Facebook Twitter Google +1     Admin

VÍA PARA TODOS

20110719020306-anais.jpg

La población impedida física cubana continúa enfrentándose a las barreras arquitectónicas

ANAYS ALMENARES ÁVILA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

A pesar de que varias instituciones prestan atención a los discapacitados y realizan en conjunto con el Ministerio de la Construcción (MICONS) numerosos proyectos para mejorar la integración social de los discapacitados, aún existe un alto número de barreras en el país, asegura Alfredo García Rojas, presidente municipal de la  Asociación de Limitados Físico-Motores (ACLIFIM) de Habana del Este y encargado de la accesibilidad a nivel nacional.

«En los últimos años ha sido más fácil caminar por las aceras. A algunas les han hecho una rampita en las esquinas, pero son pocas todavía. Para nosotros sigue siendo muy difícil andar por la ciudad», afirma Jorge Suárez Carmaja mientras transita con su silla de ruedas por la avenida 23, del Vedado.

Son considerados barreras aquellos obstáculos del medio físico que dificultan e impiden a cualquier persona, con independencia de sus capacidades y/o limitaciones, la libertad de locomoción, la estancia, la orientación o la realización de cualquier otra actividad social o individual con autonomía y seguridad.

«Muchos no saben que los huecos en las vías, las alcantarillas destapadas, la basura en las aceras y las puertas y ventanas abiertas hacia fuera dificultan nuestro movimiento», dice Caridad López Treto, una joven con discapacidad visual y vecina del Cerro.

Según García Rojas, encargado de la accesibilidad a nivel nacional, es necesario un trabajo de concientización, ya que muchas de las barreras las impone la misma población cuando incumple las leyes existentes.

«Hace unos días caí con mi silla de ruedas en un hueco inmenso de la calle y para salir necesité la ayuda de un muchacho. Esa no fue la primera vez que me pasa, pero no sé a dónde acudir. La gente se olvida de nuestras discapacidades y no piensa en nosotros para tapar los baches», admite Saima Rodríguez Mesa, del municipio de Habana Vieja.

Además de enfrentarse a situaciones así, los limitados físicos requieren de soportes especiales que les de paso a todas las edificaciones y a sus áreas continuas, para lo que es necesario ampliar las dimensiones de las puertas a un mínimo de 90 centímetros de ancho, aumentar el radio de giro para las sillas de ruedas, y  disminuir el alto de los teléfonos públicos, mostradores y baños.

«Cuba tiene creada una Comisión Nacional de Atención a Discapacitados, por parte del Consejo de Estado y los órganos del Poder Popular, que trabajan junto a la ACLIFIM, la Asociación de Sordos e Hipoacúsicos (ANSOC) y la de Ciegos (ANCI) el tema de la accesibilidad», declara el Arquitecto José Cortiña Temes, especialista en Dirección de Normalización del MICONS.

«Hemos logrado establecer resoluciones sobre las nuevas construcciones para que incluyan en sus planes los requisitos obligatorios referentes a los discapacitados», agrega el especialista.

En 2004 se presentó la “Norma de Accesibilidad al medio físico, al transporte y a las comunicaciones”, que abarca todas las aristas de la sociedad, con el fin de suprimir todo tipo de barrera.

Sin embargo, Alfredo García Rojas, como encargado del tema en el país, asegura que las reglas no son respetadas en su totalidad, pues se finalizan los inmuebles sin cumplir los requerimientos. «Se han malogrado o frustrado muchos proyectos de obras, ya que algunas brigadas son irresponsables y no responden a nuestras necesidades», alega.

«Muchas veces, en busca de una “solución” para la accesibilidad, el trabajo queda mal hecho y lo dan por terminado de todos modos. Para los incumplimientos, aunque son ilegalidades, no existe un cuerpo de inspección que sancionen a los que transgreden», añade José Cortiña Temes.

Otra de las condiciones imprescindibles para la integración de los minusválidos sin barreras, es el hogar, que debe ser en primer piso, con puertas anchas, rampas y fijadores en los baños.

Con este objetivo, la  Resolución No. 5/2000 del Instituto Nacional de la Vivienda establece que alrededor del 2 por ciento de las casas rehabilitadas o de nueva construcción en cada provincia cumplan los requisitos establecidos en las normas de accesibilidad vigentes, de acuerdo con el sitio Web de la ACLIFIM.

Pero eso tampoco se logra eficazmente; según cuenta Lourdes Morejón Santos, procedente de Centro Habana, por la condición de hemipléjica su apartamento debía estar equipado para moverse en él por sí sola, mas no cuenta con ninguna facilidad de sostén y para llegar a él tiene que subir un par de escalones sin rampas.

«A cada sede municipal de la ACLIFIM del país se le debe asignar una vivienda al año, y a la nacional tres residencias para los casos más afectados, todas en un primer piso; sin embargo, esto no se consigue, pues fue en el pasado febrero que adquirimos las otorgadas en 2009 y 2010», explica García Rojas.

«Hace tres años me otorgaron una vivienda en planta baja porque no puedo subir escaleras, y luego de mucho tiempo de espera, nos notifican que el apartamento es en segundo piso. Ahora cada día es toda una faena para toda mi familia subirme hasta mi casa», expresó Adalberto Morejón Pérez, vecino del Cotorro.

En entrevista concedida a Granma en 2004, Roberto Moro y Blanca Nieves García, especialistas de la Dirección Provincial de Planificación Física, apuntaron que en la capital aún persisten deficiencias en la adquisición de los suministros por no estar incluidos en los presupuestos previstos en la inversión, además de la improvisación de ajustes indeseados que provocan daños a la imagen urbana.

García Rojas señala también que los fondos designados para las edificaciones son muy restringidos y no alcanzan para satisfacer las exigencias de la población minusválida. Por esta razón, explica, en 2010 no se logró eliminar la mayoría de las 172 barreras más importantes en la capital, planificadas para ese año.

Con el fin de que las normas y resoluciones sean cumplidas por los organismos y la población, para dar fin a los impedimentos de movilidad de los limitados y que estos puedan integrarse más a la sociedad sin obstáculos, varias instituciones persisten en búsqueda de alternativas para lograrlo.

«Vamos a proponer un anteproyecto de ley de accesibilidad a una de las comisiones de la Asamblea del Poder Popular, que se basa en los artículos 41, 42 y 43 de la Constitución de la República, que hablan de los derechos y deberes de los ciudadanos, de la discriminación y de la aptitud de todos para trabajar según sus méritos y capacidades, respectivamente», aseveró José Cortiña Temes.

Ficha técnica:

Tema: Barreras arquitectónicas.

Propósito: Analizar las causas, consecuencias y afectaciones de los problemas de accesibilidad al medio físico por parte de los discapacitados.

Objetivos colaterales: Reconocer los proyectos de organismos como la ACLIFIM, la ANCI, la ANSOC y el MICONS a favor de eliminar las barreras. Proponer un interés social a disminuir estos impedimentos. Abogar por un apoyo a que se cumplan los requerimientos de este sector.

Fuentes:
Documentales:
Sin barreras en el camino. Lourdes Pérez Navarro. Periódico Granma, 25 de febrero de 2004. En: http://www.aclifim.sld.cu/ Consultado: 4 de abril de 2011.
 
No documentales:
Ingeniero Alfredo García Rojas, presidente municipal de la Asociación de Limitados Físico-Motores de Habana del Este y encargado nacional de la accesibilidad.

Doctor Arquitecto José Cortiña Temes, especialista en Dirección de Normalización del MICONS.

Transeúntes de las calles 23.

Habitantes de los municipios, Centro Habana, Habana Vieja y Cotorro.

Tipos de juicios:

Analíticos: En las opiniones de discapacitados y a lo largo de todo el trabajo.

De valor: En las opiniones de los limitados y de los especialistas.

Sintéticos: El Director de Arquitectura José Cortiña Temes expresa que propondrá un anteproyecto de ley de accesibilidad a una de las comisiones de la asamblea del Poder Popular, que se basa en los artículos 41, 42 y 43 de la Constitución de la República, que hablan de los derechos y deberes de los ciudadanos, de la discriminación y de la capacidad de todos los ciudadanos a trabajar según sus méritos y capacidades, respectivamente.

Disyuntivos: En lo planteado en las resoluciones y las opiniones de los afectados.

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: De Contraste.

Hecho: Presencia continúa de barreras arquitectónicas en el país.

Antecedentes: Falta de divulgación de la situación que enfrenta la población limitada física. En entrevista concedida a Granma en 2004, Roberto Moro y Blanca Nieves García, especialistas de la Dirección Provincial de Planificación Física, apuntan que en la capital aún persisten deficiencias en la adquisición de los suministros por no estar incluidos en los presupuestos previstos en la inversión, y en la improvisación de ajustes indeseados que se provocan daños a la imagen urbana.

Contexto: Las calles, aceras y edificaciones de Cuba tienen muchos impedimentos que dificultan el movimiento a los discapacitados. Las nuevas obras de construcción incumplen los requisitos necesarios para este sector. Cada día se hace más difícil para los minusválidos integrarse a la sociedad.

Proyección: Se propondrá un anteproyecto de ley de accesibilidad  a una de las comisiones de la Asamblea del Poder Popular, para dar cumplimiento a los artículos 41, 42 y 43 de la Constitución de la República.           

                



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris