Facebook Twitter Google +1     Admin

EN BUSCA DE LA INFORMACIÓN PRECISA: PROBLEMAS DEL PERIODISMO

20100707044613-yuneimys.jpg

Tema: Juan Carlos Bergonzi, investigador y profesor Titular en Comunicación Social de la Universidad de La Plata, puntualiza: ”El periodismo es un producto de las condiciones culturales, sociales y políticas de un país y de una época. Desde sus orígenes el periodismo se ha visto amenazado y asediado por cuatro adversarios: la escasez de fuentes; la fuerza del poder; el riesgo de la censura; y el estado de ánimo de la opinión pública”.

YUNEIMYS SILVA ECHEVARRÍA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El trabajo periodístico surge del desarrollo de la sociedad. Los logros y adversidades de la misma constituyen la materia prima que utiliza el profesional de la noticia para elaborar la información y reflejar las condiciones culturales, sociales y políticas de un país.

A lo largo de la historia la prensa ha encontrado obstáculos que dificultan el desarrollo de la información y se empeñan en ocasionar impedimentos para lograr un resultado exitoso al comunicar el hecho noticioso. Problemas como la escasez de fuentes, la fuerza del poder, el riesgo de la censura, y el estado de ánimo de la opinión pública han intentado poner al periodismo en una cuerda floja, como afirma Juan Carlos Bergonzi, investigador y profesor Titular en Comunicación Social de la Universidad de La Plata.

La escasez de fuentes se encuentra a menudo, pues incluso cuando existen personas o instituciones con todos los datos o criterios pertinentes para lo que quiere sacar a la luz el periodista, algunas no están dispuestas a compartirlos, e insisten en negar la información aunque el tema de que se trate no sea de los más complejos. 

Ana Cecilia Pérez, periodista pinareña de la emisora Radio Guamá, considera: “El periodismo depende de las fuentes activas y pasivas que se deben tener presentes a la hora de trabajar en cualquiera de los géneros periodísticos, ya sea comentario, crónica, reportaje… y deben emplearse  esas fuentes en la medida que perfeccionen la calidad de los textos, de ello depende un óptimo  hacer de la prensa.”  

Por su parte, la fuerza que ejerce el poder es otro de los impedimentos del periodismo, no son pocas las sociedades en las que el Estado, los empresarios, los dueños de los más grandes medios de comunicación, o todos ellos juntos se confabulan para atar a la prensa, silenciarla, limitar su influencia. Usan cuantas “herramientas” tienen, incluyendo la intimidación.

Iraida  Calzadilla Rodríguez, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, asume en el libro La Nota que “el periodismo es una forma de comunicación de masas que pone a la sociedad frente a su realidad.” Las organizaciones y personas antes mencionadas parecen olvidar la esencia de esta máxima y lejos de reflejar en la prensa los problemas de un país para brindarles soluciones, pareciera que sus propósitos es actuar ante ellos con una venda en los ojos.

La labor periodística también está sujeta a la censura que puede ejercerse tanto desde los decisores inmediatos de una publicación como de la política informativa imperante. Un ejemplo de ello lo constituyen las llamadas “sociedades democráticas”, donde existen medios que responden a ciertos intereses y olvidan la eticidad que como praxis deben asumir. Tal es el caso del total silencio que hacen las grandes cadenas noticiosas respecto a los gobiernos de Hugo Chávez y Evo Morales, a quienes no les reconocen los beneficios que han aportado a sus naciones.

Nos cuestionamos entonces por qué en el exterior no tienen mayor relevancia sucesos como los de las 25 historias top más censuradas en la gran prensa de los Estados Unidos. Decididamente, la censura no va de vacaciones a la playa; está siempre al acecho para cuidar intereses, caracterizar torpezas y estrecheces mentales.

A todo esto no está ajena la sensibilidad de la opinión pública, la cual constituye el mayor receptor, el alfa y la omega de la profesión. De modo que hemos de tenerle muy en cuenta, porque nos rechazará, llegaremos a aburrirle y hasta nos retirará la condición de creíbles. Al referirse al tema, la periodista Ana Cecilia expresó: “No por mucho repetir un tema, el lector le prestará más atención ni lo conocerá mejor; tampoco por desconocer sus inquietudes y desaparecerlas de nuestros espacios, significará que no las busquen cada día. Lo confirma la retroalimentación en las secciones dedicadas a escucharles.”

Por su parte, Nyliam Vázquez, periodista de la redacción internacional de Juventud Rebelde, expresa que coincide con el profesor Bergonzi en su definición; sin embargo, le agregaría la visión del periodismo como un ejercicio de ética, pues “a pesar del grado de implicación que tienen las condiciones culturales, sociales y políticas, cualquier análisis pasa por la ética, la visión del mundo y el entendimiento de la misión que se tiene como profesional”.

Para analizar el riesgo de la censura, podemos partir de las declaraciones realizadas hace algunos años por el ministro de Cultura Abel Prieto, en el Consejo Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), donde coincidió con el criterio de muchos estudiantes sobre la mala música que se divulga por las emisoras de radio, y los filmes violentos que nada aportan, exhibidos por la televisión.

No obstante, advirtió sobre el lance que significa asignar a un ser humano la delicada tarea de decidir qué transmite la radio y la TV, y qué no puede salir a la luz. Inevitablemente, será un ser humano quien tome la decisión. ¿Cómo garantizar que no apele a sus intereses, prejuicios, creencias, a la oportunidad de elegir según sus gustos?

Todo lo expresado constituye, a mi juicio, armas que se empeñan en hacer del ejercicio de informar un proceso multifacético y comprometido. Un ejercicio que debe asumirse sobre la base de los principios éticos de la profesión.

BIBLIOGRAFÍA:

Calzadilla Rodríguez, Iraida. La Nota. Editorial Pablo de la Torriente. Ciudad de La Habana, Cuba. 2005. p.15.

Calzadilla Rodríguez, Iraida. Notas de clases. Curso escolar 2009-2010.

Prieto Jiménez, Abel. Declaraciones del Ministro de Cultura en el Consejo Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM). 

http://www.Wikipedia.org Consultado: 10 de diciembre de 2009.  

                                                                                                     
PERIODISTAS CONSULTADOS:


Pérez, Ana Cecilia, periodista de Radio Guamá.

Vázquez, Niliam, periodista de la redacción internacional de Juventud Rebelde.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris