Facebook Twitter Google +1     Admin

EL MÉRITO DE EDUCAR

20090721080350-e2-joha.jpg

La obra de Miguel Francisco Pérez Bejerano, pedagogo que ha brindado 40 años de su vida al arte de enseñar.

Texto y foto:
JHONAH DÍAZ GONZÁLEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

“La educación es, ante todo, una obra de infinito amor”, escribió nuestro Héroe Nacional José Martí. Esta frase es la principal premisa  que mantiene el Master en Mejoramiento de los Recursos Profesionales y Humanos, Miguel Pérez Bejerano, quien renunció en 1969 a su sueño de estudiar Medicina o Periodismo para sumarse, ante el llamado de la Revolución, a la formación de maestros de la enseñanza primaria.

“Nada me hace más feliz que brindar mis conocimientos a los estudiantes. Todo lo que soy se lo debo a esta  profesión; nunca pienso defraudarla. Durante 40 años de servicio he recibido múltiples reconocimientos que son de mucha importancia porque  logran que no mire atrás ante las adversidades, sino que pueda tener una visión optimista hacia el futuro”.

Nació en el Mariel, municipio de la provincia La Habana, en1952. Hoy es uno de los profesores emblemáticos del Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona (ISPEJV).

“Ser maestro es una  bonita profesión. Los educadores pasan años en las mentes de  los alumnos y llegan a convertirse en sus segundos familiares”.

-¿Cuáles son sus recuerdos de cuando se incorporó al plan emergente?

No pensaba en ello, pero al ocurrir el llamado, no lo dudé ni un momento. Yo estaba para hacer lo que la Revolución necesitara, si hubiesen pedido médicos, hoy estaría de guardia en un hospital. Había terminado el noveno grado y en el curso 1969-1970 pasé a estudiar en la Escuela Formadora de Maestros Ngyen Van Troy, en Güira de Melena.

-¿Cuál fue la experiencia mas grata en sus primeros años  como  profesor?

Una alumna que suspendió mi asignatura, Biología, y me escribió una nota donde alegaba que el hombre no se mide por las veces que se cae, sino, por las que se levanta. A partir de ese momento comenzó a mostrar mucho interés. Eso me reconfortó, llegamos a tener una excelente relación alumno-maestro.

Pérez Bejerano se graduó en la especialidad de Biología en 1984 y confiesa que ”desde pequeño me gustó el comportamiento de los animales y mi madre sembró en mí la pasión hacia las plantas, aprendí a cuidarlas y quererlas.  Por ambas motivaciones fue que me decidí por esta rama.

“El tema de la tesis fue El papel de las bacterias en la elaboración del vinagre. Ahí expuse cómo, por un proceso de fermentación, puede obtenerse este producto, y también el yogurt y el vino. Obtuve calificación de cinco puntos y la propusieron para presentarla en la Jornada Científica de ese curso”.

Trabajó durante 16 años en el municipio Mariel, en  la provincia de La Habana, donde fue profesor, subdirector docente y director de las escuelas de ese pueblo. Comenzó su labor en el ISPEJV en1986 como Técnico Auxiliar Docente, alcanzando luego otras categorías académicas, gracias a su constante esfuerzo de superación.

Presidente y profesor de la Cátedra Honorífica de Educación para Jóvenes y Adultos del Varona en este momento, opina sobre el Instituto como rector de la educación pedagógica en Cuba: ”Es un centro docente con alto nivel científico, profesional y político. Tiene el privilegio de haber formado a miles de maestros, enseñarles a ser excelentes personas. Es el padre de los centros pedagógicos en nuestro país y atesora un importante lugar en materia de educación”. Al referirse a la Cátedra, manifiesta que labora en proyectos e investigaciones, así como en el estudio de destacados educadores.

-Luego de tantos años de trabajo en el centro, ¿qué significación tiene en su vida?

Trabajar aquí es de las mejores cosas que me ha pasado. He tenido propuestas en otros sectores, incluso con mejores posibilidades económicas, y nunca he aceptado. Este lugar representa mucho para mí.

Durante su carrera ha impartido cursos de Zoología General, Computación, Botánica, así como ha realizado entrenamientos de post-grado en institutos preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas.

“En este momento imparto seminarios de preparación metodológica a profesores que van a cumplir misiones como colaboradores, para atender los Programas de Alfabetización en los escenarios internacionales, y también  tutoreo  tesis”.

En el 2004, publicó el libro Alfabetización de mujeres que viven en zonas rurales, y en el 2007 colaboró en el proyecto Planeamiento en la  educación de jóvenes y adultos.

Relacionado con su asignatura, ha realizado estudios sobre la fauna de los vertebrados terrestres y acerca de la composición, abundancia y diversidad de una comunidad de aves, ambos en la Sierra del Rosario. Además de la investigación de los moluscos terrestres cubanos.

Nuestro país, en pos de hacer cada día un sistema de enseñanza superior, ha experimentado grandes revoluciones educacionales: “Participé en la última. Colaboré en la elaboración de los programas educativos dirigidos a las transformaciones en las secundarias básicas y pre-universitarios, en los guiones de las tele clases de diferentes asignaturas y  también en la formación de los Profesores Generales Integrales”.

-¿Qué trabajo desarrolló en los países dónde cumplió misión internacionalista?

En México, trabajé como asesor del programa Yo sí puedo en Ciudad Hidalgo, y los municipios de Tuxpan, Ocampo y Aporo. En Venezuela pude evaluar el impacto social que habían logrado estas campañas educativas.

-¿Qué anécdota tiene de esas misiones?

En una misa, un cura habló mal de “unos cubanos provenientes de un gobierno autoritario”, refiriéndose a los compañeros que estábamos allá en el asesoramiento de actividades educativas. Nos reunimos con él y le explicamos. Tanta fue su aceptación que abrió una escuela en la iglesia, colaboró en diversas acciones y, lo más importante, cambió su manera de ver a nuestro pueblo.

También a nuestra llegada a un punto de alfabetización, una señora se  acercó y nos dijo que gracias a los conocimientos adquiridos ya no firmaba con una x, porque había aprendido a escribir su nombre. Eso me llenó de satisfacción.

Entre los reconocimientos que le han otorgado se encuentran el premio Anual del Rector del Varona; Para un Maestro, de la Federación Estudiantil Universitaria; y el Diploma A mi maestro querido, del Instituto. 

“Para mí, la distinción por la Educación Cubana y el haber recibido en tres ocasiones el reconocimiento como Profesor Tiza de Oro que otorgan los estudiantes al mejor docente, son los más importantes. En este último, sientes que tu trabajo da frutos, y que los estudiantes te admiran y quieren”.

Debido a su experiencia y el prestigio  ganado durante los años en su profesión, es convocado para disímiles e importantes eventos relacionado con su materia.

“Fui secretario científico del Simposio de Alfabetización y Educación que se desarrolló en el Palacio de las Convenciones del 26 al 30 de enero del 2009. Además, he participado en otras actividades docentes como la sexta Reunión Científica de Profesores de la Facultad de Biología del ISPEJV y en el Taller Internacional de educación Ambiental Escolar, entre otros”.

Para ampliar los conocimientos sobre su asignatura, ha recibido seminarios de Diseño curricular de la Educación Avanzada, Psicología Pedagógica, Zoología, Fauna Extinta y Endémica de Cuba y  Origen y Evolución de los Peces.

“Realicé la maestría con el tema de El trabajo científico estudiantil en la carrera de Biología. Pienso que para el 2009 pueda cumplir una de mis máximas aspiraciones, el título de Doctor. Ya elaboro la tesis, tratará sobre una propuesta de un programa educativo para la superación de docentes en la educación de jóvenes y adultos.

“En la vida dos elementos me han marcado para siempre, trabajar en el instituto y llegar a presidir la Cátedra de Jóvenes y Adultos, ninguno lo hubiera logrado sin el apoyo que brinda a sus profesionales el  Varona.

“La familia también ha sido fundamental en mi crecimiento profesional. Gracias a ella he logrado todo lo que tengo. Desde pequeño inculcó en mí, valores y cualidades imprescindibles en las buenas personas. Nunca dejó de ofrecerme ayuda cuando lo necesité”.

-¿Cómo le gustaría ser recordado?

Como una persona sencilla, solidaria y humana. Como el profesor, jefe y  tutor que dio su saber sin escatimar esfuerzos y siempre quiso ayudar a quien lo necesitó. Como  el hombre optimista que nunca miró atrás ante las adversidades.

Alguien que pasará toda su vida al frente del aula, enseñando, tratando de formar mujeres y hombres de bien, capaces de recordar en el futuro al profesor que no solo enseñó, sino educó.

Esta entrevista forma parte del libro en preparación Rostros del Varona, escrito como examen final del género por alumnos de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, a propósito del aniversario 45 de la casa de altos estudios pedagógicos.

Ficha técnica:

Objetivo central: La obra profesional de Miguel Pérez Bejerano y su desempeño como Presidente de la Cátedra del Adulto, con motivo al Aniversario 45 del ISPEJV.

Objetivos colaterales: Conocer su trabajo como profesor. Indagar sobre su opinión acerca de la educación cubana y las distinciones que le han otorgado.

Tipo de entrevista:

Por sus participantes: individual
Por su forma: mixta
Por su contenido: de personalidad
Por el canal en que se obtuvo: conversación cara a cara

Tipo de título: de referencia al tema
Tipo de entrada: cita textual
Tipo de cuerpo: mixto
Tipo de preguntas: (7declaradas) 1-Abierta, 2-Directa, Abierta, 3-Directa, 4-Abierta, 5-Informativa, 6-Abierta, 7-Directa, Abierta.
Tipo de conclusiones: opinión o comentario del entrevistado

Fuentes consultadas:

Currículo de Miguel Pérez Bejerano. Documental.
Entrevista a Miguel Pérez Bejerano. Directa, no documental.

 

21/07/2009 01:03 islalsur #. Rostros del Varona


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris