Facebook Twitter Google +1     Admin

ABORÍGENES DE RÍO CANÍMAR…7 MIL AÑOS DESPUÉS

20120125042913-rachell.jpg

A partir de exploraciones científicas en Matanzas, quedarán registrados todos los datos de nuestros primeros asentamientos poblacionales.

RACHELL COWAN CANINO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Una monografía gigantesca que sistematiza las investigaciones desde 1984 hasta la actualidad, en el sitio arqueológico más antiguo de las Antillas, Canímar Abajo, saldrá a la luz a principios del año 2012, la obra estará a cargo de un grupo de científicos participantes en las excavaciones.

El proyecto abarca cada una de las esferas de la vida de los aborígenes y los estudios van desde los patrones de asentamientos, las prácticas funerarias hasta las relaciones interpersonales y las preferencias alimenticias. Esos conocimientos emergen a partir de las pruebas de carbono 14 y la primera aplicación de la osteoquímica en Cuba, técnica que permite aclarar interrogantes mediante los restos de huesos.

“Hemos trabajado con detenimiento esta área, pues es un verdadero laboratorio docente. Las investigaciones multidisciplinarias practicadas en el transcurso de los últimos años y la preparación de cursos teórico-prácticos han contribuido a la formación de nuevas generaciones de arqueólogos, antropólogos y químicos”, comentó Ulises González, especialista en arqueología del Instituto de Antropología de La Habana y miembro del equipo de expertos.

Los recientes hallazgos en Canímar Abajo, de la provincia de Matanzas, revelan la antigüedad de los asentamientos aborígenes en la Isla, los cuales datan de hace 7 mil años. Además, han sido exhumados más de 170 cadáveres de los antiguos pobladores.

“Este sitio se caracteriza por tres etapas importantes de ocupación: primero, fue utilizado para enterramientos; luego, tuvo lugar una acumulación de restos de alimentos formada exclusivamente por moluscos y peces de la orilla del río; y en una última etapa, vuelve a ser utilizado como cementerio", describe el doctor  Roberto Rodríguez Suárez, investigador auxiliar del Museo Antropológico Montané, de la Universidad de La Habana, quien dirige el proyecto.

El sitio de las excavaciones se encuentra en el campismo del mismo nombre, al este de Río Canímar. Se descubrió en mayo de 1984, cuando un grupo de trabajadores de la instalación, al abrir un hoyo para incinerar basura, encontraron restos humanos. Al llamar a los peritos criminalistas descubrieron que los huesos no correspondían con los patrones de las razas actuales. De esta forma, el lugar fue destinado a las investigaciones científicas. 

Con motivo de los experimentos, el equipo ganó el Premio de la Academia de Ciencias de Cuba en 2009 y el galardón del Ministerio de Educación Superior en el pasado año 2010. 

Ficha Técnica:

Tipo de Título: Llamativo
Tipo de Lead: Sumario de Qué.
Tipo de Cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Datos adicionales.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticia: Repercusión. Interés colectivo.
Tipo de fuentes declaradas. No documentales (Dr. Roberto Rodríguez Suárez, Ulises González).

 

 

24/01/2012 21:29 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris