Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS HOMBRES NO VAN A LA UNIVERSIDAD…EN LA TRECERA EDAD

20090603064631-tercera-edad.jpg

Cada vez son menos los varones integrados a los programas para la superación del adulto mayor.

ARIANNA RIVERO DUNCAN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Más de 1 618 mujeres y 233 hombres están matriculados en el presente curso escolar en la Universidad del Adulto Mayor de Ciudad de La Habana, según consigna la página web Gericuba, de la Red Cubana de Gerontología y Geriatría.

La Cátedra de la Universidad del Adulto Mayor (CUAM) fundada en la Universidad de La Habana en el año 2000 y auspiciada por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el Ministerio de Educación Superior (MES) y la Asociación de Pedagogos de Cuba, desde sus inicios ha recibido en sus aulas más féminas que varones.

Teresa Orosa, máster en Gerontología Social y presidenta de la CUAM, comentó al respecto: ”Uno de los problemas que enfrenta la cátedra radica en la poca presencia de personas del sexo masculino, ellos constituyen menos del cinco por ciento de la matrícula. Los varones, por un problema de cultura, de prejuicios y de machismo, no logran identificarse con la edad y el proceso del envejecimiento. No se vinculan a proyectos de esta índole ni socializan con otras personas de su generación, pues creen que ello implica reconocer la vejez y la pérdida de virilidad”. 

Un ejemplo lo constituye el reparto Antonio Guiteras, del municipio Habana del Este. En su Cátedra, fundada en el 2002, 17 de los 80 graduados son hombres. Este año, de las 10 personas matriculadas en el curso básico, solo hay un representante del sexo masculino.

“Yo no puedo estar metido en ese invento, tengo que trabajar y buscar mi sustento porque todavía soy el hombre de la casa”, dijo un señor de 79 años que no quiso ser identificado. 

“Los hombres siempre buscan justificaciones para no integrarse a las actividades. Cuando se les propone venir a clases siempre tienen algún asunto o problema por resolver. Es cierto que tienen más posibilidades de laborar después de la jubilación, ya sea por contratos de trabajo u otra fórmula, pero aquellos ociosos tampoco les interesa vincularse”, explicó Gladys Borges Sosa, coordinadora de la CUAM en el territorio.

Pedro Teodoro Aguilera Larrinaga, de 62 años, trabajador de la pesca en activo y actual participante del curso, comenta que “pertenecer al grupo universitario del adulto mayor es un privilegio enorme. No me incomoda en lo absoluto ser el único varón del curso, al contrario, es una lástima que no se incorporen más hombres a esta enseñanza”.

En su centro laboral le dan permiso para emplear dos horas de la mañana del viernes en su superación. Aunque es pronto, ya decidió que el tema de su trabajo final será acerca de los derechos humanos en la ancianidad, especialmente los beneficios dados por Cuba a este segmento de la población.

Gladys de la Torre, Máster en Gerontología Médica y Social, es una joven fundadora de esta cátedra universitaria: “El problema consiste en el enfoque de género y en la poca promoción dada al proyecto. La solución sería trabajar fuertemente en la motivación varonil, es decir, dar propuestas más atractivas para ello”.

El objetivo principal de la Cátedra es capacitar a los adultos mayores sobre su propio envejecimiento, proporcionarle una actualización científica-técnica-cultural y lograr que sean objeto y sujeto de su transformación. Esta tentativa tiene un impacto espiritual, de salud, sociológico y sicológico importantísimo para el adulto mayor. Los abuelos reciben clases no de carreras universitarias, sino de temas que ayudan al mejoramiento de la sociedad y al suyo propio.

El programa de estudios en el curso básico contempla seis módulos de disímiles materias en la que se destacan seguridad social, salud y cultura. También oferta cursos de continuidad sobre temas más especializados como el medioambiente y su cuidado, arquitectura, computación, este último con un mayor desarrollo en los últimos tiempos.

Niurka M. Pérez Chong, directora del Gero Club de la comunidad, cuenta: “A este curso de continuidad no solo se unen egresados de la CUAM, sino otros ancianos con deseos de instruirse. Las temáticas abordadas no son complicadas y todos aprenden lo que se les enseña, sin obviar la existencia de alumnos mas aventajados que sorprenden con arreglos en photoshop u otro tipo de programa. Precisamente con ellos tenemos pensado crear una biblioteca virtual donde se guarden todas las tesinas presentadas”.

Sin embargo, aún hay personas que piensan la cátedra como un lugar para el esparcimiento de los abuelos y sin un fin valedero. Tienen una visión del anciano como persona pasiva y objeto de cuidados, y no como ente activo de la sociedad.

“Este programa les da un desarrollo espiritual, pero no un desarrollo cognitivo, por eso considero que no aporta nada trascendental a la sociedad”, opinó Luis Enrique Velázquez, estudiante universitario de la carrera Comunicación Social. 

“Mi madre ya es muy vieja para estar en esos andares, puede ocurrirle algo si sale de casa, además su edad de estudiar ya pasó”, dijo Maritza Rodríguez, una vecina del reparto Guiteras.

Teresa Orosa, psicóloga de profesión, argumenta que “la aceptación de los familiares de que los adultos mayores se vinculen a la sociedad no es un proceso automático. La familia aún tiene una visión errada del envejecimiento y jubilación. Creen que el anciano es quien resuelve los problemas de la casa. Buscar los mandados, atender a los nietos, sacar a pasear la mascota constituyen acciones predeterminadas por los demás miembros del hogar. En vez de dejar al anciano elegir su proyecto de jubilado, lo crean”.

Por último, especificó: ”Todavía falta mucho por hacer, no solo para la integración varonil sino para la masiva asistencia de los ancianos a las aulas. Se trabaja por una mayor divulgación y publicidad de la Cátedra, contando con el apoyo de los medios de difusión y los coordinadores en los municipios, además de los mismos graduados y egresados que promueven esta actividad”.

Ficha Técnica:

Tema: La Universidad del Adulto Mayor.

Propósito: Explicar por qué los ancianos varones no se integran al programa y la permanencia de diferentes estereotipos en la tercera edad, tomando como referencia un caso modelo, el reparto Guiteras.

Objetivos colaterales: Demostrar que existen personas que no aceptan la inclusión de los adultos mayores en el proyecto.

Estrategia de fuentes:

Psicóloga Teresa Orosa, máster en Gerontología Social y presidenta de la CUAM.

Gladys Borges,  presidenta de la filial de la CUAM en el reparto Guiteras.

Doctora Gladys de la Torre, máster en Gerontología Médica y Social y fundadora de la CUAM en el reparto Guiteras.

Pedro Teodoro Aguilera, estudiante de la CUAM en el reparto Guiteras.

Maritza Rodríguez, vecina de reparto Guiteras.

Luis Enrique Velázquez, estudiante universitario de la carrera Comunicación Social.

Niurka M. Pérez, presidenta del Joven Club y del Gero Club.

Sitio web www.gericuba.cu, perteneciente a la Red Cubana de Gerontología y Geriatría.

Soportes a emplear:

Hecho: La poca presencia de adultos mayores masculinos en las aulas de la CUAM.

Contexto: La Revolución Educacional a todos los niveles, la negación de la superación por parte de los ancianos (hombres). La existencia de personas que no aceptan la inclusión de los adultos mayores en el proyecto. Los prejuicios masculinos con respecto al deber del hombre anciano en la sociedad.

Antecedentes: La creación de la CUAM, su trayectoria hasta nuestros días. Se explica por qué surge la CUAM, su objetivo principal, para qué surge.

Juicios empleados: En la nota predominan los juicios de valor, el analítico utilizado para explicar e ilustrar el cómo y el por qué es tan mínima la presencia de hombres en la CUAM. También están presentes los juicios disyuntivos.

Juicios de valor: Las declaraciones dadas por las fuentes.

Juicios disyuntivos: Situación contrapuesta que dan las fuentes.

Proyecciones: Lograr mayor asistencia de ancianos varones al curso mediante la ayuda de los medios de difusión masiva, pues ellos serían junto con los egresados y graduados de la Cátedra, los principales líderes de opinión de la actividad.

Tipo de lead: Sumario de Quién.

Tipo de título: Llamativo.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris