Facebook Twitter Google +1     Admin

BATALLA DEL PONCHE DE LECHE

20130130140228-autie.jpg

Un altercado entre jóvenes cubanos y militares españoles, ocurrido a mediados del siglo XIX en la Acera del Louvre, es considerado el primer enfrentamiento directo al colonialismo.

Texto y foto:
LUIS ALBERTO AUTIÈ CANTÓN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En lugar de sus bayonetas, el gobernante de la Villa de La Habana, Fernando O’Reilly, y sus soldados debieron haber portado  paraguas cuando en la noche del 20 de febrero del 1844 un grupo de jóvenes criollos les presentaron pelea en la acera del Café Escauriza, hoy Acera del Louvre, utilizando solamente como arma el líquido que bebían en sus copas; el acontecimiento fue bautizado como La batalla del ponche de leche.

Esteban Cordero Peña, profesor de Historia de Cuba, lamenta que “la historia de nuestro país no aborde en casi ningún libro el suceso. Las personas no saben que la Batalla del ponche de leche fue el primer enfrentamiento directo entre cubanos y españoles, 24 años antes del inicio de la Guerra de los Diez Años.”

“El Café Escauriza era muy frecuentado por los jóvenes de la época, quienes albergaban un sentimiento de emancipación cada vez más fuerte. Por este motivo, el sitio se transformó rápidamente en un espacio para el intercambio de ideas patrióticas y de libertad,”explicó el profesor.

La pelea comenzó cuando un puñado de jóvenes que venía de los carnavales capitalinos, se negó a acatar la orden que le prohibía el ingreso al Café, impuesta por las autoridades españolas con el propósito de preservar la exclusividad de los bailes y actos sociales que tenían lugar en el teatro Tacón, asentado justo al lado del establecimiento.

Jorge Luis Barrenechea Peláez, jefe Comercial del Hotel Inglaterra y ávido conocedor de la historia del centro, cuenta que fue entonces cuando uno de los muchachos derramó íntegramente el contenido de su copa sobre la cabeza de Fernando O’Reilly, quién había ido a apaciguar los ánimos.

“El acto provocó que el capitán general Leopoldo O’Donnell, al enterarse de lo sucedido, se dirigiera enseguida al lugar con una escolta bastante numerosa. Entonces todos los jóvenes presentes comenzaron a lanzar sus ponches a la vestimenta de los soldados y del propio Capitán General.”

“Como consecuencia, hubo cinco jóvenes detenidos y dos fueron luego condenados al destierro. Además, los soldados destruyeron a golpes todos los muebles del recinto”, dijo Barrenechea.

Joel Bello Avellanet, jefe de Relaciones Públicas del hotel, asegura que el hecho demostró el descontento de los jóvenes criollos con las autoridades españolas.

“Años después, muchos de los que participaron en la reyerta cambiaron sus vasos de ponche por machetes, y se convirtieron en miembros del Ejército Libertador, tras el estallido de las luchas independentistas en octubre de1868”, afirmó.

La dirección del Hotel Inglaterra tiene entre sus planes ubicar en la Acera del Louvre una tarja conmemorativa con motivo del aniversario  170  del hecho.

Pie de foto: La Acera del Louvre era muy frecuentada por los jóvenes de la época.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial de Humor.
Tipo de cuerpo: Lead.+.Pirámide invertida.+.Dato adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticia: Interés colectivo; Humorismo.
Tipo de fuentes declaradas: Directas, no documentales (Esteban Cordero Peña, Jorge Luis Barrenechea Peláez y Joel Bello Avellanet). Documentales: Ortega Prado, Lidia: Breve historia del Hotel Inglaterra.
Tipo de noticia: Ligera, Principio de placer.

 

30/01/2013 07:02 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris