolitana, 1 unidad, 659
Pollo fresco, 3 onzas, 224
Pudín, 2 cucharadas, 46

Queso crema, 1 unidad pequeña, 191
Queso Patagrás, 3 onzas, 322
Queso proceso, 3 onzas, 247

Rábano, 4 rodajas, 10
Refrescos, 1 botella, 90
Ron y similares, 2 onzas, 153

Sidra, 6 onzas, 95
Sorbetos, 1 unidad, 15

Tamal, 1 unidad, 418
Tostón, 1 unidad, 83

Vegetales encurtidos, 1 taza, 35
Verduras (hojas), 1 taza, 30
Verduras (varias), 1 taza, 50
Vermouth dulce, 2 onzas, 165
Viandas cocinadas, 1 taza, 270
Vino dulce, media taza, 233
Vino seco, 3 onzas, 75

Yemitas, 1 unidad, 160
Yogurt, 1 taza, 130

GASTOS CALÓRICOS POR ACTIVIDAD (Calorías por minuto, Actividad)

1: Acostado
1,5: Sentado
1,7: De pie
1,7-2,3: Trabajo de oficina
2,1: Cocinar
2,3: Trabajo de laboratorio
2,6: Manejar
3: Zapatero
3,2: Limpieza ligera
3,5: Caminar despacio
4: Carpintero
5,7: Caminar moderado
6: Bajar escaleras
6,6: Gimnasia
7: Bicicleta (12 kilómetros por hora)
8: Nadar
9,5: Correr (8 kilómetros por hora)
10,8: Caminar rápido (8 kilómetros por hora)
18: Subir escaleras

 

27/11/2008 16:53 islalsur #. Acuarela


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris