Facebook Twitter Google +1     Admin

SANAR EL CUERPO CON ROCAS

20120112153923-melissa.jpg

La terapia de las piedras, técnica naturopática aplicada en Cuba, resulta favorable para tratar dolencias síquicas y físicas.

MELISSA RAMÍREZ HERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Hace 2 000 años antes de Cristo, los chinos utilizaban las piedras con fines terapéuticos, difundió la página web lastonetherapy.com. Todavía algunos creen que el jade trae buena suerte, salud, fortuna, ayuda en el parto y protección a los niños contra las enfermedades. Por toda Asia millones de personas lo utilizan como amuleto  para ganar poder, erudición, pensamientos puros, larga vida e inmortalidad.

La terapia de las piedras, arte milenario de masaje, llegó a Cuba con nuevas prácticas para sanar el cuerpo. El hospital Frank País y el hotel Cohíba  son dos de los centros capitalinos que aplican esa técnica.

“La naturopatía (curación natural) tiende a subestimarse en nuestro país. El hospital Frank País incentiva las prácticas médicas no artificiales, antiguas como el propio hombre, pero tan de uso en la desatinada modernidad. Soy testigo de las rocas milagrosas; ya mis vértebras no duelen”, manifestó Julia Casanova, paciente del centro de salud

Una de las terapias utilizadas consiste en colocar dos filas de piedras bajo la columna vertebral del paciente. Los minerales van recubiertos de tela para mantener la temperatura adecuada y constante. El terapeuta rocía al paciente con aceites esenciales conformes a su problema, mientras masajea el cuerpo; cuando vuelve al paciente boca abajo, coloca una piedra plana sobre el abdomen y otras dos en cada mano para ayudar a equilibrar el organismo.

“Los masajes con obsidiana -variante de roca ígnea- relajan los músculos, alivian el dolor y el cansancio, deshacen la rigidez en los hombros, combaten la tensión, el aturdimiento, las cefaleas y el desequilibrio mental”, manifestó Jacqueline Arenales, licenciada en Cultura Física y masajista del hotel Cohíba.

“De colores intensos, tanto el lapislázuli como las turquesas son perfectas para combatir los dolores. La fluorita, de reflejos tornasolados y destellos cambiantes, es excelente para llevar cuando la mente está bloqueada”, aseveró la española Chús Alonso, especialista en el uso de las rocas con fines naturopáticos.

Las gemas son muy apreciadas, su consumo va en aumento, y a su valor estético y ornamental se une el calificativo de “fuente de la juventud”. En los últimos años acrecentó el número de estudiosos sobre el tema, todos convencidos del poder curativo de las rocas, expresó Luis L. Lizón, especialista español en gemología.

Monjes japoneses e indias americanas, colocaban tres piedras calientes sobre el vientre; los japoneses seguían este ritual para favorecer el ayuno, pero las mujeres pretendían aliviar los dolores de la menstruación.

Pie de foto: El masaje con piedras es una técnica naturopática basada en la estimulación de determinadas zonas del cuerpo para restablecer el equilibrio del organismo. Esta práctica se emplea en el tratamiento de afecciones como la artritis, dolores crónicos y adicción a las drogas.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Lead de Qué.
Tipo de cuerpo: Dato adicional + Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticia: Repercusión. Actualidad.
Tipos de fuentes: Documental: página web lastonetherapy.com. No documental: Julia Casanova, Jacqueline Arenales, Chús Alonso y Luis L. Lizón.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris