Facebook Twitter Google +1     Admin

DUDAMEL: “EL MUCHACHO DE BARQUISIMETO”

20100626044718-randy.jpg

RANDY SABORIT MORA,
Periodista de Prensa Latina y
Profesor de la Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Cortesía para Isla al Sur.

Caracas, (PL) Como el muchacho de Barquisimeto se autodefine el director de orquestas sinfónicas Gustavo Dudamel, fiel a sus raíces mientras conquista primeras planas cuando con su batuta al aire logra conciertos innombrables en reconocidos escenarios del mundo.

“Sigo siendo ese muchacho de Barquisimeto que soñaba y soñaba. Primero en ser músico, y de pronto se fue abriendo ese camino”, confesó Dudamel en entrevista al programa José Vicente hoy.

A juicio de este joven de 28 años, considerado por expertos como un fenómeno musical, su Venezuela es más que petróleo y el ocio es el enemigo número uno de la juventud.

“Lo que más le ha hecho daño a nuestro país es la autodenigración, es el decir nosotros no servimos para nada. Es el decir yo me tengo que ir para otro lado para ser alguien”, comentó Dudamel en el mencionado espacio transmitido por la televisora Televen. Insta a su pueblo a valorar la condición de ciudadanos de un país con un futuro inmenso y a trabajar con disciplina y a soñar.

Talentoso soñador  disciplinado

En su opinión, hay que soñar con cosas que vayan más allá de los límites de nuestros sueños y trabajar por ello. Opina que “pasión sin disciplina no funciona. Para lograr los sueños hace falta mucha disciplina y control”.

“Yo soy muy apasionado, cuando me entrego, me entrego. Me lanzo al agua y doy lo que más puedo. Antes de todo eso ha habido una disciplina, el estudio, el pensamiento.”

Considera a la música como una disciplina donde el pensamiento es esencial “porque tienes que recrear idea sobre idea que deben tener una razón y un sentido”.

Su filosofía de hacer música se adecua a las de construir  la nación: “Aunque no me caiga bien el primer flauta, juntos tenemos  que hacer buena música. Así debe funcionar el país y el arte en sí porque el arte es unión, es pasión, es amor y eso ya hace que sea un ejemplo de mundo”.

“Vivimos en un mundo muy individualista, dónde si yo estoy bien y el resto está mal, no me importa. Creo que el mensaje esencial en la orquesta va más allá de la música”,  comenta.

Algunos aplausos

La crítica musical de la prensa de Estados Unidos, México y Canadá aplaudió su actuación en una gira de conciertos entre octubre y noviembre de 2007  por esos países.

El diario The Boston Globe calificó la presentación de Dudamel y su orquesta como el acontecimiento más importante ocurrido en esa ciudad  durante ese año, por encima incluso de las actuaciones de la Sinfónica de Boston y de la Filarmónica de Berlín.

Al llevar su arte a  las ciudades españolas de Oviedo, Valladolid y Madrid en diciembre de 2007, el periódico El País reseñó “la consagración de la primavera, de Stravinski. De cortar la respiración”.

Fue una versión de una fuerza rítmica escalofriante, empastada al límite y con un sentido estructural sin fisuras”.

Según el rotativo, “Dudamel controló hasta el más mínimo detalle las matizaciones y contrastes, pero además infundió una energía salvaje al conjunto. La orquesta respondió con una concentración, unidad y técnica admirables.

“Después, destacó, revalidaron su maestría en Tchaikovski. Es hasta justificable que se rompiera el protocolo de silencio tras el segundo movimiento de la Quinta, dada la hermosura de su realización. El mambo de propina encendió a la sala."

Ostenta el premio al mejor artista juvenil concedido por la Royal Philharmonic Society de Londres. Esta institución significó "la presencia dinámica y electrizante (del músico que) conquistó los corazones del público en las actuaciones con orquestas en el Reino Unido y especialmente con sus jóvenes compatriotas en la Orquesta Juvenil Simón Bolívar en el festival de música de los Proms".

Por su parte, la Universidad Centrooccidental "Lisandro Alvarado" (UCLA), le confirió el Doctorado Honoris Causa por sus logros musicales reconocidos en todo el mundo. Es el más joven de toda la historia de la UCLA (Barquisimeto) en alcanzar esa distinción.

Notas musicales

Inició sus estudios de música bajo la tutela de su padre a la edad de cuatro años y se educó bajo el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles (El Sistema), famoso programa de educación musical, propio de Venezuela.

El Sistema abarca más de 200 orquestas integradas por más de 250 mil niños y jóvenes, creado el 12 de febrero de 1975 por el maestro José Antonio Abreu, y  depende de la Fundación estatal del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles, adscrita al Ministerio las Comunas.

Considera a Abreu como “un ángel quien les abrió el camino a todos los muchachos del Sistema de Orquesta, que son miles. Y que les ha dado la oportunidad de soñar y de hacer los sueños realidad.”

Lo estima como su maestro musical y de vida, incluso su padre, porque le enseñó los valores de la vida fundamentalmente el de compartir: “Me mudé muy joven a Caracas y Abreu asumió la responsabilidad de mi venida acá.”

Dirige la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, considerada por especialistas como una de las más importantes de Venezuela y Latinoamérica.

A su juicio, la orquesta es como un fenómeno social de participación en un pequeño país y se considera pequeña libélula dentro de ese universo en honor a la humildad que caracteriza su personalidad.

“Parto del principio que un director sin orquesta no es nadie. Tú necesitas el componente humano, tú necesitas los músicos. Allí hablamos de diferentes colores y tonalidades, pero al final todos tenemos un fin que es la partitura y la música y todos tenemos que caminar juntos”.

También fue nombrado director de la Filarmónica de Los Ángeles (Estados Unidos). Ofreció un concierto en La Vega, uno de los barrios populares de Caracas, donde declaró a la prensa que “hoy vemos a los niños tocar, cantar y luchar por mejorar nuestro país, y de eso se trata, de engrandecer un pueblo para las generaciones venideras, pero para ese fin debemos trabajar con amor, fuerza y disciplina.”

Esto sólo es el comienzo, llevaremos el arte a diferentes comunidades, no sólo en Caracas, sino también al interior de la nación, porque estamos ante un proyecto artístico social que busca irradiar fe y esperanza, vaticinó.


 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris