Facebook Twitter Google +1     Admin

SE AHORRA POR UN LADO Y POR EL OTRO…

20110822135958-anabel.jpg

 

A partir de la implementación en el país de medidas de ahorro energético, en los Joven Club de Computación de Cuidad de La Habana, se incrementaron las roturas de los ordenadores.

 

ANABEL MIERES PÉREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

A pesar de estimarse un ahorro anual de mil millones de dólares con la Revolución Energética, se reportan cuantiosas pérdidas en el país por roturas de ordenadores en los 89 Joven Club de Computación existentes en Ciudad de La Habana.

En el período 2004-2005 se produjo una crisis energética en Cuba debido a interrupciones en las centrales termoeléctricas y al impacto de los huracanes en las líneas de transmisión del Sistema Electroenergético Nacional (SEN), lo que afectó considerablemente a la economía y a la población. La solución fue la Revolución Energética, impulsada por Fidel.

El sector residencial en Cuba gasta el 45 por ciento de la electricidad, de ahí la  prioridad concedida a programas como la entrega de equipos electrodomésticos con bajos índices de consumo.

Como parte de la sustitución de equipos ineficientes, recogidos y convertidos en chatarra, funcionan en los hogares poco más de un millón de ventiladores,  1 231 336 refrigeradores, 60 809 televisores y 79 264 equipos de aire acondicionado, según declaraciones al periódico Granma de la entonces ministra de la Industria Básica, Yadira García. 

Para asegurar la efectividad del programa, en cada centro se realiza una auditoría energética, en la que se crea un plan mensual de consumo según las disponibilidades de combustible y necesidades de cada entidad.

Además, el Estado establece medidas de ahorro para que sean cumplidas por todos los organismos, como la prohibición del uso del aire acondicionado desde la 10:00 a.m. hasta la 1:00 p.m., explica Maikel Hernández, especialista de la Dirección del Uso Racional de la Energía de la Unión Nacional Eléctrica.

A pesar de no contar con las cifras exactas, Nigia Jiménez, inversionista de la Dirección Provincial de los Joven Club de Computación en Ciudad de La Habana, asegura que con la implementación de las medidas de ahorro, el número de equipos rotos aumentó considerablemente en los establecimientos de este tipo en la capital.

“Estas instalaciones comenzaron a construirse en 1987 y se incrementaron en 2001 con la creación de 27 centros en Ciudad de La Habana. El costo de un establecimiento es de 18 581 pesos convertibles y de 30 533 pesos moneda nacional“, explica. 
                                          
La subdirectora técnica de este organismo, Gloria Paseiro, afirma que las causas de daños en una computadora son diversas: “Además de las altas temperaturas, están el mal uso y sobreuso de los equipos, pero una de las más preocupantes, es la rotura de una motherboard  socket  478, que son las utilizadas en los Joven Club y que no se comercializan internacionalmente; por tanto, si esta pieza falla, el equipo queda inutilizable y el precio de los mismos en el mercado internacional ronda los 800 dólares.”  

Uno de los causantes del rompimiento de una motherboard, son las altas temperaturas; por eso los Joven Club están equipados con aire acondicionado.

“Para mantener el buen funcionamiento de las computadoras, en estas instalaciones la temperatura de los aires se coloca en mínima, de acuerdo a los metros cuadrados de la habitación, la capacidad de personas y la temperatura que necesita cada máquina”, afirma Gloria Paseiro y explica, “si agregamos el calor que desprende el cuerpo humano, es evidente que los ordenadores necesitan de un equipo que mantenga la temperatura óptima”

Por otra parte, el especialista Maikel Hernández declara que lo más dañino para los equipos es la variabilidad de la temperatura. “Es preferible una  temperatura alta estable”. Señala además, que son poco conocidos por el pueblo los efectos negativos de esa variabilidad en  las máquinas.

Enrique Méndez, profesor de la Facultad de Matemática Computacional de la Universidad de La Habana, respalda lo enunciado por Maikel Hernández: “Es importante que las personas conozcan lo que perjudica a las computadoras, sobre todo en un país con pocos recursos que invierte mucho dinero para que los estudiantes cuenten con estos equipos”.

La inversionista Nigia Jiménez califica como imprescindible el uso de los aires en establecimientos que cuenten con computadoras e identifica como causa principal de la afectación, a la medida de ahorro que implica el apagado de los equipos de climatización desde la mañana hasta las primeras horas de la tarde.

“Esta medida fue aplicada por el Estado cubano en los inicios de la Revolución Energética con el objetivo de crear cultura de ahorro en la población, por ser uno de los equipos que más consume electricidad y que muchas instituciones utilizaban sin contar con las características necesarias para su uso, lo que provocaba un derroche de energía”,  explica el ingeniero Maikel Hernández.

Dice, además, que a medida que la población adquirió conciencia de la necesidad de ahorrar electricidad en los centros laborales para impedir apagones en los hogares cubanos, se ha ido flexibilizando el plan que confecciona el Gobierno junto con la Dirección del uso Racional de la Energía de la Unión Nacional Eléctrica, al punto de que cada organismo decide si utiliza o no el aire acondicionado, con la premisa de que no pueden excederse del consumo establecido mensualmente.

Profesores del Joven Club radicado en Estancia, entre Conill y Santa Ana,  coinciden en el ahorro de combustible que representa la no utilización de los aires acondicionados, pues según los reportes diarios del consumo energético en el centro, no sobrepasan el plan asignado por contar  con equipos de ventilación descompuestos, pero insisten en la importancia que tienen estos para el buen funcionamiento de las computadoras.  

Ficha técnica:

Tema: El aumento de roturas en los Joven Club de Ciudad de La Habana a partir de medidas de ahorro energético.

Propósito: Demostrar que unas de las causas del aumento de roturas en ordenadores en los Joven Club capitalinos, es la falta de aire acondicionado en esos establecimientos y  lo que representa la rotura de una computadora dañada, a pesar de la cuantiosa suma que el país ahorra con las medidas energéticas.

Objetivos colaterales: Mostrar los resultados de la Revolución Energética, los antecedentes de los Joven Club de la capital, cuánto ha invertido el país en esas instalaciones y el poco conocimiento en la población de lo dañino que resulta para los ordenadores, la variabilidad de la temperatura.

Estrategia de fuentes:
Fuentes documentales para mostrar los resultados de la Revolución Energética
Funcionarios de la Dirección Provincial de los Joven Club de Computación en Ciudad de La Habana para mostrar cifras del aumento de roturas y las medidas de ahorro que se adoptan en estas instalaciones.
Especialista de la Dirección del Uso Racional de la Energía de la Unión Nacional Eléctrica para explicar los antecedentes del plan de ahorro y la afectación o no de la prohibición en horas determinadas del aire acondicionado en un ordenador.
Opinión de profesor de la Facultad de Matemática Computacional para conocer si en el centro existe educación sobre el mantenimiento de las computadoras.
Opiniones de profesores de un Joven Club en Cuidad de La Habana sobre el plan mensual de consumo energético.

Soportes a emplear:

Hecho: Aumento de roturas en los Joven Club de Computación capitalinos, pese a ahorro de divisas en el país por la Revolución Energética.

Contexto: Desde el 2005 en el país se lleva a cabo la Revolución Energética que reporta el ahorro de mil millones de dólares anuales, sin embargo, se estiman cuantiosas pérdidas en los Joven Club de la capital, en los que se invierten millones de pesos convertibles e igual número en moneda nacional. Además, la crisis económica mundial provoca déficit de combustible en Cuba y por tanto, se toman medidas de ahorro energético en todo el país como un plan mensual de consumo de energía que cada centro controla diariamente.

Antecedentes: Impulsada por Fidel, la Revolución Energética tiene sus orígenes en el  2004-2005, período en que se produjo una crisis energética en Cuba debido a interrupciones en las centrales termoeléctricas y al impacto de los huracanes en las líneas de transmisión del Sistema Electroenergético Nacional (SEN), lo que afectó considerablemente a la economía y a la población. Por otra parte, los Joven Club de Computación en Ciudad de La Habana comenzaron a construirse en 1987 y se incrementaron en 2001 con la creación de 27 centros en la capital cubana.

Fuentes:
Periódico Granma, versión digital: declaraciones de Yadira García, ministra de la Industria Básica.
Maikel Henández, especialista de la Dirección del Uso Racional de la Energía de la Unión Nacional Eléctrica.
Nigia Jiménez, inversionista de la Dirección Provincial de los Joven Club de Computación en Ciudad de La Habana.
Gloria Paseiro, subdirectora técnica de la Dirección Provincial de los Joven Club de Computación en Ciudad de La Habana.
Enrique Méndez, profesor de la Facultad de Matemática Computacional de la Universidad de La Habana.
Profesores de un Joven Club en la capital.   

Tipos de juicios:

Analíticos: Presentes cuando el especialista y la subdirectora plantean las causas de la rotura en una computadora.

Disyuntivos: En las declaraciones de los especialistas, tanto en el tema energético como en el mantenimiento del buen funcionamiento de los ordenadores.

De valor: Dados en las opiniones especializadas sobre las causas del rompimiento de una computadora y si la prohibición del aire acondicionado durante tres horas, es beneficioso o no para estos equipos.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: De contraste.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris