Facebook Twitter Google +1     Admin

SI DE ROCK SE TRATA…CHLOVER

20110220034315-lianet.jpg

A siete años de carrera, la banda artemiseña, figura entre las mejores de su tipo en el país.

LIANET HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ Y LORENA SÁNCHEZ GARCÍA,
estudiantes de segundo año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Antes de su Primer encuentro con el lado oscuro ya tenían una canción, Sin Nombre. Resistiendo llegan a su séptimo aniversario en el que esperan seguir Gritando y Cerrando el paso. No  en vano, el grupo de rock  brasileño Sepultura,  en su reciente visita a Cuba, los invitó a compartir escenario. Y es que Chlover se mantiene en la preferencia del público, el cual lo ha catalogado como una de las mejores bandas del país.

Sus integrantes, el baterista y director Orlando Acosta, los guitarristas Alain Echeverría y Milton Núñez, el bajista Noel Camerotta y el vocalista Michel Hernández, pese a no contar con una producción discográfica, ya tienen a su haber el segundo DVD rockero en Cuba, con la peculiaridad de que el primero también fue suyo.

La banda se fundó en el municipio habanero de Artemisa, el 13 de diciembre de 2002. Sus inicios estuvieron marcados por presentaciones en la localidad y en algunos espacios de la capital que los hicieron medianamente conocidos en el mundo del metal.

Orlando Acosta asegura que los catalizadores de la popularidad del grupo fueron las presentaciones televisivas en el programa Cuerda Viva y en Lucas, además, en el espacio radial Sabarock. No obstante, guarda un lugar especial para los Festivales de Rock: “Son la única oportunidad para extender el género a todas las provincias del país”

¿Qué significa para grupos de esta factura, la Agencia Cubana del Rock? “La Agencia fue un sueño hecho realidad. Una suerte de premio para los seguidores del género en el país. Necesitábamos una institución que apoyara y reconociera nuestra música, además, nos brindara espacios para los conciertos. A raíz del cierre del Patio de María, los amantes del Rock and Roll, vimos aplacadas todas las esperanzas de revolucionar el género en el país. La apertura de la agencia recuperó el ánimo”.

Sin embargo, Orlando afirma que muchas de las bandas fundadoras de la Agencia, incluso Chlover, han quedado limitadas a los espacios del Maxim para desarrollar sus espectáculos y han perdido participación en los festivales.

¿El talón de Aquiles del género en el país es su escasa promoción? El Rock cubano debe ser promovido en el mundo entero. Talento no falta, agrupaciones como Hipnosis, Escape, Tendencia y Zeus, son de primer nivel y pueden presentarse en cualquier escenario. Interactuar con otros públicos, e incluso con artistas de diferentes latitudes, puede enriquecernos”, dice Orlando.

La mezcla de géneros cubanos, en especial la música joven alternativa, la del Benny, los Van Van y del Buena Vista Social Club cuentan como la cantera principal de sus composiciones.

Las canciones abordan temáticas sociales. Problemas de la personalidad, códigos referentes a la nacionalidad y a la cotidianidad del cubano. En un principio los temas eran en inglés, “es un idioma muy musical. Cuando escribes, prácticamente, estas haciendo sonar las palabras”, afirma Milton Núñez, quien se encarga de una buena parte de los arreglos en el grupo.

“Pero el mensaje quedaba muy alejado del público, algunas personas no hablan inglés –continúa el guitarrista- entonces decidimos cambiar al español, así la afición cubana puede entender mejor nuestros mensajes”.

Durante sus siete años de carrera, la agrupación artemiseña ha obtenido disímiles lauros de la crítica especializada y de la audiencia. Mas para Chlover el momento cumbre de su trayectoria fue “cuando nos declararon fundadores de la Agencia Cubana del Rock. Ser el único grupo de provincia dentro de este catálogo nos impulsó muchísimo. Así reconocían el esfuerzo y talento de todos. Además, la oportunidad de tocar con Sepultura, representó una experiencia asombrosa”, expresa Noel Camerotta, bajista del grupo.

Chlover, más que golpes de drums y potentes riffs, es “la posibilidad de materializar un sueño si luchas y te dedicas a él -afirma Milton-. Somos parte de la música cubana. Tenemos la labor de enriquecerla y hacerla más abierta”.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris