Facebook Twitter Google +1     Admin

PROFESIONAL SIEMPRE

20090504200309-indira-index-entregan-cuba.jpg

Premio Nacional de Periodismo en 2006, el ejemplo de Roberto Agudo trasciende su muerte y se vuelve paradigma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana y del gremio.


INDIRA IGLESIAS ALARCÓN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Roberto Agudo García fue el primer periodista cubano que realizó una transmisión vía satélite. Eso me cuenta ahora Marilis Suárez, periodista ella también y su compañera en la vida, sentadas las dos en la redacción de la revista Mujeres donde ha trabajado la mayor parte de su vida profesional.

Durante la conversación transita desde la emoción por el recuerdo de ese excepcional ser humano presente en cada proyecto del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, medio de comunicación donde dejó una huella humana y profesional que trasciende a su desaparición física. Su profundo conocimiento de cada tema a tratar, carisma, deferencia al receptor, hicieron de Agudo un comentarista respetado en los espacios del gremio y fuera de éstos.

-¿En qué año se vinculó Agudo al periodismo?

En 1954, cuando comenzó a trabajar en Unión Radio con el compañero Baldomero Álvarez Ríos. Recopilaban información para sacarla del país con la intención de publicarla en el exterior, particularmente en Estados Unidos, con la verdad acerca de las actividades revolucionarias y la realidad imperante en la sociedad cubana. Desde esa época él estuvo muy relacionado con la causa de la Revolución, pues sus padres le inculcaron desde pequeño sentimientos de amor a la patria y un gran sentido de pertenencia hacia ella.

El estudió en la escuela de periodismo Manuel Márquez Sterling por una dispensa que le consiguió su padre y cuando triunfó la Revolución se le abrieron las puertas del periodismo. Lo primero que realizó fue la intervención de Unión Radio, medio donde divulgó los  partes revolucionarios. En aquel tiempo inicial también trabajó en Radio Reloj.

-Jorge Ricardo Massetti lo llamó para fundar Prensa Latina (PL)…

Eso fue en junio de 1959. Colaboró como reportero, jefe de redacción y enviado especial, pero por esos días a causa de necesidades políticas, participó en la intervención del vespertino Prensa Libre y en este ocupó la jefatura de la plana internacional. DE todas maneras, siguió vinculado a PL.

También con Massetti y Luis Báez cubrió como periodista el ataque mercenario a Playa Girón y participó militarmente como encargado de los equipos de radio, y le fue otorgada una medalla por su participación en la primera derrota del imperialismo yanqui en América Latina. Su vinculación con estos hechos fue a petición del entonces presidente cubano Osvaldo Dorticós, mediante una carta que siempre guardó como recuerdo.

Participó, además, en la limpia del Escambray, la lucha contra bandidos, Crisis de Octubre y en coberturas especiales dentro y fuera del país.

-Agudo transitó por todos los medios de prensa, ¿qué trabajos realizó dentro de la prensa impresa?

Fue enviado al periódico Hoy después de su trabajo en PL, allí su jefe era Blas Roca. Comenzó como redactor de informaciones especiales y luego se convirtió en jefe de planas. Por su conducta obtuvo la condición de joven ejemplar y le otorgaron la militancia de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Más adelante formó parte del colectivo del periódico Trabajadores como jefe de redacción y encargado de la sección 2009, que atendía las inquietudes de los trabajadores, se vinculó con el periódico La Calle y colaboró con la revista Verde Olivo.

Y retomo un dato: mientras estaba en Hoy lo remitieron al entonces Instituto Cubano de Radiodifusión para ocupar la dirección del Noticiero Radio Liberación.

-¿Entonces fue cuando comenzó su labor en la radio y la televisión?

Sí, después de eso fue designado director del Noticiero Nacional de Radio y dentro del ya Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) creó el primer centro de documentación para archivar los trabajos de sus colegas y de la prensa en general; luego ocupó la           vicedirección general del Instituto.

Agudo fue fundador de Revista de la Mañana; guionista, director y conductor de los programas Ventana al Mundo y Telecierre, los que tuvieron altos niveles de audiencia por sus contenidos y análisis profundos de temas internacionales.

En la década de los 90 le encargaron las emisiones del Noticiero para el fin de semana y cuando la llamada Crisis de los Balseros lo nombraron director de la Emisión Estelar, cargo que desempeñó  hasta el año 2003 cuando por problemas de salud los médicos determinaron su liberación. A pesar de encontrarse en un delicado estado, siguió trabajando como comentarista internacional.

-Su impronta no solo quedó en los trabajos periodísticos, sino que  hizo historia en el desarrollo de la televisión.

Cierto. Él se convirtió en el primer periodista cubano en realizar una transmisión directa vía satélite, lo cual significó un gran logro para la televisión en Cuba. Esta transmisión fue hecha desde la sesión de uno de los congresos del partido de la Unión Soviética. A partir de ese momento se encargó de la sección Vía Satélite con que contaba la televisión.

-Como periodista cumplió varias misiones de carácter internacionalista. ¿Puede comentar acerca de las que más importancia tuvieron para él?

Cumplió varias misiones, pero hay algunas de las que siempre hablaba. Por ejemplo, en 1985 fue enviado a Nicaragua hasta julio de 1986. En ese tiempo vivió la lucha de “los contra”, contra el gobierno sandinista y regresó muy impresionado. Recuerdo que en medio de la noche se despertaba muy sudoroso, pues en su mente quedó toda la tensión de esos difíciles momentos.

Durante esa misma misión visitó Costa Rica, Panamá y Guatemala, en este último país estuvo preso en el aeropuerto por casi 16 horas y cuando fue liberado, pudo alojarse cerca de la embajada cubana gracias a la ayuda de algunos colegas guatemaltecos. Siempre contaba sobre el miedo que sintió ante un posible secuestro por los yanquis.

Fue corresponsal en el Medio Oriente cuando la Guerra de los Siete Días, viajó a Chile con el Comandante en Jefe Fidel Castro para la toma de posesión del presidente Salvador Allende e integró el grupo de reporteros que estuvo junto a Raúl Roa en Punta del Este, donde Cuba fue expulsada de la Organización de Estados Americanos, en la cual nuevamente fue detenido y más tarde deportado.

Él recordaba también con mucho cariño su labor como corresponsal en Venezuela a inicios de la Revolución, de donde lo expulsaron por falsas acusaciones de realizar actividades ajenas al periodismo. Hizo otros viajes de trabajo, pero esos fueron los más significativos para él.

-¿Cómo era fuera del ámbito profesional?

Es muy difícil hablar de él sin mencionar su profesión. Fue un periodista completo, así como una gran persona. Como compartíamos el mismo oficio, estudiábamos juntos y nos revisábamos los trabajos. Era un excelente amigo, padre, revolucionario, un hombre dispuesto a brindar su ayuda a todos los que se iniciaban, sin reparos de ningún tipo.

Algunos de sus colegas se consideraban sus eternos alumnos, pues con él todos los días se aprendía algo nuevo. Era inteligente y capaz, luchaba hasta lograr lo que se proponía y defendía su criterio al punto necesario, siempre que estuviera plenamente seguro detener la razón, por eso Ernesto López, actual presidente del ICRT, lo llamaba El Bolchevique.

Compartía de vez en vez con sus amigos a quienes le era fiel en cualquier circunstancia, al igual que ellos a él. Para todo se caracterizó por su gran sentido de la ética y la responsabilidad. 

Entre las tantas tareas que realizó también fue fundador del programa televisivo Mesa Redonda y estuvo colaborando para su realización hasta el fin de sus días. Fue un profesional que lo mismo estudiaba acuciosamente los procesos políticos norteamericanos, que se entretenía con las Series Nacionales de Béisbol, pues era Industrialista y siempre defendía a su equipo.

-En el año 2006, por la obra de toda la vida, le fue conferido el Premio Nacional de Periodismo José Martí. ¿Qué recuerdos tiene de su actitud ante tal acontecimiento?

Agudo se puso contentísimo, ya estaba un poco enfermo, pero lo recibió con mucho agrado, se lo dieron por sus más de 50 años ejerciendo la profesión. Ya él había recibido otros premios y distinciones como son los de Proeza Laboral en 1996 y 2002, Premio Anual de Periodismo Juan Gualberto Gómez, la Réplica del Machete de Máximo Gómez, La Giraldilla de San Cristóbal de La Habana, Huésped Ilustre de la ciudad de Camagüey, entre otras distinciones y medallas por su activa participación en las misiones encomendadas por la Revolución, especialmente por su colaboración internacionalista y la participación militar en algunas tareas.

En general, a quienes se les pregunte sobre él siempre responderán con mucho cariño, pues era así como trataba a todo el que le pedía ayuda, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Agudo fue un periodista que vivía su trabajo, pero sobre todo, fue un gran revolucionario cubano.

(Por su colaboración para la realización de esta entrevista, agradecimientos también a Freddy Moros, Juan Marrero, Armando Morales y Ariel Larramendi)

Esta entrevista forma parte del libro en preparación sobre los Premios Nacionales de Periodismo José Martí, escrito como examen final del género por alumnos de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Ficha técnica:

Objetivo central: Conocer a través de la esposa de Roberto Agudo García aspectos relacionados con la vida y profesión de este Premio Nacional de Periodismo José Martí, otorgado en el 2006.

Objetivos colaterales: Indagar sobre su trabajo en los diferentes medios de comunicación. Su participación como profesional en las diferentes etapas de la Revolución. Conocer rasgos de su personalidad.

Tipo de entrevista:
Por sus participantes: Individual.
Por su forma: Clásica.
Por su contenido: Biográfica.
Por el canal que se obtuvo: Encuentro directo.

Tipo de título: Genérico.
Tipo de entrada: Directa (o de presentación).
Tipo de cuerpo: De preguntas y respuestas.
Tipos de preguntas: Abiertas.
Tipo de conclusiones: De comentario del entrevistado.

Fuentes consultadas y tipo:
Juan Marrero, vicepresidente de la UPEC. Directa.
Freddy Moros, director de Televisión Latina SA. Directa.
Autobiografía inédita de Roberto Agudo García. Documental.
Sitio Web de la UPEC, www.cubaperiodistas.cu. Consultado el
día18 de noviembre de 2008. Documental.                                     

Pie de foto: Roberto Agudo García en el acto de entrega del Premio Nacional de Periodismo José Martí, año 2006.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris