Facebook Twitter Google +1     Admin

¿CAMPISMO POPULAR AL ALCANCE DE TODOS?

20090521145718-campismo.jpg

Como oferta turística del pueblo cubano, esta modalidad recreativa tiene  prevista su concurrencia para el próximo verano.

MILENYS GUZMÁN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

De las 19 452 capacidades existentes en todo el territorio nacional, actualmente 18 000 se hallan listas para el disfrute del verano 2009. El sistema comercial priorizará la estimulación del sector estudiantil y laboral por sus resultados, afirmó Alberto Arenas, especialista comercial del Grupo Empresarial Campismo Popular

El Campismo Popular atiende todo tipo de organizaciones: la Juventud, trabajadores, federadas, Círculos de Abuelos, Asociación de Combatientes. Con propuestas atractivas como áreas de juegos, alquiler de bicicletas acuáticas y caballos, tiene como objetivo principal desde su fundación, poner al alcance de todos el disfrute de la naturaleza. Pero, realmente, ¿la población conoce cómo funciona esta opción turística?

En todas las provincias del país existen oficinas de reservación. La capital es la de mayor ventaja en ese sentido, pues cuenta con 15 locales propios. Provincia La Habana, en cambio, tiene seis gestores de venta para recorrer por sus propios medios cada punto de venta de los 19 municipios.

Atendido por Artemisa, el territorio de Caimito es uno de ellos. El caimitense Michel Sosa comenta: “Puedo opinar bastante poco acerca de los campismos. No conozco un lugar para preguntar y saber cuáles trabajan o no. La base que visitaba era La Coronela y está cerrada desde el 2004 por un proceso inversionista. Debería existir un programa informativo donde se dieran  a conocer el mecanismo de reservación y el precio. No da trabajo poner en un poste el numero de teléfono de alguna oficina de reservación”.

Del mismo municipio, la estudiante universitaria de sociología Yanet Alonso, dice: “Las instalaciones están en lugares alejados y no hay transporte suficiente para acceder a ellas. Es difícil obtener una reservación a no ser por la juventud o pagando al momento, a veces mas de lo establecido, en el campismo que te vayas a quedar”.

Arenas aclaró que la demanda solo es máxima durante el verano, y que la población prácticamente no utiliza las bases durante el resto del año: “No negamos la adquisición de reservaciones por gestiones personales, aunque de viernes a domingo la prioridad es para el sector estudiantil y laboral. El mercado de La Habana no cubre las expectativas monetarias de la empresa, por eso se extendió la venta a Ciudad de La Habana. En esta zona es un problema el transporte, ya que las personas casi siempre quieren  visitar algo nuevo y al ser muy grandes las distancias se consumen enormes cantidades de combustible.”

A su vez, Diana Rosa Rodríguez, secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Caimito, plantea: “Las reservaciones sí llegan a la base. Se dan como estimulo, pero la cantidad entregada no cumple la demanda y la población se queja por no ser en los lugares de mayor calidad.”

Trabajador de la granja avícola Manuel Ascunce Doménech, Javier H* manifestó: “A nosotros nunca nos dan esas opciones, se quedan arriba”.

Yuri Belén Ramirez, miembro de la UJC, expresó: “La recreación en  La Habana es un problema antiguo. Las reservaciones llegan a partir del mes de junio para julio y agosto. Para muchos, durante el curso escolar, el campismo no funciona. El gestor de venta que nos atiende viene solo en el periodo vacacional, un día cuando se acuerda y digamos seis u ocho horas de trabajo.

“Las instalaciones que son otorgadas no son las mejores y nos preguntamos el por qué, si tenemos algunas de las mas conocidas por su calidad en el territorio, dígase El Abra, Las Caletas o Los Cocos. Dirijo la esfera educacional del municipio y no conozco eso de repartir las capacidades en los centros educacionales”.

*La fuente prefirió permanecer no identificada.

Ficha Técnica:

Tema: Campismo Popular en Caimito.

Propósito: Mostrar las dificultades para acceder a las instalaciones que existen en esta localidad.

Objetivos colaterales: Mostrar la falta de organización del aparto comercial en el municipio. Señalar los criterios de la población y fuentes especializadas respecto al tema.

Fuentes:

Alberto Arenas, especialista Comercial del Grupo Empresarial Campismo Popular.

Yuri Belén Ramírez, miembro de la UJC de Caimito.

Diana Rosa Rodríguez, secretaria de la UJC en Caimito.

Michel Sosa, trabajador por cuenta propia.

Javier H*, trabajador de la granja avícola Manuel Ascunce.

Yanet Alonso, estudiante universitaria de Sociología.

Hecho: Falta de información de la población respecto a los Campismos Populares.

Contexto: Mal aprovechamiento de las instalaciones del campismo. Necesidad de comprometimiento de los gestores de venta asignados a La Habana.

Antecedentes: El desconocimiento de la población por falla de los mecanismos de venta y  la falta de divulgación.

Tipo de título: De interrogante.

Tipo de lead: De cita indirecta.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris