Facebook Twitter Google +1     Admin

UN ÁNGEL A GUITARRA LIMPIA

20090623060708-quintero.jpg

Para Quintero, las continuas generaciones de trovadores son “movimientos  que  se  van sucediendo y  cada uno viene con sus  nuevas  propuestas, con  su  nuevo  modo  de  ver  la  vida, con su  nueva  sonoridad”.

DEBORAH  WONG  TRIANA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Ángel  Quintero  Díaz  es  considerado  uno  de  los  compositores  más  consistentes  del  Movimiento  de  la  Nueva  Trova  y  con  su  fiel aliada, la guitarra, ha creado canciones convertidas luego en  ineludibles referencias  de la obra trovadoresca  actual. Escuchadas  por generaciones sucesivas de jóvenes, dan muestras  de la calidad y permanente vitalidad de las mismas.

-¿Cómo  llegó  a  la  música?

En  dos  etapas: una  primera etapa  de  amateur  o  aficionado.  Me  vinculé a  los  grupos  de  enseñanza  media. Era estudiante y  tocaba  la  guitarra, tenía gran sensibilidad por la música.  Además,  cantaba  las  canciones  de moda.

Bueno, la primera, digamos empírica,  de  aficionado: descubriendo  el instrumento, aprendiendo los primeros acordes, cantando  canciones de moda.  Luego  todo  empezó  a  vincularse  dentro  de  mi  creatividad.

Entonces, en 1972  me  relaciono  con el  Movimiento  de  la  Nueva  Trova.  Ese  año  conocí  artistas,  creadores  y  compositores  de  primer  nivel,  como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Vicente  Feliú, Sarita González, entre otros, todos fundadores del  Movimiento, algunos de  ellos con obras pertenecientes a  los  años  sesenta.

A  partir  de  ese  momento  se  vinculó  también  otro  grupo  de  trovadores, sensibilizados con el modo de hacer del nuevo canto,  ahí estábamos nosotros. Fue una  gran cocina donde aprendimos  en  el  camino  el  oficio  de  la  canción.  Esa  es  la  primera  etapa.

La  segunda fue a  partir  de 1982,  cuando llevaba  diez  años  de  labor creativa. Tenía una dinámica interna de mucha  confrontación,  en el sentido de que, como aficionados, participábamos en los  festivales  y  encuentros de la  Nueva  Trova que se  hacían  en  el  país.

Estas  funciones, que  ocurrían  de  manera  anual,  nos  daban  la  posibilidad  de  conocer gente,  de observar el trabajo de los demás trovadores de las provincias, de confrontar con un público  diferente. Durante diez años estuvimos así. Paralelamente a eso, seguía  vinculado a  los Festivales de la  FEEM  y  la  FEU, donde cantaba  algunos  de  mis  temas. 

Con esa misma labor tuvimos varias experiencias internacionales.  Entonces, yo estaba nutrido de algunos  eventos en el  extranjero  y de nuevos  trabajos nacionales  y,  sobre  todo,  de  diez años de  labor artística.

Es  ahí cuando paso, junto con otras agrupaciones, al sector  profesional, lo cual cambió nuestras vidas porque entonces pude culminar mis estudios de música, que había iniciado  en la  Escuela  de  Instructores  de  Arte. Me  gradúo  del  Instituto  Superior  de  Arte (ISA) después del  82.

-Es usted el integrante más joven de la Nueva Trova. ¿Qué  visión tiene sobre el movimiento trovadoresco actual?

Para mí no son generaciones, sino movimientos que se van sucediendo y cada  uno  viene  con sus nuevas propuestas, con su  nuevo modo de  ver  la  vida,  con  su  nueva  sonoridad.  Eso que  le ocurre a los más jóvenes es lo mismo que pasó con nosotros; es  el hecho de crear una canción inteligente, que trate de decir algo  para ayudar al ser humano.

-Como artista, ¿qué opina de las tendencias de la música que se oye en la actualidad en Cuba?

Es un tema bien peliagudo. De pronto en Cuba  surgió  una  música, la  que  uno  ve  y  palpa  en  la  realidad  de  la  calle,  no  la música tradicional que tiene una plataforma programática muy bien  diseñada  y  la  cual  ha  sido  coherente durante todos estos  años.

Pienso  que  en  el  país  han  penetrado  tendencias, desde mi  punto  de  vista  no todas favorables;  al  contrario,  a veces hay una  corriente  ficticia y fatua de hacer música, por ejemplo, donde la  escala de valores se cambia y donde las personas con cierto poder adquisitivo establecen  parámetros que no son los reales.

Esto se debe a que un sector de la población cubana ha tenido un  cambio en su modo de vida y de pensamiento y en lo cual ha  influido,  por  ejemplo,  la  despenalización  del  dólar. 

Eso para mí no es cultura. Yo considero que el reggeton,  tendencia  de  la  música  actual  que más se escucha en Cuba, es una  involución en cuanto a pensamiento. Si el  país está así, entonces, no va de acuerdo con la plataforma programática cultural  establecida.

-¿Cuánto  ha  influido  el  movimiento  trovadoresco  en  su  obra?

La  tradición  trovadoresca  cubana ha  influido  notablemente  en   mi  obra.  Pienso  que Silvio  y  Pablo  son  los  pioneros  de  este Movimiento.  Para  mí  ellos  son  el  colofón  y  el  punto  más  elevado  de  la  canción  trovadoresca  y, por  tanto,  he  tratado  de  impregnarme  de  sus  formas  de  pensar  y  de  sus  estilos.

-¿Cuál de sus tres discos ha sido para usted el más  significativo?

Paisano, porque es un  disco que hice al  regresar de Estados  Unidos y trata sobre la  identidad cultural, los valores, la ética, etc.  Para  mí  este  es  un  disco  sumamente  importante.

-¿Por qué desde el 2001 no ha realizado ninguna producción  discográfica?

Desde  el  2001  he  estado  trabajando en otros países. Estuve  en  Jamaica,  en  los  Emiratos  Árabes  y  después  viví  tres  años  en Guatemala, donde me desempeñé como profesor de la  Universidad  Rafael  Andiba en la asignatura de Historia de la  Música. Todas estas experiencias consumieron mi tiempo. Hace aproximadamente  dos años estoy tratando de estabilizarme, en función de lo cual he realizado giras y conciertos en todo el país.  

-¿Piensa que la música nace con la persona o se logra  mediante  el  estudio? 

Lo esencial nace con la persona y el estudio lo perfecciona. El  conocimiento  ayuda a desarrollar el talento. Si vivimos en un país que nos  brinda la posibilidad de  estudiar  la  música  en  escuelas especializadas, bien tonto es quien no sepa aprovechar esa oportunidad.

-¿Cuál es el significado que tiene para usted la canción  Solamente  una  ventana,  uno  de  sus  temas  más  populares  y  que se  convirtió  en  paradigma  de  la  juventud  cubana  de  la década de los 80?

Ese  tema marcó una etapa muy importante en mi vida. Solamente  una  ventana  fue  muy  popular  porque  formó  parte  de  uno  de  los video  clips pioneros  de  los  clips  cubanos  y ganó,  además,  el Premio Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine  Latinoamericano. Con esa canción traté de expresar el sentimiento  de  una  persona  enamorada  y creo  que  tiene  un  buen  mensaje  para todos los jóvenes que la interpreten. 

-¿Considera  que  la  música  puede  influir  en  el pensamiento  de generaciones?

Por supuesto, porque cuando se habla con verdad se penetra en  los sentimientos; es  por  eso  que  pienso  que  el  arte  debe  partir  de la verdad. Lo que se plantee el artista debe ser diáfano,  sincero,  dicho con la  pasión  y  el  arte requeridos.

-¿Qué sugerencias da a los jóvenes que se inician en este  campo?

Que sean ellos mismos por encima de todo, que nunca cambien su  estilo por ninguna coyuntura existente. Que luchen siempre por lo  que quieren y  que sean capaces de trazarse sus propias metas y  cumplirlas.       

Ficha técnica:

Objetivo central:  Conocer  aspectos  de  la  trayectoria  artística de  Ángel  Quintero  como  miembro  más  joven  del  Movimiento  de la  Nueva  Trova,  así como su opinión  sobre la tendencia actual de  la  música  que  se  escucha  en  Cuba.

Objetivos  colaterales: Investigar sobre los aspectos  fundamentales  de los  inicios  de  Ángel  Quintero  dentro  del  movimiento  musical,  incluido el Movimiento de la Nueva Trova. Ahondar en los  aspectos  más relevantes de la producción  discográfica y la significación de su obra más difundida, así como sus proyectos más cercanos. Conocer sus sugerencias a jóvenes que se inician en el medio  artístico. 

Tipo  de  entrevista:
Por  los  participantes: Individual
Por  su  forma: Clásica
Por  su  contenido: De  personalidad
Por  el  canal  que s e  obtuvo: Directa

Tipo  de  título: De  referencia  al  tema y al  entrevistado
Tipo  de  entrada: Directa  o  de  presentación
Tipo  de  cuerpo: Preguntas  y  respuestas
Preguntas  declaradas: 1-Informativa, 2-Informativa, 3-Informativa, 4-Abierta, 5-Abierta, 6-Abierta, 7-Directa, 8-Informativa, 9-Criterios  divididos, 10-Abierta, 11-Abierta, 12-Informativa, 13-Abierta.
Tipo  de  conclusión: Opinión  del  entrevistado

Fuentes  consultadas: 
Directas: El  entrevistado



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris