Facebook Twitter Google +1     Admin

PROTAGONISTAS DE LA NOCHE

20090830045506-noche-de-los-libros.jpg

La céntrica calle 23, del Vedado, puso a disposición de las familias cubanas 54 339 ejemplares en la velada de las letras.

MAYVELI PARES MENÉNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Más de 29 160 volúmenes de los 54 339 propuestos al público, se vendieron en la capital cubana durante La noche de los libros de julio, informó Norma Pérez Montreal, directora de promoción del Instituto Cubano del Libro (ICL).

La especialista explicó que, dedicado al aniversario 107 del natalicio del Poeta Nacional Nicolás Guillén, el evento se realizó, por primera vez, simultáneamente en todas las provincias del país.

Añadió que en las sedes principales de las provincias se realizaron alrededor de 140 presentaciones de libros con la participación de unos 200 autores, y especificó que en Ciudad de La Habana la actividad se desarrolló en  la calle 23, donde se mostraron casi 60 títulos, de ellos, 19 pertenecientes a  escritores cubanos.

“Los lectores adquirieron novedades editoriales a precios asequibles a sus ingresos, en los distintos puntos de venta. Las propuestas abarcaban diferentes géneros, desde  la poesía y  la literatura infantil, hasta temas relacionados con el cine y la cocina. Los 72 textos del inventario de nuestro centro fueron los más incorporados a las actividades, con una disminución de precio”, expresó Rubiel García González, especialista en política editorial del ICL.

Sin embargo, no todos comparten igual criterio. Algunos jóvenes como Andy Rioger Guilarte, estudiante de Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana, opinó: “En la mayoría de los puntos de venta predominaban los libros para niños y los relacionados con la política. Por ello, había escasez de títulos referentes a temáticas de nuestro interés”.

De igual forma, Analeida Puerto, estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, aseguró que encontró los mismos volúmenes expuestos en otros espacios: “Los únicos ejemplares nuevos en esta edición fueron los de la colección del 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución Cubana”.

A juicio de Aline Marie Rodríguez, estudiante de Periodismo de dicha facultad, los precios fueron muy elevados, y no se correspondían con la factura de los libros.

Por su parte, los más pequeños se llevaron a casa una tirada especial. Rubiel García González, especialista en política editorial del Instituto, declaró: “La campaña de este año se centró en los niños e incluyó la venta de los retablos de La Colmenita, que reúnen versiones de  cuentos, como por ejemplo, La Cenicienta según Los Beatles”.

Con gran afluencia de público, el programa previsto para la jornada  inició en horas de la tarde e insertó conversatorios con escritores y editores, lecturas narrativas y poéticas, exposiciones, proyecciones de películas y conciertos, entre otras propuestas.

En un sondeo realizado a estudiantes de primer año de Periodismo de la Universidad de La Habana (UH), Leyda Machado y Julio Batista coincidieron en afirmar que el comienzo de las actividades en la tarde desconcierta a la población capitalina, pues no concuerda el horario con el nombre de la actividad.

A su vez, Iraida Calzadilla, periodista y profesora de la Facultad de Comunicación de  la UH, comenta: “La noche de los libros se realiza con la magia del horario y, si por el contrario, se efectúan importantes encuentros durante la tarde, cuando los participantes están agotados debido a las altas temperaturas del verano y tienen otras obligaciones como las del hogar, pierde parte de su encanto. La noche, incluso, psicológicamente influye para un encuentro en reposo no solo con los libros, sino con la propia gente que acude al espléndido espacio que es 23”.

La casa de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) fue sede del Foro Interactivo de Solidaridad con los Cinco Héroes, donde familiares y especialistas compartieron con los jóvenes. 

Amantes del deporte y la música campesina también tuvieron su espacio: los primeros, con una simultánea de ajedrez, liderada por el Gran Maestro Internacional Leinier Domínguez, y un encuentro con peloteros del equipo Habana; mientras los segundos disfrutaron del repentismo y la trova tradicional en el restaurante El Cochinito.

Otro espacio importante de la actividad fue el conversatorio con los panelistas del programa televisivo Escriba y Lea. A juzgar por Claribel Montero, vecina del municipio Plaza de la Revolución, “resultó un momento muy ameno en el que las personas intercambiaron opiniones e ideas y sugirieron temas para próximas realizaciones”.

La clausura estuvo a cargo del cantautor Raúl Torres, acompañado por otros trovadores, entre ellos, Adrián Berazaín y Fernando Bécquer.

María del Carmen Companioni, estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana, asistió a este concierto y comentó que la velada fue exitosa, pues los cantantes amenizaron la noche con la interpretación de temas como Candil de Nieve, Tú no me sabes amar y Me gustan todas, respectivamente.

Al culminar la celebración, alrededor de las 12.00 p.m., la población capitalina colmaba La Rampa. Al decir de Clara Fernández, participante del evento, “el encuentro significó una noche maravillosa, de la cual  todos  sacamos algún provecho, pues a pesar de algunas deficiencias hubo más glorias que penas”. 

FICHA TÉCNICA:

Tema: Venta de los libros durante el festejo de la Noche de los Libros en Ciudad de La Habana.

Propósito: Analizar lo concerniente a la venta de volúmenes, ya sea la calidad de los ejemplares, el precio, entre otros factores.

Objetivos colaterales: Ejemplificar las diversas actividades desarrolladas en el transcurso del evento. Ahondar en las opiniones del pueblo respecto a la celebración de este evento en la capital. 

Fuentes:

Documentales:

Informe del Instituto Cubano del Libro sobre La noche de los libros.
Programa de actividades para la Noche de los Libros en la capital.

Directas:

Entrevistas realizadas a:

Norma Pérez Montreal, directora de promoción del Instituto Cubano del Libro (ICL).

María del Carmen Companioni, estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana

Claribel Montero, vecina del municipio Plaza de la Revolución

Rubiel García González, especialista en política editorial del Instituto Cubano del Libro (ICL).

Andy Rioger Guilarte, estudiante de Lengua Inglesa en la Universidad de La Habana.

Analeida Puerto, estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Iraida Calzadilla, periodista y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Aline Marie Rodríguez, estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación en la Universidad de La Habana.

Leyda Machado y Julio Batista, estudiantes de primer año de Periodismo de la Universidad de La Habana.

Clara Fernández, participante en la velada.

Soportes empleados:

Hecho: La celebración de La Noche de los Libros en la capital cubana como inicio del verano.

Contexto: Aumento de las producciones de texto, precios, diversidad de temáticas, actividades colaterales.

Antecedentes: Alusión a la actividad en años anteriores y las  causas que favorecieron su surgimiento.

Proyecciones: Lograr una mayor eficacia de la actividad en las próximas ediciones.

Fuentes: Las enunciadas en la estrategia de fuentes.

Tipos de juicios:

De valor: Corresponden al criterio de especialistas y encargados de la actividad y  ciudadanos que aportan algo relevante al texto.

Analíticos: Estos juicios corresponden a los datos e informaciones acerca  de la cantidad de libros vendidos durante la actividad, y otras cifras que demuestran un estudio y análisis de los especialistas y encargados de la velada

Disyuntivos: Estos juicios obedecen al criterio de algunos participantes en el suceso que difieren  de algunas informaciones brindadas por especialistas.

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Sumario, de Qué.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris