Facebook Twitter Google +1     Admin

TALLERES MECÁNICOS CONTRA URBANIDAD Y SALUD COMUNITARIA

20100909031559-yohana.jpg

YOHANA OVIEDO ZAMORA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La Habana.- Aunque es penado, continúan los talleres de mecánica ilegales que incumplen las normas urbanas de higiene, provocan daños a las edificaciones y violan los derechos de los integrantes de la comunidad.

Muchos ciudadanos encuentran en el oficio de la mecánica un sustento económico, una de las razones por las cuales actualmente son más frecuentes los mecánicos que tienen talleres clandestinos para el arreglo de autos y motos.

Señala la  Dirección de Atención Comunitaria del municipio capitalino de Habana Vieja “la existencia de estos talleres improvisados -no siempre diseñados adecuadamente- se ha extendido y convertido en un lugar popular al cual recurren las personas en caso de roturas, choques y problemas eléctricos con sus vehículos, como opción asequible ante situaciones de este tipo”.

Sin embargo, ni los clientes ni los mecánicos reparan en el daño comunitario que causan estos establecimientos.

La especialista en Higiene y Epidemiología, Carmen Chamizo Herrera, alerta sobre el peligro que representa para la comunidad “los constantes desechos que los talleres vierten provoca ambientes epidemiológicamente desfavorables a los ciudadanos”.

“Los desechos de gasolina, de aceite de motores, de petróleo de los vehículos, mezclados en ocasiones con agua, por lo general van a parar a la calle y crean charcos inmundos propicios para el desarrollo de vectores indeseables”, agregó.

La licenciada Herrera insiste en que “la mayoría de las veces esos talleres no cumplen con las medidas higiénicas necesarias y con frecuencia se encuentra allí con recipientes llenos de agua turbia, botellas destapadas con agua de lluvia y escombros húmedos innecesarios”.

En aumento han ido las personas afectadas con enfermedades cuyo principal detonante ha sido el descuido de las condiciones epidemiológicas.

La doctora Olga Marina Laredo Copino confirma: “El aumento de enfermos con virosis, estados catarrales severos y febriles es localizado por manzanas, donde principalmente existen lugares que vuelcan desechos”.

A consideración de la especialista, “las patologías de asma y alergia son los pacientes más vulnerables a estados virales producto de que su sistema inmunológico se encuentra debilitado como resultado de estos padecimientos”.

“La cifra de pacientes asmáticos y alérgicos por localidades ha crecido entre un 5 y 10 por ciento, desde el año 2008”, concluye.

Por otra parte, estas instalaciones donde se practica el arreglo de autos y motos afectan las condiciones urbano-constructivas en las comunidades capitalinas.

Explica el arquitecto de la localidad marianense, Lázaro Roble Galope sobre ”las obras y casas que presentan daños estructurales en cuanto a principios grietales y saturación en las paredes, propensas al derrumbe posterior en la mayoría de los casos, están ubicadas en áreas colindantes a estos lugares”.

Lucinda Gruñel Camildo, ingeniera civil, añade que las causas principales “se deben a los estruendos cuyas ondas repercuten en las paredes de las edificaciones y los restos de combustible y agua estancada producen fragmentos de humedad perjudiciales a las bases de las estructura de las casas”.

El común denominador de estos talleres de mecánica es el desconocimiento general de los derechos inherentes de los ciudadanos de la comunidad y, por tanto, los infringen constantemente.

La abogada Anisleydis González Borreno informa sobre las normas y derechos de los comunitarios que “deben responder a las necesidades inmediatas tanto higiénico-sanitarias como urbanas para lograr una convivencia sana dentro de la localidad”. 

“La limpieza en las manzanas, la organización, evitar los ruidos aumentados redundantes y el arrojo de restos mugrientos, son de estricto cumplimiento entre los vivientes de la comunidad”, concreta la jurista González.

Crear el sentido de responsabilidad de mantener la higiene y reducir el bullicio a través de sugerencias o juntas de advertencias en los peores casos sería una válida estrategia de la directiva comunitaria.
Para epidemiólogos y médicos constituye una prioridad “evitar el aumento de enfermedades epidémicas”, así como arquitectos e ingenieros civiles consideran esencial “disminuir el número de viviendas con problemas estructurales.”


 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris