Facebook Twitter Google +1     Admin

CUBA: ¿ETERNO EL VERANO?

20091018150308-clima.jpg

Inviernos más fríos y veranos más cálidos son los efectos inmediatos del cambio climático.

LIDIA HERNÁNDEZ TAPIA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La temporada invernal 2008-2009 en Cuba mereció el título de la más fría desde comienzos del presente siglo, al imponer el récord de 25 olas polares y superar la marca de 20, registrada durante el período 2004-2005.

Iniciada en octubre de 2008 con temperaturas inusualmente frescas, hizo sacudir a los cubanos el polvo de los abrigos guardados. La cifra más baja, 4.6 grados Centígrados, se registró en Melena del Sur, provincia de La Habana, en la madrugada del día 6 de febrero.

«El descontrol del clima es una muestra de los efectos del cambio climático en el planeta, provocado por la acción contaminante del hombre. El mundo entero ya siente con más intensidad el frío durante el invierno y más calor en el verano», señaló Cecilia González, especialista en Clima, del Instituto de Meteorología.

Diversas investigaciones demuestran que Estados Unidos es el contaminante por excelencia. «Las emisiones de dióxido de carbono (CO2, gas considerado el principal causante del calentamiento global), aumentaron a una tasa media anual de 1,1 por ciento entre 1990 y 2006, fundamentalmente debido al crecimiento de la economía, y al importante incremento de la generación de electricidad y las actividades de transporte», según el sitio http://www.ecoamerica.cl.

Aunque en 2006 el uso en EEUU de combustibles fósiles -petróleo, gas natural y carbón mineral- aportó el 94,2 por ciento de las emisiones de CO2 generadas en el país, y un 80 por ciento de todos los gases de efecto invernadero producidos en la Tierra, las acciones al respecto durante el gobierno de George Bush fueron aplazadas. Hasta el momento, dicha nación se ha negado a firmar el Protocolo de Kyoto, uno de los más reconocidos acuerdos mundiales, que tiene por objetivo reducir las emisiones de los gases responsables del calentamiento global.

En Cuba, la voluntad de las autoridades de todos los niveles para implementar medidas se demuestra en la promoción de nuevos y eficaces proyectos, dirigidos a educar y crear conciencia sobre temas de energía y medio ambiente, donde la participación popular es mayoritaria, e incluso involucran a los niños.

«Programas como la Revolución energética están encaminados al logro de mayor sostenibilidad ambiental y económica, y a la elevación del nivel de vida de los ciudadanos. Este incluye acciones de ahorro y uso eficiente de las fuentes renovables de energía (Sol, biomasa, entre otras), y el incremento de la disponibilidad del servicio eléctrico», comentó Mario Crespo, trabajador de la Empresa Eléctrica de Centro Habana.

«Un poco de frío nunca viene mal después de meses de calor asfixiante. En ocasiones dan ganas de andar desnudo por las calles», comentó Manuel Rivero, vecino del municipio capitalino de Diez de Octubre. Sin embargo, por el comienzo de la primavera desde el 21 de marzo último, las calles de esta isla caribeña no verán desfilar más atuendos que parezcan pertenecer, en ocasiones, a habitantes polares. 

«Los cubanos solemos recordar con frecuencia los ciclones, y no tanto el frío. Por el camino que vamos, no dudo que pronto superemos el récord de 35 olas polares, del invierno de 1976-1977», opinó Evelio García, especialista del Departamento de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Entre los sectores más vulnerables ante las transformaciones del clima sobresalen la agricultura, el turismo, la salud y el abastecimiento de agua. Desde el punto de vista regional, las áreas costeras están entre las más perjudicadas, sobre todo, como consecuencia de eventos extremos—huracanes—, y de la elevación del nivel del mar.

«Del 2001 al 2008, las pérdidas materiales como resultado del impacto de huracanes al territorio nacional ascendieron a 16 760.9 millones de CUC», expresa en su libro Cambio Climático, el Máster Ramón Pichs Madruga, del Centro de Investigación, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).           

«A veces me pregunto de qué valen las acciones de una pequeña isla, mientras los poderosos no tengan presente la seriedad del problema. Pero, como dijera el pacifista indio Mahatma Gandhi, Haz el bien que deseas en el mundo», reflexionó Nelson González, estudiante de Periodismo, durante una conversación entre colegas.

Durante los años 1952- 2008, Cuba fue afectada por 26 huracanes, pero numerosos especialistas prevén el cambio hacia una etapa ciclónica más activa. Además, estudios realizados auguran el aumento de las temperaturas entre 16 y 2.5 grados Centígrados, para finales de este siglo, y el incremento del nivel del mar entre 20 y 95 cm.

FICHA TÉCNICA:

Tema: Efectos del cambio climático en Cuba.

Propósito: Indagar acerca de las acciones al respecto, tanto en Cuba como en el mundo.

Objetivos colaterales: Demostrar la necesidad de la toma de conciencia para contrarrestar el problema, por parte de los países desarrollados.

Estrategia de fuentes:

Evelio García, especialista del departamento de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Cecilia González, especialista en Clima, del Instituto de Meteorología.

Manuel Rivero, vecino del municipio capitalino de Diez de Octubre.

Mario Crespo, trabajador de la Empresa Eléctrica de Centro Habana.

Documentales:

Sitio: http://www.ecoamerica.cl

Ramón Pichs Madruga, 2008, Cambio Climático, Editorial Científico- técnica, La Habana, Cuba

Soportes:

Hechos colaterales: A pesar de la necesidad de acciones para evitar los perjuicios del cambio climático, los países desarrollados en su mayoría aún contaminan indiscriminadamente la atmósfera.

Contexto: Por la llegada de la primavera, se pronostican temperaturas no tan bajas como en meses pasados.

Antecedentes: La temporada invernal 2008- 2009 es considerada la más fría desde comienzos del presente siglo.

Respuesta al cómo y al por qué:

Ejemplo de respuesta a un cómo: Programas como la Revolución energética (iniciada en el año 2005), están encaminados al logro de mayor sostenibilidad ambiental y económica, y a la elevación del nivel de vida de los ciudadanos. El mismo, incluye acciones de ahorro y uso eficiente de las fuentes renovables de energía (Sol, biomasa, entre otras), y el incremento de la disponibilidad del servicio eléctrico.

Ejemplo de respuesta a un por qué: El mundo entero ya siente con más intensidad el frío durante el invierno y más calor en el verano.

Juicios:

Analíticos: La nota está estructurada como un juicio analítico desde el comienzo, pues parte de las más recientas demostraciones de los efectos del cambio climático para ver sus causas, repercusión y acciones al respecto. Ejemplo: El descontrol del clima es una muestra de los efectos del cambio climático en el planeta, provocado por la acción contaminante del hombre.

Disyuntivos: Ejemplo: (…) los países desarrollados aportan a la atmósfera mayor cantidad de gases de efecto invernadero, los principales causantes del problema. Sin embargo, las medidas para contrarrestarlos palidecen ante la prioridad dada por estos a la producción de las industrias.

De valor: Ejemplo: «Los cubanos solemos recordar con frecuencia los ciclones, y no tanto el frío. Por el camino que vamos, no dudo que pronto superemos el récord de 35 olas polares en una misma temporada, del invierno de 1976-1977.»

Tipo de lead: Sumario, de Qué.

Tipo de título: Llamativo.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris