Facebook Twitter Google +1     Admin

“UN LOCUTOR EMPÍRICO MANIGÜERO”

20110624190332-arianna.jpg

Tras recibir el premio 50 Años de Voz y Sueños, César Manuel Arredondo cuenta la historia de su formación como hombre de la radio.

ARIANNA RIVERO DUNCAN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Todos los días, a la una y treinta de la tarde, sintonizo Radio Rebelde y escucho su noticiero. Entonces siento como una voz  dúctil y extensa se eleva por el dial, una voz intensa que transmite energía a quien la escucha. Enseguida un nombre se dibuja en mi mente: César Arredondo, ese  camagüeyano indiscutible, sello de una emisora de pueblo.

Oriundo de Santa Cruz del Sur, nació en el caserío Becerra, del central Haití, tuvo una infancia llena de fantasías. Primero deseó ser médico, luego abogado, además de piloto, hasta que gestó el sueño mayor: ser locutor.

“Nunca había visto a un conductor radial ni tampoco una emisora, solo tenía de referencia una pequeña radio que papá, oyente empedernido de las tiras del mediodía y las aventuras, había comprado. De esa forma me hice asiduo receptor del noticiero de la CMQ a las seis y de las series de Los Tres Villalobos, Leonardo Moncada, transmitidas a las siete de la noche. Por ahí le entró el agua al coco”.

A partir de ese punto, comenzaba a practicar  la locución. Tomaba una lata y la utilizaba como micrófono, leyendo en alta voz cuanto texto narrativo caía en sus manos.

“Cuando llegaba a mi casa tomaba la revista Bohemia y leía el comentario editorial, poesías, anécdotas…, y pienso que gracias a eso yo me hice un locutor empírico manigüero. Como paradigma tenía a José Armando Vidal y a Manuel Iglesias, locutores de la CMQ a quienes imitaba”.

Así, este adolescente que tenía una ambición empezó a forjarla poco a poco. Trabajó como telefonista de la CMJW y hasta fue mensajero de carnicería, oficio que perdió al cambiar su bicicleta de trabajo por un micrófono que lo redimió. Después del suceso, en 1955 vino a La Habana a examinarse como locutor y a pesar de su formación autodidacta, dos años más tarde su talento lo convirtió en el aprobado número 2144.

A Camagüey regresó e inmediatamente empezó a laborar en la joven Radio Cadena Agramante, fundada el 9 de junio de 1957, donde aparecieron las primeras dificultades.

“Mi padre quería que siguiera de mensajero, pues los problemas económicos  habían aumentado, pero yo me decía: ¿Quién ha visto un locutor en bicicleta? Por suerte tuve relaciones estrechas con el locutor y dueño de Radio Cadena Agramonte. Gracias a su ayuda, a menos de un mes de graduarme conseguí trabajo.

“Por mi inexperiencia, llegué a la CMJW. Allí estuve cuatro meses y posteriormente retorné como un locutor estelar de discotecas, con un estilo adecuado para la dinámica de la estación.

“Radio Cadena Agramonte significó para mí la matriz, el origen, los cimientos, lo primario, lo grandioso, sin esa emisora mi estilo sería otro porque todo lo que he implantado nació ahí, se formó ahí”.

Aunque alcanzó una copa como Mejor Locutor de Discotecas en el año 1960, la meta de Arredondo era poder transmitir noticias. Mas el nivel cultural que tenía no compaginaba con la preparación necesaria para ese tipo de locución. Entonces la oportunidad de superarse le llegó con la proposición de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de estudiar Periodismo en la capital, oferta que no rechazó. A La Habana arribó como responsable de radio y televisión del Comité Nacional de dicha organización.

“Hice pruebas para Radio Reloj, aprobé y planteé que no quería seguir en el Comité Nacional de la UJC, pues mi objetivo no era ser dirigente, y me lo aceptaron. Empecé en la radiodifusora y estuve cinco años. Radio Reloj fue una escuela, allí aprendí a leer. En segundo año dejé la carrera de Periodismo, las clases no me dejaban tiempo para trabajar. No obstante, cinco años después me reincorporé a la Universidad, esta vez en Historia del Arte, de la cual soy graduado.

“Un buen día me llamaron para el Noticiero Nacional de Televisión. Yo era joven, tenía buena imagen y estuve trabajando como un mes en ese espacio. Después me trasladé a Radio Liberación.”

En aquel lugar, Arredondo se estrenó como narrador de novelas y las mejores obras literarias del ámbito universal y nacional como El Quijote y  El idiota. Tres novelas diarias salían al aire con su voz y aún hoy se escucha en Radio Progreso en el programa Clave 830.  Allí se encontraba rodeado de personas de gran renombre como Agustín Roquefuentes y Félix Sánchez, quienes indudablemente fueron una escuela.

Finalmente, cuando nació Radio Rebelde, César Arredondo se potenció como locutor informativo. Su voz fue seleccionada para identificar la emisora y su estilo distingue al Noticiero Nacional de Radio. Él interpreta con una pincelada característica cada género radial que realiza y su  forma de jugar con los tonos, en el programa Exclusivo, se ha convertido en un ejemplo para los jóvenes locutores. 

“Radio Rebelde es una consecuencia del estilo de Radio Cadena Agramonte, una emisora rápida, ágil, dinámica, alegre. El Noticiero Nacional de Radio del cual soy fundador, no me dijeron la forma de hacerlo, yo le impregné mi estilo, un estilo optimista, cubano, criollo, porque la radio debe ser el reflejo del pueblo. Radio Rebelde fue el resurgir de un manera novedoso de informar, buscaba las noticias, las investigaba y las explicaba; un modo diferente de hacer radio.” 

La televisión también forma parte de su labor. Especializado en los spot televisivos, ha hecho narración para seriales como La epopeya de Angola, que mereció el Premio Caracol a la Mejor Locución.

“Milton Díaz Canter me llamó un día para la narración del serial, acepté gustoso este tipo de actividad que me resulta muy estimulante. Nunca  presenté ningún trabajo mío en ningún concurso, pero Milton lo mostró y el proyecto brindó frutos”.

Muchos premios y distinciones ostenta Cesar Arredondo, entre ellos la Réplica del Machete de Máximo Gómez, Micrófono de la Radio Cubana y Distinción por la Cultura Nacional. Uno de los más importantes ha sido el Premio Nacional de la Radio que recibió en el año 2005.

“Yo obtuve el premio y ahora soy miembro de la comisión que los otorga. El Premio Nacional de la Radio se da por los resultados laborales de toda la vida y es la máxima condecoración del Instituto Cubano de Radio y Televisión, por lo que me sentí muy satisfecho cuando me lo entregaron”.

A César le es inherente vincular la política a su obra y el honor de cubrir la llegada de los restos del Guerrillero Heroico y sus compañeros le brindaron momentos inolvidables.

“Para un cubano que sea revolucionario y que haya sufrido tanto por la muerte del Che, transmitir esos momentos extraordinarios le llenan de un regocijo enorme; aunque fue una gran responsabilidad, con gusto lo volvería a repetir”.

También en el aval de esta integral figura se haya haber difundido las misas del Papa Juan Pablo II, realizadas en las provincias de Camagüey y Ciudad de la Habana, durante su única visita a Cuba. Para el recibimiento se preparó en un curso teórico sobre religión y logró dominar los elementos técnicos que se utilizan en una misa.

César fue partícipe de los mejores momentos de la radio en Cuba,  sus vivencias le han permitido comparar la forma de hacerla ayer y hoy.

“La época de oro de la locución cubana fue en las décadas de los años 1940 y 1950. Las mejores voces se escucharon en ese período ya que debido a la competencia existente, la calidad era un requisito  indispensable del locutor. La espada de Damocles estaba pendiente sobre su cabeza, cualquier fallo costaba el salario. A partir del triunfo revolucionario esto cambió, nos volvimos paternalistas y confundimos socialismo con sociolismo y empezaron a trabajar en las emisoras, profesionales sin el rigor ni el nivel para cumplir su función. La radio se volvió tediosa, lenta, panfletaria; imitábamos la radio soviética y checoslovaca, que eran unas radios muy aburridas.

“A pesar de todo, en Cuba existe un potencial tremendo en la locución, que se está gestando ahora, con el incremento de las estaciones municipales, donde hay locutores en formación”.

César Arredondo es definido por su familia y amigos como un hombre perseverante, con gran espíritu de superación, insaciable buscador  de la perfección en sí mismo y en los demás. En la emisora coopera con los jóvenes y les da consejos de mucho valor en su profesión.

Actualmente, el locutor más premiado de la radio nacional se encuentra escribiendo un libro de memorias. En él narra vivencias, descubre sus secretos y da recomendaciones para una mejor locución.

“El libro me gustaría publicarlo en mi tierra camagüeyana. Para mí sería un  honor que su editorial Ácana lo acogiera en su seno’’.      

El pasado primero de diciembre se celebró el Día del Locutor, por esta fecha tan importante se le otorgó el premio “50 Años de Voz y Sueños”, el cual aceptó con gran orgullo.

“Este premio es un sueño hecho realidad, es la realización de mis ilusiones de adolescente, ya que logré trabajar en los estudios de la emblemática emisora de mi juventud. Desde el año 1957, estoy haciendo lo que me gusta: ¡transformando mis anhelos en realidad!”.

FICHA TÉCNICA:

Objetivo central: Conocer el proceso de formación y consolidación  de la locución en César Arredondo.

Objetivos colaterales: Dar a conocer  cómo fue la infancia de Arredondo. Definir su personalidad según las personas más allegadas. Conocer sus opiniones acerca de la radio en Cuba. Importancia de la política en su trabajo. Informar acerca de su libro autobiográfico.

Tipo de entrevista:
Por los participantes: individual.
Por su forma: de citas.
Por su contenido: biográfica y de personalidad.
Por el canal que se obtuvo: vía directa.

Tipo de título: de cita textual.
Tipo de entrada: anecdótica.
Tipo de cuerpo: de citas.
Tipo de conclusión: de opinión o comentario del entrevistado

Fuentes consultadas:               
Directas: César Arredondo, su esposa Eva Álvarez  e hijos.

Documentales: sitios Web de Internet.

Hernández, Yilanys: Angola desde el lente. En: http//www.juventudrebelde.cu  

Companioni, María Salomé: César Arredondo el locutor más premiado de la radio cubana. En: http//www.radiocubana.cu

 


 

24/06/2011 12:03 islalsur #. Entre colegas


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris