Facebook Twitter Google +1     Admin

DESAFÍO A LA VIDA

20090603062350-ca7mgnvp.jpg

He podido asumir con entereza todo lo que me he propuesto, siempre con la ayuda de mi familia, que me apoya y respalda para vencer los obstáculos del camino.

SUSEL CRUZ PÁEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

“Me encantaría poder pintar la vida de verde, porque para mí, vida es esperanza, es deseo de seguir adelante, es voluntad. El sentido de vivir lo formamos con el empeño de sabernos cómplices de la esperanza. El día en que ella se nos termine, entonces se podrá decir que la vida se nos fue volando para nunca regresar”.

Con sus 20 años, Mabel Cedeño Pérez, Mabelita, es una joven que le sonríe a la vida .El haber nacido con una discapacidad no la ha privado jamás del brillo en sus ojos. Abnegación y entrega se juntan para formar la personalidad de un ser que día tras día se impone una meta para seguir adelante.

-Si te encontraras con alguien que vive por el simple hecho de respirar, ¿qué le dirías?
                                                                                                                                                                                                                Que la vida se hizo para enfrentar las dificultades y eso no significa que se terminó todo. La confianza en uno mismo nunca nos traiciona y ella es el motor principal que nos permite no caer. Si alguna vez tropezamos y logramos levantarnos, entonces a partir de ese mismo momento estamos comenzando a ser mejores seres humanos.

-¿Existe para ti la palabra limitante?

No existe. A pesar de padecer de osteogénesis imperfecta y descalcificación en los huesos, me he sentido siempre capaz de hacer todo lo que realiza un ser humano normal. Soy de las que cree que no importa cuán difícil sea el oficio de vivir, cuando los deseos de continuar inundan el alma, todo se logra.
 
-Solemos trazarnos metas, ¿cuáles han sido las tuyas?

Desde muy pequeña cursé estudios en la escuela Solidaridad con Panamá .Allí todos los niños, al igual que yo, eran discapacitados. Aunque solía tener amigos sin limitantes físicas, para mi significó un reto enorme comenzar a cursar estudios luego de terminado el noveno grado; en la Escuela de Instructores de Arte, yo era diferente. Pero en momentos como esos uno se alienta para no flaquear. Hoy para mí es un sueño hecho realidad el estudiar en la Universidad para llegar a ser licenciada.
  
-¿Tienes alguna pasión?

Tengo la dicha de dirigir un taller del grupo teatral La Colmenita que radica en mi localidad. El trabajo con los niños precisa de mucha dedicación y empeño. Sembrar una motivación por el arte en seres tan especiales te hace sentir útil, capaz. Me fascina estar junto a ellos, somos una gran familia en la que el principal vínculo de afecto lo propició el arte.  Mis niños y el ser su instructora son mis más preciadas pasiones.

-Has llegado muy lejos gracias a tu empeño y fortaleza. ¿A quiénes le agradeces por su apoyo incondicional?

He podido asumir con entereza todo lo que me he propuesto gracias al respaldo de mi familia, y especialmente gracias a la comprensión y tenacidad de mi querida abuela, quien siempre ha confiado en la capacidad que poseo para no decir hasta aquí; y para el Comandante también guardo un especial lugar en mi corazón, él es para mí un padre y creo que la magnitud de esa palabra lo encierra todo.

-Qué significa para ti la frase: No soy capaz.

Derrota. No logro comprender por qué existen personas que el miedo a la vida no les permite ver lo capaces que pueden llegar a ser. Hay que tener fuerza de voluntad, cuando existe voluntad nada está perdido, ella nos sirve para lograr nuestros propósitos.

Todas las personas deberían ser cada día más fuertes en espiritualidad. No hay nada más grandioso que el poder decirse a sí mismo: ¡Yo sí puedo!, porque todas las personas tienen defectos, pero lo verdaderamente hermoso es la manera en que se logra echarlos a un lado y seguir adelante.

Nadie tiene derecho a decir basta, al destino hay que enfrentarlo y la mejor manera de hacerlo es confiando en nuestras capacidades. A la vida debemos desafiarla, esa ha sido mi receta de la felicidad durante 20 años, y creo es la mejor.

Ficha Técnica:

Objetivo central: Destacar la fortaleza interna de Mabelita.

Objetivo colateral: Demostrar que todos somos capaces de lograr lo    que nos propongamos, siempre y cuando tengamos suficiente voluntad.

Tipo de entrevista:

Por su forma: Clásica de preguntas y respuestas.
Por su contenido: De personalidad.
Por el canal que se obtuvo: Directa.

Tipo de Título: Genérico.
Tipo de entrada: De cita textual.
Tipo de cuerpo: De preguntas y respuestas.
Tipo de conclusión: De opinión del entrevistado.

Fuentes consultadas: No documentadas e indirectas: Profesora de Solidaridad con Panamá. Amigo cercano de la entrevistada, Leordán. Abuela de Mabel.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris