Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS GEOCIENCIAS TAMBIÉN EXISTEN

20090416042657-marita.jpg

 

La Sociedad Cubana de Geología y el Ministerio de la Industria Básica aúnan esfuerzos para atraer a los jóvenes al estudio de la tierra y suplir la carencia de trabajadores del sector.

 

 

MARITA PÉREZ DÍAZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Con el 38 por ciento mayor de 55 años, la cantidad actual de trabajadores de las geociencias no es suficiente para cumplir los objetivos del desarrollo sostenible del país, y los graduados anualmente de estas carreras no cubren el déficit de profesionales.

Esta problemática se debatió en la III Convención Cubana de Ciencias de la Tierra, Geociencias 2009, celebrada recientemente en el Palacio de las Convenciones, en la capital, y donde asistieron más de 800 representantes de casi 40 países para analizar los principales retos que enfrenta el sector en la Isla.

“El periodo especial trajo como consecuencia que disminuyera el trabajo geológico y minero, por tanto, muchos especialistas buscaron puestos de mayor remuneración y ocurrió el desvío de profesionales, sobre todo, para el sector turístico y de los servicios”, afirmó Manuel A. Iturralde Vinent, presidente de la Sociedad Cubana de Geología.

Según los análisis realizados en la Convención, si se tiene en cuenta el incremento actual y perspectiva de las inversiones en minería y petróleo, la colaboración internacional, y las actividades vinculadas con la construcción, el abasto de agua, y la reducción de riesgos naturales, los 772 geólogos, geofísicos y mineros no podrán encargarse de todas las tareas.

Las matrículas de carreras como Geología y Minería disminuyeron desde principios de la década del 90, en gran medida, debido a que los estudiantes no conocen el contenido de esas carreras. Actualmente solo se estudia en Holguín y en Pinar del Río.

En una encuesta realizada a un grupo de estudiantes de primer año de Geografía, en la Universidad de La Habana, el ciento por ciento manifestó que no conocía de la carrera de Geología antes de entrar a la Casa de Altos Estudios.

“Ahora que estudio Geografía, sé lo que es la geología porque nos dan los fundamentos de esa especialidad en la carrera. Yo no la cogería, no me gusta, pero debería saber eso desde el preuniversitario”, dijo Adrian Ovidio García.

Celia Villegas Macías, alumna del mismo grupo, expresó: “Si se abriera Geología o Geofísica en La Habana, quizás hubiera optado por una de ellas. Aunque es verdad que las prácticas profesionales son mejores en Oriente o en Pinar, debido a sus características naturales”.

El doctor Iturralde Vinent comentó al respecto que el problema del desinterés por las geociencias no es propio de Cuba. Ocurre a nivel mundial, desde la aparición de la informática y otras carreras que  resultan más atractivas a los jóvenes: “Algunas veces a los muchachos no les gustan  estas profesiones, simplemente porque  no conocen la aplicación que ellas tienen y el campo de posibilidades laborales”.

La primera escuela de Geología, Geofísica y de Ingeniería de Minas, se fundaron después del Triunfo de la Revolución. A partir de entonces se inició un intenso programa de investigaciones, con la cooperación de los países socialistas de Europa y su Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME).

“La sabia decisión del Gobierno Revolucionario de crear instituciones educacionales formadoras de obreros calificados, técnicos medios y profesionales universitarios en las especialidades geólogo-minero-geofísicas, garantizó el imprescindible capital humano de alta calificación, capaz de sustentar el desarrollo de este estratégico sector en nuestro país”, apuntó en el 2007 la ingeniera Yadira García Vera, titular del Ministerio de la Industria Básica, al inaugurar la II Convención Cubana de Ciencias de la Tierra.

El ingeniero geólogo Luis Jorge Valdivia Cabargas, especialista en tratamiento del agua en Cayo Coco, provincia de Ciego de Ávila, explicó que con el derrumbe del Campo Socialista se paralizaron los proyectos relacionados con el CAME y muchos geocientíficos se quedaron sin trabajo: “Yo continúo vinculado a lo que estudié, pero no todos mis compañeros corrieron la misma suerte”.

El colapso del campo socialista interrumpió drásticamente la logística del Servicio Geológico cubano. Actualmente no se estudia la carrera de Geofísica en el país, excepto un postgrado en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE). En lo que respecta a los técnicos medios y obreros calificados en estas especialidades, la situación es crítica, pues son casi inexistentes.  Para responder a esta necesidad, el Ministerio de la Industria Básica abrió dos escuelas de técnicos, una en Pinar del Río y otra en Santa Clara.

Gilberto Fundora Herrera, funcionario del Departamento de Formación de Profesionales del Ministerio de Educación Superior, argumentó que estas carreras son bastantes costosas: “No basta con que el país tenga necesidad de profesionales de las geociencias, también hace falta un respaldo económico. Debido al bloqueo impuesto hace 50 años por Estados Unidos nos encontramos en una situación muy difícil, unida a la crisis mundial.

“Por eso, estamos reorientando las ingenierías al estudio del petróleo, para contribuir económicamente al país y así ayudar a generalizar las geociencias. Bajo esta perspectiva se piensa abrir carreras como Geología o Geofísica en Ciudad de La Habana, específicamente en el ISPJAE”, declaró Fundora Herrera.

La Sociedad Cubana de Geología y el Ministerio de la Industria Básica se esfuerzan hoy por  trabajar con los jóvenes para atraerlos hacia la profesión y, además, fomentar círculos de interés, como el de Paleontología (estudio de los animales prehistóricos) en el Museo Nacional de Historia Natural.

Durante la III Convención Cubana de Ciencias de la Tierra, celebrada el pasado mes de marzo, también se presentó el libro Geología de Cuba para todos, el cual recoge los temas impartidos en el curso Naturaleza Geológica de Cuba, televisado los años 2007 y 2008. Tanto el libro como el curso en formato DVD, están en manos de las filiales de la SCG en cada provincia, a fin de ponerlos a disposición de los interesados. 

Amelia Brito y Gustavo Echevarría, primeros graduados cubanos en Geología, invitan hoy a los jóvenes a enamorarse como ellos de esa carrera que tantas satisfacciones les ha proporcionado. En particular, la Doctora en Ciencias Amelia Brito es un ejemplo de que las mujeres pueden  practicar las carreras de ciencias de la tierra y tener éxito en su vida personal.

RECUADRO
 
EL ESTUDIO DE LAS GEOCIENCIAS EN CUBA

Desde que en los años 60 se abrieron en Cuba las carreras de Geología e Ingeniería en Minas, según los datos aportados por el MES, se han graduado 2 883 geólogos y 962 mineros; y en el curso 2008-2009 se matricularon 183 en ingeniería Geológica y 117 en ingeniería de Minas. Es importante resaltar que un número importante de estos graduados y alumnos del presente curso, provienen de países con los cuales Cuba mantiene estrechos lazos de colaboración. De esta manera los educadores de las geociencias colaboran con la formación de profesionales calificados que realizan su trabajo no sólo en Cuba, sino en sus países de origen.

Ficha Técnica:

Tema: Estudio y campo profesional de las geociencias en Cuba.

Propósito: Demostrar el déficit de geocientíficos y la no incorporación de los jóvenes a estas carreras.

Objetivos Colaterales: Demostrar que el trabajo del geocientífico es importante para la sociedad, así como hacer un llamado sobre la urgencia de aplicar variantes para la orientación vocacional de los jóvenes a estas carreras. Explicar por qué hay déficit de geólogos, mineros y geofísicos. Explicar por qué los estudiantes no optan por esas carreras.

Estrategia de Fuentes:

Doctor Manuel A. Iturralde Vinet, presidente de la Sociedad Cubana de Geología.
Boletín de la SCG. Vol.8, No.1, enero-abril 2008.
García Vera, Yadira. Discurso pronunciado el 21 de marzo de 2007. Boletín de la SCG. Vol.7, No.2-3, mayo- diciembre 2007.
Iturralde Vinet, Manuel. Noticias. Boletín de la SCG. Vol.8, No.2-3, mayo- diciembre 2008.
Resúmenes de los planes de estudio C perfeccionados del Ministerio de Educación Superior.
Gilberto Fundora Herrera, funcionario del Departamento de Formación de Profesionales del Ministerio de Educación Superior.
Prontuario de estadísticas del Ministerio de Educación Superior.
Discursos pronunciados en la clausura del III Convención Cubana de Ciencias de la Tierra, Geología 2009.
Adrián Ovidio García y Celia Villegas Macías, estudiantes de primer año de Geografía de la Universidad de La Habana.
Geología. En: www.wikipedia.com
Geociencias. En: Enciclopedia Encarta 2008.
Llamado a la juventud de promotores de la geología en Cuba. Nota de la AIN del 19 de marzo del 2009. (Amelia Brito y Gustavo Echevarría)

Soportes a emplear

Hecho: La cantidad actual de geocientíficos no es suficiente para cumplir los objetivos del desarrollo sostenible, mientras que los graduados anualmente no cubren el déficit de profesionales.

Contexto: Celebración de la III Convención Cubana de Ciencias de la Tierra, Geociencias 2009. Publicación del libro Geología de Cuba para todos.

Antecedentes: Se muestran antecedentes del estudio de la geología y otras geociencias en Cuba desde antes del triunfo de la Revolución hasta nuestros días.

Fuentes: La estrategia antes mencionada

Juicios empleados:

Se emplean juicios analíticos en todo el trabajo para explicar por qué no existe el relevo de jóvenes ante la escasez de geocientíficos. Además se emplean juicios de valor como el del doctor Manuel Iturralde, quien hace una evaluación de la situación actual del país: la de los estudiantes, que dieron su opinión sobre el tema del estudio de las geociencias en La Habana y el juicio de valor del funcionario del Ministerio de Educación Superior, Gustavo Fundora.

Texto complementario: Recuadro sobre el estudio de las geociencias en Cuba.

Tipo de título: Llamativo.


Tipo de lead: Sumario de Cómo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris