Facebook Twitter Google +1     Admin

EN LA CONFIANZA ESTÁ EL PELIGRO

20090420153343-quemados.jpg

El número de muertes por contacto eléctrico en la población cubana  es un hecho alarmante: el pasado año alcanzó  la cifra de 38 casos.

LEYDA MACHADO ORAMAS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

“Vale más, pero mil veces más, la vida de un solo ser humano,
que  todas las riquezas del hombre más rico del mundo.”
Ernesto Che Guevara.

En el 2008, 46 familias cubanas sufrieron daños a causa de accidentes por contacto eléctrico, los cuales provocaron la pérdida de 38 vidas humanas. En este año ya se reportan nueve casos, de ellos, cuatro mortales, tres de grandes consecuencias y el resto ligeras secuelas, según revelan estudios de la Unión Eléctrica (UNE).

Rosa M. Suárez Peña, especialista del Departamento de Seguridad e Inspección de la entidad, explicó que con el aumento de esos sucesos se hizo mayor la preocupación por investigar  las causas que los originan y encontrar alternativas al problema.

“A partir del 2005 la empresa comenzó un estudio profundo de  esos accidentes. En el año 2006 se reportaron 58, en el 2007, 57, y en el 2008, 46. Como es evidente, ocurrió un ligero descenso, resultado de las acciones de prevención”, destacó  la especialista.

Como parte de esas tareas comenzó en el 2007 una campaña llevada a cabo por la UNE, y dirigida también por Rosa M. Suárez, titulada Uso seguro de la Electricidad, la cual se basa en transmitir  consejos a la población, para que las personas  aprenden a convivir con la corriente de forma segura.

“La principal enseñanza es que comprendan que la energía circula a nuestro alrededor y debemos valorar sus riesgos”, afirmó el ingeniero Yohán Martín Álvarez, director del Departamento de Seguridad e Inspección de la UNE.

Los accidentes de ese tipo ocurren generalmente por ignorancia, negligencias y violaciones de normas: “Algunos casos se dan por fallos en las líneas eléctricas, y aunque suceden en algún momento, no representan el mayor por ciento, pues si una línea se cae y va a tierra, acciona un interruptor y se enfría”, agregó el experto.

Según la especialista Suárez Peña, un elemento esencial en esos  fenómenos es “la existencia de «tendederas» ilegales y fuera de normas técnicas en el interior de las casas y que, incluso, las  hacen desde el tendido energizado, algo prohibido por la ley”.

Existen, además, causas técnicas del Sistema Energético Nacional, al cual desde hace muchos años no se daba mantenimiento capital, por lo que las líneas se fueron deprimiendo.

“Para contrarrestar las fallas se aplica en todo el territorio el programa de rehabilitación de redes, que se encuentra a un 65 por ciento. Con este plan mejorarán el voltaje en el país, el servicio eléctrico y disminuirán los accidentes”, añadió la especialista.

Los niños no están exentos de riesgos. En el 2007 se reportaron 17  casos, y aunque no todos sufrieron las mismas consecuencias,    fue común que en muchos de ellos, los menores se encontraran  confeccionando palomares o empinando papalotes con hilo de cobre, cerca de los tendidos de alta tensión.

Estadísticas de la UNE demuestran que los más perjudicados en percances con la electricidad son los hombres entre 35 y 45 años de edad, así como niños y adolescentes entre 10 y 16. Aparecen registradas como las provincias de mayor incidencia, Santiago de Cuba con seis hechos  mortales, y le siguen con cuatro, Ciudad de La Habana y Matanzas. En total, se conocieron 38 muertes en el país, que unidas a ocho personas sobrevivientes, suman 46 accidentes  durante el 2008.

Según refieren los estudios, los accidentes no se pueden delimitar en una fecha específica, pues las causas son muy fortuitas y pueden  ocurrir en cualquier momento. A pesar de ello, una parte considerable de los hechos se registra principalmente los sábados y domingos, en el horario comprendido entre las 9:00 a.m. y las 10:00 p.m., y se estima sea porque es un espacio habitual para hacer reparaciones en los hogares.

La educación es uno de los principales  medios para profundizar en el comportamiento de esos fenómenos y en el tratamiento preventivo que debe realizarse con los pequeños de la casa, quienes son los más propensos a esos incidentes.

María de los Ángeles González, profesora de la Facultad de Comunicación en la Universidad de La Habana, insiste en la necesidad de prestar más atención a todas las advertencias, olvidadas regularmente  por los jóvenes.

“Aunque a veces el mensaje resulte trillado, debemos hacer énfasis en no tocar, apartar o desenredar cables eléctricos caídos en el suelo, placas u otros sitios. También es recomendable evitar la elevación y el descenso de antenas televisivas en áreas donde las líneas estén próximas.”

Sobre las principales consecuencias médicas que traen los accidentes, la doctora Judith González Salgado, especialista de primer grado en Medicina General Integral, explica: “La más  temida es la fibrilación ventricular y constituye la principal causa letal por choque eléctrico, pues depende mucho del lugar donde ocurra el hecho y de la existencia de personas preparadas para aplicar  las medidas de reanimación en el momento.

“La asfixia, que sigue en orden de frecuencia, se presenta cuando la corriente atraviesa el tórax e impide la contracción de los músculos de los pulmones y la respiración, de forma tal que genera el paro respiratorio.”

Como parte de la labor desarrollada por la UNE, se efectúan barrios-debates en distintos Comité de Defensa de la Revolución de la capital, los cuales ya suman más de 11 500 que han dado muy buenos resultados.

La División de Propaganda y Publicidad del Instituto Cubano de Radio y Televisión colabora en la campaña con la realización hasta el momento de 13 spots, los cuales se basan en sucesos reales, para que la población tenga una referencia  directa  de hechos que le atañen.

En los últimos años se han reportado varios casos similares al de Félix*, quien ignorando las advertencias de los vecinos del  Consejo Popular # 5 del municipio Plaza de la Revolución, subió a una mata de aguacates y al rozar con la vara de metal los cables del tendido eléctrico, perdió la vida.

Nirio Duribe Lescaille, vecino del fallecido, comenta que lo había alertado en varias ocasiones, e incluso, advertido del riesgo minutos antes de que sucediera la tragedia: “Cómo es posible que un hombre adulto, responsable, después de cinco llamadas de atención, no comprendiera el peligro al que se exponía”.

Uno de sus amigos del barrio, Jorge Luis González, confiesa ahora que ya  nada es igual: “De la alegría que siempre transmitía, solo dejó una dolorosa lección: con la electricidad no se juega”.

Luego de dos años de iniciada la campaña, tanto la directiva como el ingeniero al frente del Departamento que la asesora, consideran que el proyecto ha sido efectivo, pues en relación al 2008, los accidentes disminuyeron en un 11 por ciento.

El Doctor en Ciencias Médicas Francisco Valdés Lazo, pediatra especialista de la Dirección Nacional Materno-Infantil del Ministerio de Salud Pública , declaró al periódico Granma en febrero de 2009 que la electrocución continúa siendo en el país una de las principales causas de muerte en los niños, aunque en los últimos cuatro años ha disminuido el número de fallecidos.

Sin embargo, a pesar de los logros en ese sentido, la especialista Rosa M. Suárez comenta que: “Aún queda un largo camino por recorrer, pues aunque la reducción es evidente, los accidentes por contacto eléctrico continúan llevando el luto a muchos hogares cubanos”.

*Nota: El nombre del fallecido ha sido cambiado para mantener la privacidad.

Recuadro:

Los meses de mayor incidencia: Agosto: con 9; Septiembre: con 8.

Días de la semana: Sábados y Domingos.

Edad más frecuente: De 35 a 45 años con 16 accidentes.

Hora: de 9:00am a 10:00pm

Ocupación: Trabajadores: 17; Estudiantes: 6; Amas de casa: 4; Desvinculados: 4.

FICHA TÉCNICA:

Tema: Los accidentes por contacto eléctrico en la población cubana.

Propósito: Demostrar cómo a pesar de la labor preventiva que  realiza la Unión Eléctrica, conjuntamente a  otras instituciones del país, continúan los accidentes de esa naturaleza.

Objetivos colaterales: Analizar el comportamiento de esos accidentes desde distintas aristas. Resaltar la tarea desarrollada por la Campaña Nacional Uso seguro de la electricidad, en función de la disminución y erradicación de esos incidentes.

Estrategia de fuentes:

Directas. Entrevistas realizadas a:

Rosa María Suárez Peña, especialista del Departamento de  Inspección y Seguridad de la Unión Eléctrica, y directora de la campaña nacional Uso seguro de la electricidad.

Ingeniero Yohán Martín Álvarez, director del Departamento de Seguridad e Inspección de la Unión Eléctrica.    
 
Jorge Luis González de la Paz y Nirio Duribe Lescaille, vecinos del fallecido.

Profesora María de los Ángeles González, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Doctora Judith González Salgado, especialista de primer grado en Medicina General Integral.

Documentales:

Suárez, Peña Rosa María. Manual de Prevención de Accidentes  Eléctricos a la población. Unión Eléctrica.2007.

Estadísticas de la Unión Eléctrica.

De la Osa, José A. “Los accidentes, primera causa de muerte en edades pediátricas” (2009): En Granma, 21 de febrero, Ciudad de La Habana, No.75, 1964, p.3.

Power Point utilizado por la especialista Rosa M. Suárez en el II Congreso Latinoamericano, América Central y el Caribe sobre prevención de accidentes por contacto eléctrico.

Soportes a emplear: Los soportes empleados para el desarrollo de esta nota interpretativa fueron:

El hecho: es decir, los accidentes por contacto eléctrico en la población cubana.

El contexto: El incremento de los accidentes en el país, por edades y provincias, como resultado de la incultura energética de la población.

Antecedentes: Las investigaciones de la UNE, a partir del aumento de los incidentes de este tipo en el país. 

Proyecciones: La  disminución  hasta la erradicación del problema, como respuesta a las actividades  de prevención desarrolladas por la UNE.

Fuentes: La estrategia de fuentes antes mencionada. El contraste de fuentes, la utilización de datos y explicaciones, además de las respuestas de los entrevistados, los cuales responden a las preguntas básicas: por qué y cómo.

Texto complementario: Recuadro.

Tipos de juicios:

En el trabajo predominan los juicios de valor, los cuales están sustentados por declaraciones de personas autorizadas, como es el caso de los especialistas de la UNE, Yohán Martín Álvarez y  Rosa M. Suárez Peña. Además, constituye un  juicio valioso, el criterio de la doctora Judith González Salgado.

También sobresalen los juicios analíticos, basados en investigaciones. Tal es el caso de los datos ofrecidos por los especialistas, los cuales son el resultado de un profundo estudio por parte de la UNE. Estos juicios están presentes también, en el análisis y la opinión respecto al tema, de diferentes actores de la sociedad, como por ejemplo, el criterio de la profesora María de los Ángeles González, y las declaraciones de los vecinos del fallecido, Jorge Luis González de la Paz y Nirio Duribe Lescaille.

Tipo de título: De alusión a refrán.

Tipo de lead: Lead especial de datos múltiples.
             

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris