Facebook Twitter Google +1     Admin

TRADICIONES SALUDABLES

20100203024252-vivian.jpg

Las terapias tradicionales reúnen elementos nacidos en culturas milenarias, pero constituyen herramientas con vigencia en la medicina actual. La acupuntura, el Tai chi y el Yoga, los masajes y otras donde se incorporan plantas o minerales, son herencias del pasado que se incorporan a la Medicina Integrativa para disfrutar una calidad de vida superior.

 

VIVIAN SÁNCHEZ,
periodista y asesora de la Televisión Cubana.
Cortesía para Isla al Sur.
 

“A este no lo salva ni el médico chino”. Frase tan usada en nuestros días surge como resultado de los éxitos en la prescripción de medicina herbaria por el doctor Cham Bom Bian, en la ciudad de Cárdenas, provincia de Matanzas, en el siglo XIX.

La medicina actual considera a la Medicina Tradicional como una forma más de curar o prevenir, y es valorada como un conjunto de conocimientos tradicionales y prácticos que integrados proporcionan una mejor calidad de vida al hombre. El conjunto de acciones derivadas de ese acervo cultural heredado y colocado sobre bases científicas dan lugar a las llamadas Terapias Tradicionales.

La homeopatía y la quiropráctica no se incluyen en este grupo porque se han nutrido con conocimientos y tecnologías más recientes.

La homeopatía basa sus principios en la similitud para tratar las enfermedades en el hombre. Sus bases fueron enunciadas por Hipócrates, pero no es hasta el siglo XIX que emerge en el mundo de la medicina con los trabajos del doctor Samuel Sahnemann. Bajo este principio él planteó que toda sustancia capaz de provocar enfermedad en un individuo sano en dosis tóxicas, en dosis muchísimo menores es capaz de curar enfermedades.

En la homeopatía cada enfermo es valorado de forma individual teniendo en cuenta que cada persona manifiesta una enfermedad de acuerdo con sus antecedentes familiares y personales, hábitos de vida y otros elementos que forman parte de su historia.

Considera, además, que los medicamentos se utilizan en diluciones infinitesimales y en dependencia de su lugar de acción en el organismo enfermo. Por ello, para que un medicamento sea aprobado como homeopático debe ser sometido a estudios con individuos sanos para observar la sintomatología que produce para ser registrado  y aplicado en enfermos.

Aunque la quiropráctica forma parte de las terapias manuales tradicionales que tratan los problemas médicos con manipulación y realineamiento de las diversas partes del cuerpo, emerge como terapia reconocida en 1890, fecha en la que se relaciona la columna vertebral con la salud o enfermedad. En ella, la columna se analiza mediante rayos X o la palpación y luego se ajusta manualmente para aliviar presiones en la médula espinal.

La Fisioterapia actual utiliza los agentes físicos empleados en la antigüedad como agua, sonido, electricidad, movimiento, calor, frío, luz, pero hoy dispone de equipamiento para aplicar las modalidades de hidroterapia, ultrasonoterapia, electroterapia, mecanoterapia, termoterapia, entre otras, para prevenir, tratar y recuperar un gran número de patologías y lesiones.

La Medicina Tradicional abre las puertas hacia la curación con un grupo de terapias dentro de las que se incluyen:

Terapias sin medicación: Acupuntura; Ejercicios tradicionales (Qi Gong, Tai Chi y Yoga); Otras terapias de la conjunción mente-cuerpo.

Terapias con medicación: Medicina herbaria; Materiales minerales; régimen alimentario y nutrición.

TERAPIAS SIN MEDICACIÓN

ACUPUNTURA

Empleada por la medicina china, la acupuntura parte del concepto de que todo lo que existe en el universo se compone de dos polos opuestos que se complementan y que la enfermedad aparece por una descompensación en esos dos polos.

La acupuntura es una terapia en la que se previenen o tratan las enfermedades aplicando agujas en los puntos energéticos del cuerpo que al ser estimulados modulan el paso de la energía, aumentando o disminuyendo su flujo para lograr la armonía entre las fuerzas positivas (Yin) y negativas (Yang) y así recuperar la salud. Su eficacia como analgésico puede relacionarse con la liberación de sustancias conocidas como endorfinas.

Su historia es muy antigua. Se cuenta que en La Edad de Piedra se usaban agujas de piedra llamadas “bian”. Luego, en La Edad de Bronce y Hierro se usaron las agujas metálicas. En el Manual Ilustrado sobre los Puntos de Acupuntura y Moxibustión, escrito en el año 1026, aparecen figuras alegóricas de gran belleza que dieron lugar a la creación posterior de las famosas de bronce, en las que están señalados los puntos acupunturales, lo que significó que se abriera la puerta a la práctica de esta disciplina de la Medicina Oriental, que ha llegado hasta nuestros días por su efectividad.

El éxito de la acupuntura depende de la correcta elección de los puntos sobre los que se aplica, del tipo de aguja utilizada y que su aplicación sea en los puntos exactos.

El doctor Du Yuanhao, del Centro de Investigación de Acupuntura China de Tianjin, explicó recientemente que la acupuntura china puede curar 461 enfermedades, la mayoría de ellas relacionadas con el sistema nervioso, digestivo, genitourinario, músculos, huesos y la piel.

En general, se considera eficaz en la ansiedad, el insomnio, enfermedades reumáticas, hipo e hipertensión. Sin embargo, no supera a la medicina alopática en el terreno de las enfermedades infecciosas.

EJERCICIOS TRADICIONALES:

TAI CHI, QI GONG Y YOGA

El Tai Chi y el Qi Gong constituyen las dos caras de una especie de gimnasia energética que utiliza el Qi o fuerza vital, fundamento de la medicina china.

El Qi Gong reactiva esa energía, desbloquea puntos de tensión para devolver la fuerza y la salud. Se logra con ejercicios de relajación y respiración. El Tai Chi combina la gracia con la fuerza en movimientos heredados de antiguas técnicas de combate, unido también a ejercicios de respiración y concentración que previenen la angustia y la depresión.

TAI CHI

El Tai Chi es un arte marcial de origen chino. Se basa en el desarrollo de la energía interior mediante la suavidad y la intención. Dicha energía es el objeto de tratamiento de la acupuntura y otros métodos terapéuticos tradicionales chinos. El trabajo del Tai Chi ejercita conjuntamente cuerpo, mente y espíritu. Es una práctica intensa y completa, beneficiosa a cualquier edad.

El Tai Chi utiliza movimientos lentos que relajan y fortalecen. En cada movimiento se logra un grado de estiramiento y de giro que favorece el mejoramiento de la salud. Estos movimientos producen un efecto en todos los sistemas del cuerpo porque reduce tensiones, mejora la circulación y aumenta fuerza y flexibilidad. Al restablecer una circulación adecuada y al liberar de tensión a los músculos, ligamentos y tendones, el Tai Chi ayuda a devolver la salud y mantener el correcto funcionamiento de todos los sistemas, órganos y tejidos.

QI GONG

Su nombre proviene de QI que significa “aliento vital” o energía que anima a todo el universo y en particular al hombre. GONG se refiere a “trabajo”. Es decir que QI GONG significa trabajo sobre la energía vital.

Este término es relativamente reciente, no fue utilizado en su sentido actual hasta el siglo XIX. En sus inicios se reconoció como Qi Kung que se deriva de técnicas más antiguas conocidas como el Dao Yin.

En la actualidad se utiliza Qi Kung o Qi Gong para referirse a múltiples ejercicios destinados a desarrollar fuerza física, energética, mental o espiritual o a fines terapéuticos mediante la movilización de la energía humana o QI.

El Qi Kung se puede practicar como terapia complementaria al Tai Chi. Se combina la mente, la respiración y los movimientos del cuerpo y se activa la circulación de la energía a través de los meridianos. Se fortalecen los órganos internos, ejercita los huesos, las articulaciones y músculos, promueve la respiración y el control del estrés, previene lesiones ocupacionales. Combina ejercicios de respiración con meditación. Activan el metabolismo sin peligro, sin ningún efecto secundario.

El Qi Kung puede ser estático o dinámico. El estático puede realizarse de pie o sentado. El dinámico puede realizarse con o sin desplazamiento.

Sus diferentes tipos tienen influencias de tipo taoísta, budista, confucionista, tendencias que se cruzan y se comparten en muchos casos.

Su historia se remonta a los monasterios budistas y taoístas. Da Mo, reformador del templo Shaolin, introdujo unos ejercicios con la finalidad de mejorar la vitalidad de los monjes para llevarlos al camino del medio y apartarlos de los excesos, de acuerdo con las doctrinas budistas.

En la corriente taoísta también se desarrollaron técnicas caracterizadas por la búsqueda de la longevidad física. Ambas corrientes aprovecharon las técnicas del Dao Yin.

Tanto el Qi Kung como el Tai Chi, su acción beneficiosa tarda unos meses en apreciarse. En la práctica del Qi Kung se puede producir una sudoración intensa que no se corresponde a la intensidad del ejercicio realizado. Se considera una forma de eliminar energías negativas.

Tras la práctica de ellas es conveniente dejar transcurrir unos 15 minutos antes de ducharse y en ningún caso debe hacerse a una temperatura diferente a la del cuerpo, tanto fría como caliente.

YOGA

El Yoga es un sistema integral hindú que logra una relajación profunda, tranquilidad y concentración, unidos a una mayor flexibilidad y vigor físicos. Propone unas 600 posturas que activan músculos con poca actividad y con ello provocan masajes naturales, relajan zonas habitualmente contraídas para relajar músculos y tendones.

La palabra Yoga en Sánscrito procede de la raíz “yug”  que significa yugo, unión, y por ello se traduce como integración del individuo con el todo.

Es originario de la India, donde aún persiste como tradición. Sus orígenes provienen de la época remota de la civilización indo-europea. Uno de los tratados de yoga está fechado aproximadamente 500 años antes de Cristo. De las escuelas hindúes del norte, el yoga pasó al Tibet, lugar donde floreció. Las técnicas mentales del yoga se trasladaron a China, Japón y en todo el extremo oriente, gracias a los monjes Budistas que las utilizaron ampliamente.

Se plantea que el Yoga contribuye a lograr un desarrollo físico, psico-físico, mental y espiritual, así como a encontrar el equilibrio y bienestar con la unidad de cuerpo y alma, aplicando desde una simple relajación hasta una profunda meditación.

Los efectos beneficiosos del Yoga pueden clasificarse de acuerdo a donde realizan sus efectos.

Sobre sus efectos físicos: Con diferentes posturas la elasticidad se armoniza, los órganos internos se fortifican, el sistema nervioso se equilibra, las glándulas se regeneran y el dinamismo general se fortifica.

Sobre sus efectos psíquicos: El Yoga elimina diferentes aspectos negativos de la vida moderna como el sedentarismo, los bloqueos generados por el estrés, el abuso de tóxicos entre otros.

El Yoga se organiza de acuerdo a los objetivos a lograr en Relajación,  Respiración, las Posturas llamadas Asanas o ejercicios físicos y la Concentración, entre otras técnicas.

Aunque necesita de un aprendizaje con personal calificado y con experiencia, es un método personal basado en la libertad y capacidad individual.  Enseña al individuo a evolucionar mediante la autodisciplina.

OTRAS TERAPIAS FÍSICAS,

MENTALES, ESPIRITUALES

El control de la mente y del cuerpo se centra en la función que ejerce la mente sobre los trastornos que afectan al cuerpo.

Masajes

Los masajes tienen su origen en la medicina hindú que tiene una visión global del hombre para sanar cuerpo y espíritu. El masaje no cura, pero fortalece el cuerpo y le devuelve la energía positiva necesaria para la buena forma física y el bienestar mental.

Hipócrates, padre de la Medicina, se considera uno de los grandes impulsores de la Terapéutica Física. En el campo del masaje describió la llamada “anatripsis” o fricción hacia arriba que aplicaba para mejorar la circulación. Además, impulsó métodos gimnásticos para el fortalecimiento de las extremidades para cazar, el deporte y la guerra.

Los romanos desarrollaron el masaje antes y después de los baños, la hidroterapia y la terapia de suspensión con pesas y poleas para dolencias reumáticas como la artritis. Galeno describió una gran variedad de ejercicios terapéuticos con frecuencia, vigor, duración y uso de aparatos.

Reiki

El Reiki se basa en la convicción que cuando la energía espiritual se canaliza, el espíritu del paciente se cura, lo cual a su vez cura el cuerpo.

Musicoterapia

En ella se utiliza la música como vía de expresión de sentimientos y emociones.

TERAPIAS CON MEDICACION

Medicina herbaria

La medicina herbaria o fitoterapia es una práctica terapéutica que emplea diferentes preparaciones de plantas o vegetales para el tratamiento de enfermedades. Se considera uno de los primeros sistemas de curación humano que ha persistido a lo largo de la historia.

Cada región posee diferentes clases de plantas medicinales y aplicaciones que dependen, en buena parte, de la tradición cultural.

Muchos de los medicamentos modernos tienen su origen en plantas utilizadas con fines medicinales. Dentro de ellos puede mencionarse la quinina, extraída de la corteza del árbol chinchona; la aspirina, de la corteza del sauce y la digoxina, de la dedalera.

La medicina herbaria emplea plantas completas, cuyos extractos contienen diferentes constituyentes y no componentes purificados, los practicantes de esta disciplina aseguran que dichos preparados trabajan en grupo, que su efecto es mayor que el de los compuestos por separado, y que la toxicidad disminuye notablemente.

En el curso del siglo XIX, con el desarrollo de la química y la física se aislaron los principios activos de especies vegetales con mayor impacto en la clínica médica. Dentro de ellas puede mencionarse las primeras drogas químicamente puras: la morfina y quinina.

Hasta entonces, las limitaciones de las fórmulas vegetales habían impedido la titulación de valores óptimos para dosis activa mínima, margen de seguridad de la sustancia, y dosis letal media. En este sentido, se veían incrementados los riesgos de sobredosis agudas o intoxicación accidental.

Lo mismo sucedía con la incidencia de reacciones adversas imprevistas, por causa de alguno de los innumerables compuestos presentes en los preparados naturales.

Los remedios herbarios se formulan en combinaciones de hierbas, o pueden contener flores, hojas, cortezas y raíces que de forma habitual se toman como infusiones o tinturas -extractos en alcohol-; también se usan píldoras, cápsulas, pomadas y compresas.

Una dificultad actual de la medicina herbaria es que muchos de sus remedios se basan en plantas medicinales silvestres que cada vez más están en peligro de extinción o escasean al ser aprovechadas por los laboratorios.

Terapias con minerales

o litoterapia

Del griego “litos” (piedra), la litoterapia es una forma de terapia alternativa que utiliza piedras y cristales -sustancias de origen exclusivamente mineral- para mantener la salud, aliviar o curar los desequilibrios de la autorregulación del organismo.

Su aplicación se remonta al comienzo de la humanidad, a lo largo de toda la historia de la Medicina, desde Asiria, Egipto, China, India hasta nuestros días. Sus acciones terapéuticas se han relacionado con diversas teorías como el color de los cristales, su forma, origen, asignación astral o de elemento, pero hoy se valoran sus fundamentos científicos basados en la relación de los minerales con diversos procesos metabólicos.

La Litoterapia trata de restaurar el normal funcionamiento biológico aplicando minerales y rocas diluidos. Sus principios se basan en afirmar que en los procesos metabólicos intervienen complejos enzimáticos que tienen como catalizadores a sustancias minerales.

En algunos procesos patológicos estas sustancias minerales no cumplen su función aceleradora por encontrarse secuestrados por sustancias contaminantes del organismo. Sustancias como los conservantes, estabilizantes y otros aditivos de los alimentos pueden provocar estos efectos tóxicos que desequilibran el metabolismo y provocan trastornos fisiológicos.

La terapia con minerales se aplica para liberar esos cofactores y lograr un eficiente metabolismo.

Ejemplos de sus aplicaciones se encuentran en el tratamiento de artrosis u osteoporosis en los que se aplica la piedra escapolita para liberar el calcio y el fósforo secuestrados.

La Litoterapia utiliza, además, la energía natural de los minerales para restablecer órganos dañados. Este tipo de aplicación se recoge desde los tratados de medicina de la India y China, textos donde se muestra que las piedras se aplican sobre los meridianos energéticos en forma muy similar a la acupuntura, pero sin penetrar la piel. De acuerdo con sus principios, la energía acumulada produce vibraciones que ayudan a lograr prevención o cura en determinados padecimientos en los que se ha roto el equilibrio energético.

Los griegos utilizaron el polvo del mármol contra los dolores de estómago. En el Oriente antiguo, el antimonio se consideraba como un tratamiento eficaz para infecciones e intoxicaciones alimentarias.

La medicina indígena de América utilizó las propiedades beneficiosas de la arcilla y los efectos antisépticos del cobre. En la India se utilizó el salitre como diurético.

El modo de preparación de la terapia con minerales es semejante a las empleadas en homeopatía, pero entre ellas existen diferencias marcadas de acuerdo a sus leyes o fundamentos.

Régimen alimentario y nutrición

La Medicina Tradicional desarrolló la dietética dentro de sus terapias junto con la acupuntura, fitoterapia y los masajes. Consideraba que si la nutrición era adecuada, el Qi -energía o fuerza vital- sería suficiente para que los órganos internos funcionaran bien y así el “Shen” -sistema nervioso y sus emociones- estaría en armonía dentro del organismo.

Es decir, que desde las culturas más antiguas se consideró que una buena alimentación era esencial para alcanzar el equilibrio, la armonía y con ello la salud integral.

Las antiguas tradiciones no consideraban que la alimentación debía trazarse con una dieta fija sino adaptada a las condiciones particulares de cada persona, es decir, de acuerdo con su constitución física, la edad, época del año, tipo de trabajo que realizaba y tipo de enfermedades que padecía, además definían los patrones alimentarios de acuerdo con la calidad energética de los alimentos y no a su cantidad.

La dietética actual recoge elementos de esas antiguas tradiciones y toma en consideración el papel de la alimentación y el estilo de vida en las personas.

Las personas con patologías como cardiopatías, diabetes y otras enfermedades crónicas se les orienta que deben modificar sus hábitos alimentarios, y de forma preventiva se sugieren cambios en la alimentación para evitar padecimientos y garantizar patrones más saludables de vida.

Estos elementos forman parte de los cuidados alternativos que reconoce la medicina alopática porque cambiar hábitos y dietas no sólo ayuda como terapia a numerosas enfermedades sino que también puede ser un elemento fundamental en la prevención.

Asimilar los beneficios de las terapias tradicionales ayuda a la medicina actual a incorporar elementos que favorecen la salud del hombre bajo el criterio que “la salud no es sólo la ausencia de enfermedad, sino el estado de total bienestar físico, psíquico y espiritual que puede alcanzar una persona”.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris