Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ENTREVISTA: GÉNERO POR EXCELENCIA

20100216140217-karla.jpg

Tema: Juan Cantavella señala que “al entrevistar, no se trata de abordar al entrevistado con una batería inconexa de preguntas.”

KARLA VALERO TIELES,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Entrevistar es actualmente en el periodismo uno de los géneros más recurrentes para los profesionales y seguidos por los lectores. Es muy frecuente que por esa popularidad -tanto en los medios impresos, como en la televisión y la radio- muchos cometan el error de escudarse en la entrevista por considerarla fácil y que los resultados sean lamentables.

En su artículo Preparar, escuchar y huir del lucimiento personal, Javier Obregón declara que “la entrevista engaña en su aparente facilidad. Sin duda precisa de un aprendizaje por parte de los que comienzan y una puesta al día para los que han tenido ocasión de practicarla con asiduidad.”

En su Manual de la entrevista periodística, Juan Cantavella señala que “no se trata de abordar al entrevistado con una batería inconexa de preguntas”.  Y es que al periodista le corresponde, mediante un cuestionario previamente elaborado, sacar a flote aquel aspecto de interés en el entrevistado.

Las preguntas deben ser inteligentes y hábiles. Con el fin de conducir al interlocutor, de forma sutil, hacia el terreno en el cual desee moverse el periodista.

En su libro La entrevista periodística, Intimidades de la conversación pública, Jorge Halperín aclara que “la entrevista es un juego de ajedrez. El entrevistador no mueve una pieza sin pensar en el próximo movimiento, sin un propósito.”

“No se puede preguntar por preguntar”, afirma José Alejandro Rodríguez Martínez, del periódico Juventud Rebelde: “El cuestionario de una entrevista tiene que ser, ante todo, coherente. Las preguntas tienen que ser indagatorias, reveladoras y agudas. Ninguna puede estar ahí por casualidad, cada una de las interrogantes tiene que tener un objetivo claro y conciso, y estar en armonía con el propósito de la entrevista”.

Un ejemplo claro es la entrevista -premiada en el concurso 13 de marzo (1977)- del periodista Gerardo Mosquera al escritor René Depestre. Con sólo cuatro preguntas logra una valoración del entrevistado y la información necesaria sobre su obra Subir el Palo Ensebado.

1-Depestre, ¿por qué lo sexual tiene tanto peso en la novela, cuando esto no es, ni por mucho, su preocupación principal?

2-En la novela hay un énfasis en el mito, la magia, lo llamativamente irracional, los elementos religiosos del folclor, el “colorido” del país. ¿No se habrá caído en el peligro del pintoresquismo, de la imagen de postal turística?

3-En la novela se emplean recursos difíciles, como el monólogo interior, la alegoría, el sentido simbólico. ¿No puede esto impedir que un libro de mensaje político llegue a la más amplia masa de lectores?

4-¿La novela no habrá resultado una apología de la lucha individual?

Para lograr este tipo de trabajo, el periodista debe dedicar gran parte de su tiempo a la realización de una investigación exhaustiva de la persona en cuestión. Según Javier Obregón: “La buena entrevista es, como puede desprenderse de la detenida lectura del Manual de la entrevista periodística, escrito por Juan Cantavella, producto de una ardua preparación.

“De una paciencia en muchos casos encomiable para saber escuchar al entrevistado y de una huida constante del lucimiento personal, algo complicado si se parte de la premisa de que el profesional de los medios de comunicación es, consciente o inconscientemente, vanidoso.”

Obregón señala también que un buen reportero es aquel que en la preparación previa a una entrevista reúne suficiente información sobre su objetivo. Revisa declaraciones anteriores y después busca contradicciones entre lo que dijo en otra época y lo que ha demostrado. Luego este deberá “desempolvar el sentido común y la inevitable intuición respecto a lo que espera saber de esa persona la opinión pública.”

Un ejemplo muy ilustrativo, que trata la necesidad de respetar al entrevistado y de conocer sobre este hasta el más mínimo detalle posible, es el que utiliza la Doctora Maite Gobantes Bilbao, profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (España), en su artículo Identidad, narración y entrevista periodística.

“Me sorprendió hace un par de años el modo de trabajar de un fotógrafo italiano que cubría un acto:

-¿Ve usted esto? Pues para fotografiar bien esta copa yo antes tengo que mirarla mucho, desde todas las perspectivas, con cuidado, entendiendo muy bien para qué sirve y cómo se usa, las cualidades de este cristal concreto, tantas cosas...

Y parecía exhausto ante la perspectiva de tener que fotografiar aquella simple copa. Un fotógrafo mediocre se acerca a su destino, dispara quizá un carrete sin darle más vueltas al asunto y se va. A lo sumo, si la escena que pretende recoger no cabe bien en su objetivo, aplica sin pensarlo un gran angular, aunque deforme personas y cosas. Así es también un mal entrevistador.”

El Profesor Raúl Pizarro Rivera, de la Universidad Andrés Bello (Chile), advierte en su artículo La entrevista periodística que “toda entrevista programada está antecedida de una exhaustiva preparación. Es imprescindible indagar a fondo sobre el personaje elegido y acerca del tema y/o temas que se van a tratar en la conversación. Debe llegarse hasta donde el entrevistado con datos, al menos elementales, sobre su currículo laboral y su entorno.

“Refleja una improvisación, y a la vez una falta de respeto para el interlocutor, consultarle de entrada por su edad, cantidad de hijos o estudios (…) resulta clave para el éxito de la entrevista, el acopio del mayor número de antecedentes, de tal modo que el interrogador demuestre tener un cabal dominio del tema, lo que le permite hacer mejores preguntas y contrapreguntas de acuerdo a las respuestas.”

Las interrogantes deben ser provocadoras, en tanto hagan reflexionar a nuestro interlocutor. Fuertes, con el fin de lograr contraposición entre las propias respuestas. Un periodista tiene que saber buscar la faceta oculta del entrevistado. Encontrar de forma cuidadosa las contradicciones de ese personaje, de su opinión o del tema que esté tratando.

Al preguntar a Carmen Oria, de la Agencia de Información Nacional (AIN), sobre los aspectos a tener en cuenta para la realización de una entrevista, respondió: “La palabra clave es intencionalidad. Todo lo que se diga debe tener una razón. Dentro de eso todo cabe, incluso una pregunta cerrada -donde la posibilidad de respuesta sea solamente sí o no-, si tiene un objetivo concreto, ya sea conducir al entrevistado hacia un tema específico o recalcar algún aspecto de la entrevista.

“También hay que tener en cuenta muchos detalles. En una entrevista, desde el momento en que comienzas el proyecto, todo cuenta. Así que importa desde la forma en que vas vestido hasta cómo la redactas. Un periodista debe ser cuidadoso en los detalles para no ahuyentar a su interlocutor. Debe tener en cuenta gestos, expresiones. Es importante que sea paciente, no se debe interrumpir al entrevistado porque cada cosa que diga puede ser valiosa a la hora de la redacción.”

Entre las recomendaciones que brinda Jorge Halperín en La entrevista periodística, Intimidades de la conversación pública, declara que “la entrevista periodística no es un pelea de fondo, aunque a veces pueda tener ingredientes de ella. Cuando un entrevistado se enoja no siempre dice la verdad, simplemente arroja la primera cosa que se le ocurre.”

Halperín señala también que “hay temas que el sentido común nos indica que debemos explotar, pero existen otros de resultado incierto que, sin embargo, más de una vez nos devuelven algún diamante.” A esto él le llama la técnica de “ir de pesca”.

José Alejandro Rodríguez también brinda algunas recomendaciones para “la parte dura de la entrevista”: la redacción: “En esa fase lo que hay que tener claro es que sin importar la forma en que se haga, la entrevista tiene que ser amena.

“Al receptor tiene que parecerle que estaba allí en el momento de las preguntas y que a él se le hubiesen ocurrido muchas de esas interrogantes. Hay que lograr que quien lea la entrevista sienta que él mismo pudo hacerla, aunque nosotros sepamos que no es tan sencillo como parece.”

Carmen Oria recalca: “Lo que no debe olvidar el periodista es que es el entrevistado quien tiene que  destacar. Este y sus respuestas son el verdadero centro de atención. Respetando esto, se logrará un buen resultado.”

Por último, no se debe olvidar nunca que siempre habrá tema para una entrevista. Todos tienen una historia que contar. Pero dependerá del ingenio del periodista lograr un resultado interesante y ameno.

Bibliografía:

Acerca de la entrevista periodística, de Miriam Rodríguez Betancourt.

Diccionario Larousse (Básico Escolar).

Diccionario periodístico, de Evelio Tellería Toca. 

Géneros Periodísticos. Compilación de la editorial Pueblo y Educación.

Géneros Periodísticos, de Juan Gargurevich.

La entrevista periodística (selección), de María de los A. González y Fernando Rodríguez.

La entrevista periodística, Intimidades de la conversación pública, de Jorge Halperín.

Manual de la entrevista periodística, de Juan Cantavella.

Artículos de internet

La entrevista periodística por Raúl Pizarro. Consultado: 14-8-2009.
En: http://www.comunicacion.unab.cl/pdf/apuntes_entrevista_raul_pizarro.pdf 

Identidad, narración y entrevista periodística por Maite Gobantes Bilbao. Consultado: 14-8-2009.
En: http://www.ucm.es/info/especulo/numero41/idenentr.html

Preparar, escuchar y huir del lucimiento personal, de Javier Obregón. Consultado 14-8-2009.
En: http://www.ull.es/publicaciones/latina/l/obre.canta.htm

La entrevista periodística: seis respuestas y una anécdota. La Tecla. Consultado: 19-8-2009.
En: http://www.latecla.cu/bd/entrevista/seisrespuestas_mercedes.htm

La pregunta en la entrevista periodística. Consultado: 19-8-2009.

En: http://www.tinglado.net/files/A.Valero/entrevista.jpg

¿Cómo realizar y redactar una entrevista periodística? Consultado: 19-8-2009.
En: http://www.icarito.cl/medio/articulo/0,0,38035857_0_192981625_1,00.html

Guía Para La Confección De Una Entrevista Periodística. Consultado: 19-8-2009.

En:
http://www.articuloz.com/literatura-articulos/guia-para-la-confeccion-de-una-entrevista-periodistica-694745.html

 

Periodistas consultados:

José Alejandro Rodríguez Martínez, periodista de Juventud Rebelde.

Carmen Oria, periodista de la Agencia de Información Nacional (AIN).

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris