Facebook Twitter Google +1     Admin

BUSCAR EL CONOCIMIENTO DESDE LA PROPIA ESCUELA

20130102184842-dr.-tomas-castillo.jpg

El enfoque interdisciplinario a los contenidos de la Educación y la integración de las direcciones al proceso de investigación, son dos cualidades importantes en la preparación de los profesores en activo.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

En momentos de grandes transformaciones en la Educación cubana, la escuela está llamada a nuevos cambios en su actuación respecto a la preparación y desempeño profesional del docente. Hoy no basta con que los educadores vayan a buscar saberes en casas de altos estudios e instituciones destinadas a las investigaciones; se necesita, también, que sean los propios colectivos quienes potencien todo el arsenal que ya se encuentra en sus propios centros.

La posibilidad está al alcance de la mano, pues herramientas como la televisión, el video, la computación, el reforzamiento de las bibliotecas escolares con el Programa Editorial Libertad, y la Universidad Para Todos con impartición de materias por especialistas de reconocido prestigio profesional, confluyen para que el ambiente interactivo se propicie en los colectivos docentes y sean los profesores protagonistas en la búsqueda y expansión del conocimiento.

Ese camino transita la tesis de doctorado de Tomás Castillo Estrella, profesor de Matemática y de Metodología de Investigación Pedagógica, del Instituto Superior Pedagógico Rafael María de Mendive, en Pinar del Río.

Ha titulado el trabajo La superación de los docentes de la escuela: una necesidad para la calidad de la educación, y en una breve reseña anota que "en cualquier estrategia para elevar la calidad de la educación es imprescindible atender de manera prioritaria la preparación sistemática de los docentes".

En el trabajo, Castillo propone un modelo general para la planificación de la superación de los docentes de secundaria básica en ejercicio, y una nueva perspectiva para la escuela, basada en el trabajo en grupo, con énfasis en la comunicación y la capacidad de interacción entre el profesorado y la búsqueda colectiva de soluciones a sus necesidades y las de los centros.

"En cierta medida se ha quedado detrás la posibilidad que brinda la propia escuela en su condición de microuniversidad, y ahora se trata de revitalizar ese espacio de conocimientos. En la medida que se logre, el profesor transformará sus modos de actuación, mejorará la práctica cotidiana y el desempeño profesional, elevará la autoestima y el deseo de continuar estudiando ilimitadamente."

Al modelo le incorporó dos cualidades esenciales: el enfoque interdisciplinario a los contenidos de la educación para no hacer estudios aislados de un tema, como es lo habitual; y la integración de las direcciones al proceso, de manera que la superación no sea asumida como interés aislado y particular, sino con criterio de sistema en función del desarrollo personal y del grupo de docentes.

Para Tomás Castillo "los profesores en ejercicio tienen una práctica, una rica vivencia pedagógica que es muy importante en el proceso de adquirir nuevos conocimientos, los cuales, al revertirlos en el colectivo, completan un ciclo grupal en el que la escuela proporciona unicidad".

Entonces, el modelo obliga, refuerza, exige que el cambio se opere en la escuela y se convierta esta en centro de conocimiento, mientras el profesor pasa de receptor pasivo a activo, y generador de nuevas necesidades de saberes.

"La escuela cubana está en un buen momento. Toca al profesorado aprovechar al máximo estas posibilidades. El objetivo no puede ser más alto: la calidad de la enseñanza."

02/01/2013 11:48 islalsur #. Gentes


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris