Facebook Twitter Google +1     Admin

UN HECHO PARA REVIVIR

20110624185928-mayveli.jpg

Tema: ¿Qué características debe tener el hecho concluido para ser noticia y abordarse desde el periodismo retrospectivo?

MAYVELI PARES MENÉNDEZ,
estudiante de tercer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El periodista cubano Luis Raúl Vázquez Muñoz, en su artículo Periodismo Histórico: la criatura que quiere vestirse, plantea que “la función básica y primordial del Periodismo es informar hechos que contienen los valores de la noticia, por lo que ostentan un interés para los integrantes de la sociedad, quienes los necesitan para su conocimiento y la toma de decisiones dentro de la comunidad en que actúan” (online).

Más adelante, añade: “El Periodismo también impulsa la demanda por conocer algo que forma parte del patrimonio de las sociedades (…). Por su capacidad de informar y su tradición en revelar hechos que permanecieron ocultos, el oficio de los reporteros es una de las vías más expeditas para acercarse a la Historia con los fines antes mencionados”.

El periodismo retrospectivo, cumpliendo con la función básica antes mencionada, se propone un rescate de la historia para favorecer el conocimiento de la sociedad, sin tener que estatizar el pasado y logrando que los sucesos converjan alrededor de un conflicto visto desde diversas miradas. El periodista debe dotarse de herramientas  investigativas para mostrar no solo el suceso sino también su devenir, poder despertar la sensibilidad del público, acercando el hecho y sus protagonistas a nuestra realidad. Pero, ¿acaso todo suceso ocurrido en el pasado puede ser noticia y abordarse desde el periodismo retrospectivo?

Disímiles son los criterios respecto al tema, entre ellos, el del periodista Miguel Ernesto Gómez Masjuán, máster en Ciencias de la Comunicación y Jefe de la Disciplina de Periodismo Digital en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, quien expresó que todo hecho puede ser tratado desde el periodismo retrospectivo, en dependencia de los intereses del periodista, su capacidad para encontrar el valor noticia del mismo, rescatarlo y abordarlo desde otro punto de vista y en otro contexto, pues la esencia del periodismo retrospectivo es rescatar sucesos del pasado para que confluyan entre sí, y poder reconstruir un acontecimiento o período histórico según el interés e interpretación que haga el reportero de los mismos: “Los valores noticia, sobre todo el aspecto humano, se reconceptualizan en dependencia de la perspectiva desde la que se trate el hecho”.

Además, señaló lo importante que es dominar muy bien el contexto en el que se desarrollaron los acontecimientos, poseer una gran capacidad interpretativa, competencia cultural y, sobre todo, saber confluir las diversas fuentes relacionadas, tanto documentales como directas para poder escribir un buen trabajo.

Asimismo, Antonio Moltó, periodista y director del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, Cuba, refiriéndose a la interrogante, añadió: “El factor principal para que un hecho sea tratado desde el periodismo retrospectivo es la intencionalidad del periodista, su forma de abordarlo. Es importante la vigencia, el valor de actualidad del mismo y si es o no representativo del contexto en el que se trata”.

Los sucesos históricos vistos desde la retrospectiva deben despertar el interés y la curiosidad del público, tanto en la prensa impresa como en radio, televisión e Internet.

Coincidiendo con lo antes expuesto y relacionando otras características, Luis Raúl Vázquez Muñoz, en declaraciones para este trabajo, opinó: “Primero, que sea un hecho del pasado, pero que contenga elementos de interés, novedad, valor humano, y que puedan promover la atención de los públicos”.

De igual forma, Julio Batista, periodista de la emisora nacional cubana Radio Progreso, plantea algunos aspectos fundamentales que deben tener los acontecimientos históricos para ser tratados desde este tipo de periodismo en el medio radial: “Lo más importante es poder interesar a quien escucha el programa y hacerle la información lo más amena que se pueda, pero eso depende de la calidad del periodista. Todo hecho es susceptible de ser convertido en historia. En el medio radial es significativo también que la emisión del programa se corresponda con la fecha a tratar”.
 
Por su parte, el periodista cubano Luis Machado Ordetx, en su artículo Periodistas, profusos historiadores del instante, expresa que los hechos que se abordan desde una mirada a la historia deben ser aquellos que requieren de esclarecimientos y revelación de lo que estuvo dormido u oculto (online, 2009).

El periodismo retrospectivo pretende acercar esos hechos y sus protagonistas al presente, para despertar el interés por la historia y fomentar el papel de la prensa en la interpretación histórica. En ocasiones, lo interesante de estos sucesos se evidencia en la forma de verlos y analizarlos de cada periodista, así como en su maestría para mostrárselos a la audiencia desde muchas fuentes concluyentes o no.

El historiador español Luis Ribot García, al referirse a la reciente obra del periodista e historiador David Solar, en su artículo Cavernas, pirámides, imperios. El pasado del hombre como nunca te lo habían contado, hace referencia a las habilidades que debe tener un periodista para dar actualidad al relato que cuenta, hacerlo atractivo al lector y engancharlo con la vivacidad de su escritura, para poder contar el pasado de una nueva manera (digital, 2011).

Refiriéndose a la esencia del  periodismo retrospectivo, el periodista Julio Batista expresó que lo que caracteriza a este tipo de periodismo es el poder transformar cualquier hecho del pasado en un trabajo periodístico que las personas puedan disfrutar.              

Cada hecho histórico que sea tratado desde la retrospectiva debe reflejar una época, una realidad vivida, pero sobre todo, las relaciones humanas presentes en ella, mediante una evocación desde todas las perspectivas, guiada por la interpretación del periodista, siempre respetando los tratamientos tradicionales de la historia, sostiene Iraida Calzadilla, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. 

“El periodista debe tener vocación para buscar en el pasado, paciencia para la investigación, atender cualquier detalle que puede convertirse en una pista esencial, y ser riguroso a la hora de organizar los datos y todo el material recopilado. Además, debe repensar el mensaje que quiere transmitir y lograr un contrapunteo de enfoques para mostrar al lector varios puntos de vista; así, logra el equilibrio acerca de un asunto determinado, perspectiva que tanto agradece el destinatario de nuestros productos comunicativos”, agrega la docente.

Bibliografía consultada:

Calzadilla Rodríguez, Iraida. Notas de clases. Curso académico 2010-2011. Facultad de Comunicación. Universidad de La Habana.

García Ribot, Luis. (2011). Cavernas, pirámides, imperios. El pasado del hombre como nunca te lo habían contado (versión digital).

Muñoz Vázquez, Luis Raúl. (S/F). Periodismo Histórico: la criatura que quiere vestirse. En: http://www.periodismohistorico.net/articles/tribuna/145.htm. Consultado: 26/4/2011.

Ordetx, Luis Machado. (2009). Periodistas, profusos historiadores del instante. En: http://cubanosdekilates.blogia.com/2009/021401-periodistas-profusos-historiadores-del-instante.php. Consultado: 26/4/2011.

Periodistas consultados:

Julio Batista, periodista de la emisora Radio Progreso.

Luis Raúl Vázquez Muñoz, corresponsal del periódico Juventud Rebelde. 

Miguel Ernesto Gómez Masjuán, jefe de la Disciplina de Periodismo Digital, Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Antonio Moltó, periodista y director del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, Cuba.

 


 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris