Facebook Twitter Google +1     Admin

COMO PREMISA: MANTENER LA VIDA

20130221182635-javier.jpg

Un manejo adecuado de los plaguicidas químicos y la preparación de los operarios, hacen que Isla de la Juventud no reporte fallecidos por intoxicación.

JAVIER DIEZ MINIET,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

NUEVA GERONA.-  El municipio especial Isla de la Juventud es el único territorio de Cuba en no reportar fallecidos a causa de intoxicación por plaguicidas químicos hasta el 2012, según informes de la dirección del Instituto de Sanidad Vegetal (ISV).

En el trienio 1995-1997, el Centro Nacional de Toxicología realizó un estudio, en todo el país, de la mortalidad provocada por intoxicaciones agudas, refleja la Revista Cubana de Higiene y Epidemiología.

La Isla ocupó el último puesto, pues tenía en cero el número de muertes, a diferencia de Camagüey, territorio con una tasa superior  de 7,2 fallecidos por cada 100 000 habitantes.

Una serie de medidas en el manejo de los plaguicidas químicos, así como la capacitación de los operarios, constituye la mayor fuerza para evitar pérdidas de vidas humanas en el terruño pinero.

“Los productos se siguen desde su llegada de La Habana hasta las manos del productor y luego en la aplicación en el cultivo. Nosotros realizamos el control de plagas cuando se emite una señal, es decir, hacemos inspecciones rutinarias al área de producción y ante una posible amenaza se procede a la intervención con químicos y se hace la eficiencia técnica”, aseguró Adalberto Arrúe Isasi, jefe del Departamento de Protección de Plantas en la sede territorial del ISV.

“Cada plaguicida viene con un prospecto y, según la descripción adjunta, es el tipo de utilización; en ocasiones, el desastre ecológico o medioambiental -como se llama a los casos de intoxicación-  se dan por cuestiones de mal uso y manejo de los distintos productos”, acotó Luis Felipe Kindelán, especialista del Departamento de Cuarentena.

No obstante a los positivos resultados de la Isla, Magalis Zaldívar Rodríguez, directora de la entidad, explicó acerca de la eliminación en el Registro de plaguicidas de productos como el bromuro de metilo, dañino para la capa de ozono; y la fomentación del uso de los plaguicidas naturales, para lo cual se ha restaurado la planta procesadora y los laboratorios del Centro de Medios Biológicos.

“Sustentar la agricultura sobre el uso de este tipo de productos naturales es nuestra tarea fundamental ahora, máxime cuando las principales áreas agrícolas están dentro de la ciudad o cerca de sus alrededores”, afirmó Zaldívar Rodríguez.

Los plaguicidas se utilizan a gran escala en el mundo desde hace más de cinco décadas. Uno de los principales problemas derivados de su uso es la alta incidencia de intoxicaciones graves y muertes.

En la actualidad ocurren, anualmente, tres millones de intoxicaciones de ese tipo, con 220 000 casos fatales en todo el globo, señalan estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Lo anterior corresponde a la utilización de esa tecnología peligrosa,  a la falta de aplicación de la legislación existente en los países y al empleo de plaguicidas por personas sin entrenamiento adecuado y que habitan en áreas donde las condiciones climáticas hacen difícil el uso de elementos de protección.

Pie de foto: La aplicación de plaguicidas se debe realizar con la protección necesaria y con el entrenamiento adecuado.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Quién.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional.
Tipos de fuentes: No documentales (Adalberto Arrúe Isasi, Luis Felipe Kindelán y Magalis Zaldívar Rodríguez). Documentales (Revista Cubana de Higiene Epidemiología 2001; artículo Mortalidad por intoxicaciones agudas causadas por plaguicidas de la técnica  María González y las licenciadas Belina Capote y Enma Rodríguez Durán)
Primer valor noticia: Interés humano.
Otros dos valores noticia: Actualidad. Repercusión.

 

21/02/2013 11:26 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris