Facebook Twitter Google +1     Admin

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE (DE 1900 A 1951)

20100507223610-7.jpg

VII: De 1931 a 1935, una mirada al pasado desde Radio Reloj.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

1931

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y UNO. Desde una fotografía color sepia, un hombre de media calva, espejuelos de miope, cara delgada y sonrisa pícara, nos da un saludo por su entrada triunfal a la estratosfera, en mil novecientos treinta y uno. Ese fue el físico suizo Auguste Piccard quien, junto con su compañero de trabajo, Paul Kipfer, se coronaron como los primeros humanos en llegar a tales alturas, con el fin preciso de investigar los rayos cósmicos del sol. Según reseñan los documentos, Piccard mismo diseñó la hermética cabina del descomunal globo de hidrógeno donde realizaron la hazaña. En mil novecientos treinta y uno otro suceso que con el tiempo evolucionaría espectacularmente: el norteamericano Harold Edgerton inventó el flash de cámaras reutilizables. Continuará en el próximo minuto...

SONGORO COSONGO. Conclusión. En mil novecientos treinta y uno, un joven poeta salía de la imprenta pleno de gozo. Nicolás Guillén llevaba entonces en sus manos el poemario Sóngoro Cosongo, de trascendencia para la cultura cubana. Fue el año en que, en nuestro país, se celebró la pionera de las jornadas internacionales de la Mujer. Hubo en el mundo dos pérdidas de grandes: la de la bailarina de la perfección, de la excelencia, Anna Pávlova, a los cuarenta y nueve años; y la del independentista, escritor, ensayista y pedagogo puertorriqueño, Eugenio María de Hostos, autor de Moral social y La peregrinación de Bayoán. Para España, mil novecientos treinta y uno significó una gran victoria con el triunfo, en abril, de la República. Por ella combatieron también muchos cubanos. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1932

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y DOS. Para los cubanos, el veintiocho de octubre es cita insoslayable con mares y ríos para ir a lanzar en ellos una flor que llegue como homenaje al hombre de cien batallas, Camilo Cienfuegos. Sin embargo, pocas veces evocamos el seis de febrero de mil novecientos treinta y dos, cuando nació quien se insertaría para siempre en la historia de la Patria como revolucionario en toda contingencia, pilar de confianza y cubano raigal. Una vez, por esa fecha, fueron plantadas rosas, sapulpe azul y califa verde, pero lo que hubiera podido ser una nueva tradición, quedó en el intento. En mil novecientos treinta y dos nos llegó Camilo Cienfuegos, hombre de pocos miedos que hizo de la unidad por alcanzar la victoria revolucionaria, el credo para andar por la vida. Continuará...

APUNTES BREVES DEL TREINTA Y DOS. Conclusión. Entre lo mucho que debemos al físico alemán Albert Einstein, se encuentra la de cifrar la edad de la Tierra. Sí, en mil novecientos treinta y dos el hombre de la Teoría de la Relatividad anunció que el Planeta Azul tenía la “bicoca” de unos diez mil millones de años. Y ahora, algunos apuntes breves del período: en la Península Ibérica entró en vigor la Ley del Divorcio para regocijo de féminas hastiadas de insoportables esposos, y de hombres obstinados de mujeres imposibles. En tanto, Adolph Rickenbacker se apareció con una innovación que revolucionó para siempre la música popular: la guitarra eléctrica. En mil novecientos treinta y dos, el diario británico Times Weekly Edition causó asombro por ser el primero de los periódicos en el mundo en utilizar fotos a color. Redactó: Iraida Calzadilla

1933

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y TRES. Dos hombres profundamente vinculados al Héroe Nacional, José Martí, dijeron adiós en mil novecientos treinta y tres. El uno, Juan Gualberto Gómez, escritor, poeta y periodista de afilado verbo que combatió con valentía contra el deshonor y la desvergüenza de gobiernos de turno. No puede olvidarse la definición de Martí sobre Juan Gualberto, cuando le llamó “mi hermano negro”. El otro fue el maestro de juventudes Enrique José Varona, patriarca como pedagogo y filósofo pero, ante todo, patriota y colaborador del Apóstol desde los días luminosos del nacimiento del Partido Revolucionario Cubano. En mil novecientos treinta y tres también partió Clara Zetkin, de ejemplar trayectoria comunista a nivel internacional y defensora de los derechos de la mujer. Continuará en el siguiente minuto...

MARLENE VESTIDA DE HOMBRE. Conclusión. Marlene Dietrich aparecía como una gacela enigmática en la pantalla grande y subyugaba a los espectadores del tercer decenio del siglo. Pues bien, la actriz alemana que ganó a Hollywood, en mil novecientos treinta y tres impuso la moda de vestir como un hombre, al lucirse con frac y sombrero de copa en la película Marruecos. Otro que asombró fue Charlie Chaplin al casarse a escondidas, en la ciudad de Los Angeles, con Paulette Godard. Y fue el año en que King Kong aterrorizó en el cine, gracias a los efectos especiales. En mil novecientos treinta y tres hubo excelentes presentaciones. Entre ellos, el drama Bodas de sangre, de Federico García Lorca; la ópera Arabella, de Richard Strauss; y la obra Divinas Palabras, del español Ramón María del Valle-Inclán. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1934

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y CUATRO. La muerte se enseñoreó con los revolucionarios cubanos en mil novecientos treinta y cuatro. Partió el comunista, poeta y abogado, Rubén Martínez Villena, el hombre de pupila insomne buscadora de un futuro mejor. Fueron asesinados por esbirros del primer mandato batistiano, los luchadores Ivo Fernández y Rodolfo Rodríguez Díaz. Envuelto en la bandera de la hoz y el martillo, estuvo el ataúd del militante del Partido Comunista de Cuba, Francia y Bélgica, el joven médico José Elías Borges. Y en mil novecientos treinta y cuatro, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, se despidió al estudiante de breve vida, Gabriel Barceló Gomila. De ese joven dijo Raúl Roa: “Fue a toda hora fiel a sí mismo y a la doctrina marxista que fervorosamente abrazara”. Continuará en el siguiente minuto...

BIENVENIDA MARY POPPINS. Conclusión. Maravillosa lectura para quienes se acercan a los libros, y recreado filme para los que gustan de la imagen, el texto clásico de la mágica institutriz Mary Poppins, de la australiana Pamela Traves, ha vencido el reto del tiempo desde que nació en mil novecientos treinta y cuatro. Otro libro de siempre vio la luz ese año, Perito en lunas, del entonces muy joven poeta español Miguel Hernández, de quien continuamos nutriéndonos con versos hechos de la savia sencilla de la tierra. Conozcan otros nacimientos en mil novecientos treinta y cuatro: pues el del Pato Donald, los faros reflectores de los autos y los exámenes de conducción aplicados en el Reino Unido. Y uno de mujeres: la pionera en hacer entrevistas de televisión en directo para la BBC, fue Elizabeth Cowell. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1935

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TREINTA Y CINCO. Tres acontecimientos en aire, tierra y mar tuvieron nacimiento en mil novecientos treinta y cinco, década profundamente marcada por la depresión económica que se inició en el veintinueve, con la caída de la Bolsa de Nueva York. Vinculado con el aire, el físico Robert Watson-Walt mostró el primer equipo de radar para detectar aviones. En tierra, se estrenó con todo orgullo el Metro de Moscú, colosal red subterránea de ferrocarriles y magnífica edificación cuyas ciento cuatro estaciones presentaban diseños diferentes, cual reto a la creación artística. Y, por último, en relación con el mar, en mil novecientos treinta y cinco los franceses reventaron de satisfacción con el trasatlántico Normandía, cuya ruta inicial fue desde El Havre hasta Nueva York. Continuará en el siguiente minuto...

CERVEZA EN LATA. Conclusión. Casi aseguro que cualquiera de nosotros se tomaría con gusto una cerveza fría, dorada y espumosa. Pues sepan que la primera cerveza enlatada la puso en el mercado norteamericano la firma Kreuger, en mil novecientos treinta y cinco. Desde entonces, el envase ha tenido rotundo éxito, a pesar de protestas ecologistas. Ese año comenzaron a funcionar en Oklahoma los primeros parquímetros; el periódico New York Time con vista futurista fue el primero en guardar sus ejemplares en microfilmes; y apareció el “libro de bolsillo”, con una edición de Ariel, de André Maurois. En mil novecientos treinta y cinco la pequeña actriz Shirley Temple recibió un Oscar en miniatura y, en nuestra Habana, quedó cerrado el Teatro Alhambra, de entrañable y prolongada historia. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris