Facebook Twitter Google +1     Admin

MICHAEL JACKSON: PRISIONERO DE LA FAMA Y EL DINERO

20090706111350-michael-jackson1.jpg

OCTAVIO PÉREZ VALLADARES,
Periodista de Radio Ciudad del Mar,
Cortesía para Isla al Sur.
 
Michael hacía o tenía lo que deseaba, pero no pudo comprar la fórmula de la eterna salud y mucho menos burlar a la muerte, porque cuando estaba por superar medio siglo de existencia, el proclamado "Rey del Pop" falleció en Los Ángeles, después de un paro cardíaco.

Una llamada alertó a los servicios médicos sobre el requerimiento de una ambulancia en la dirección de Holmby Hills, pero la parca ya le había acogido en su seno y lo convertía en otra leyenda.

Su vida fue doblemente fabulosa: por su excelencia artística y porque podía comprarlo todo, con otra excepción: la libertad, pues dentro de una jaula de oro se vive en terrible soledad; era eso, un solitario.

“Incluso cuando estoy en casa, me siento solo. A veces me siento en mi habitación y lloro. Es tan difícil hacer amigos y hay algunas cosas de las que no puedes hablar con tus padres. A veces doy una vuelta por el vecindario por la noche, solamente esperando encontrar a alguien con quien hablar. Al final termino regresando a casa”.

Michael no se privaba de nada; disponía, además, de un doble para poder escapar sin escolta, y entre sus mayores excentricidades estuvo la de lanzar una maldición vudú a Steven Spielberg por no aceptarlo en el papel de Peter Pan en “Capitán Garfio”; eso le costó 150 000 dólares.

También entre los sucesos extraordinarios en su carrera debe recordarse que en 1985 compró en 50 millones el catálogo de los “Muchachos de Liverpool”; es decir, The Beatles cantaban y él cobraba, y para que ahora su inversión valga 500 millones de dólares.

Su magia en el escenario lo llevó a ganar mucho dinero y gastarlo en vacaciones y casas más allá de lo que se pueda imaginar; nada para Michael Jackson era realmente sorprendente.

"Cuando subo al escenario, no sé qué pasa. Se siente uno muy bien, es como el lugar más seguro del planeta para mí... Me elevo en el escenario; cuando estoy sobre él me siento en casa. Es allí donde vivo. Es allí donde nací. Es donde me siento seguro”.

Estoy entre sus admiradores y a cualquier persona sencilla del mundo se le pudiera preguntar y aunque fuera una vez, le vio en pantalla flotando sobre el escenario, enloqueciendo a millones de fans.

"Yo nunca tuve ese algo que ustedes llaman infancia. Si no tienes ese recuerdo de amor de la infancia, estás condenado a buscar por todo el mundo algo para llenar ese vacío. Pero no importa cuánto dinero ganes o lo famoso que te vuelvas, siempre seguirás sintiéndote vacío".

El “Rey del Pop” experimentaba pasión por Disneylandia y no caben dudas: se quedó en él ese niño que llevamos dentro, pero que en el caso de Michael Jackson este bebé fue muy vanidoso y dedicó las ganancias a satisfacer hasta el más mínimo capricho.

Sí, tocó el corazón de millones, pero no pudo mandar en la salida del sol que nace para todos ni evitar el atosigamiento constante hacia su persona en cualquier lugar de aparición, suceso que de inmediato se convertía en un caos.

"Me gusta estudiar a la gente, aunque sean dos ancianas en un banco o unos niños en los columpios, porque no sé lo que es encajar en una situación de la vida diaria".

Decenas de guardaespaldas, flotas de limosinas, parques de diversiones, montañas de juguetes y mascotas, rodeaban al astro del espectáculo; además de El Mago de Oz, gnomos, brujas buenas y malas, porque él lo quería y no todo se puede comprar.

Tuvo una precaria salud durante gran parte de la vida y para los admiradores declaró: “Nunca sonrío cuando bailo, me gusta mejorar, no me apetece dar un paso atrás; para mí, el mayor pecado de todos los pecados es recibir un don y no cultivarlo para que crezca, ya que el talento es un regalo divino."

Michael Jackson dejó tres hijos: Michael Joseph Jackson, Jr., París Michael Katherine Jackson y Prince "Blanket" Michael Jackson II. Pasó varias veces por el quirófano para someterse a operaciones estéticas y el color blanquecino de su piel era causa del vitíligo, una enfermedad que causa despigmentación.

Todo ser humano tiene dos vidas: una material y otra espiritual. La primera exige comer; para entonces, en la segunda, poder mirar a las estrellas o apreciar la caída del sol.

“Es muy duro que tu vida se convierta en propiedad pública, incluso teniendo en cuenta que la gente sólo se interesa por ti debido a tu música”.
 

*Michael Jackson nació el 29 de agosto de 1958 en Gary, Indiana, séptimo hijo en una familia de nueve niños. Los hermanos Jackson - Jackie, Tito, Jermaine, Marlon y Michael - actuaron por primera vez juntos en un programa de talentos cuando Michael tenía seis años. Ganaron el premio y con el tiempo se convirtieron en una banda de grandes ventas bajo el nombre de The Jackson 5.

Michael sacó su primer disco en solitario en 1972 y publicó "Thriller" en 1982, que se convirtió en un éxito instantáneo con siete canciones entre las 10 más escuchadas. El álbum vendió 21 millones de copias en Estados Unidos y al menos 27 millones en todo el mundo.

Al año siguiente presentó sus pasos de baile característicos, el "moonwalk", mientras interpretaba "Billie Jean" durante un especial del canal de televisión NBC.

En 1994, se casó con la única hija de Elvis Presley, Lisa Marie, pero la unión terminó en divorcio en 1996. En ese mismo año contrajo nupcias con Debbie Rowe, con quien tuvo dos hijos antes de que la pareja, que jamás vivió bajo el mismo techo, se separara en 1999.

El artista tuvo tres niños llamados Prince Michael I, Paris Michael y Prince Michael II, el cual se hizo conocido cuando durante su primera aparición pública su padre lo sostuvo sobre la ventana de un hotel, desatando amplias críticas.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris