Facebook Twitter Google +1     Admin

SANGRE AZUL EN LA MAYOR DE LAS ANTILLAS

20130311144251-javier.jpg

Con el triunfo de la Revolución de Octubre, tres miembros de la nobleza rusa emigraron y se establecieron en Cuba

JAVIER ROQUE MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Tres hijos de la última princesa rusa de la casa Kourakine, María Fiodorovna,  llegaron a Cuba a finales de la segunda década de la centuria pasada después de huir del nuevo régimen proletario que se instauró en su país.

La historia más reciente de la familia se remonta a los finales del siglo XIX, con la princesa Fiodorovna Kourakine y su esposo, el marqués francés Eugenio de Bernard, quienes tuvieron cinco hijos: Fiodor, Oleg, Alexander, Eugenio y Sonia, explicó Natalia de Bernard, hija del tercero.

El primero heredó el título de Príncipe Kourakine por ser el primogénito varón, y fue fusilado a principios de la Revolución de Octubre. Oleg formó parte del servicio de contraespionaje del imperio zarista y terminó asesinado por las tropas alemanas durante la I Guerra Mundial, según datos aportados en Realeza rusa en Cuba, del periodista Luis Hernández Serrano. 

Alexander nació en 1893. Ejerció como teniente de aviación y piloto de Nicolás II, último zar de Rusia. También recibió la Cruz de San Vladimiro, una de las máximas condecoraciones otorgadas por el soberano de su país, aseguró Ana Carmen Rodríguez, su nieta.

A principios de 1917 conoció a la cubana Hilda Heydrich Rouvier, en París, y decidieron casarse en octubre. Con la llegada de la revolución ese mes, Alexander fue confinado a un campo francés de prisioneros, hasta que lo extraditaron a Cuba como profesor instructor de aviación, comentó Natalia.
La pareja ocupó una casa en la Avenida 23 del Vedado capitalino y tuvo tres hijas: Tatiana, en 1918; Natalia, en 1923; e Hilda, en 1924. Alexander falleció a causa de una úlcera estomacal a la edad de 36 años, el 31 de diciembre de 1929, después de permanecer varios días hospitalizado.

Eugenio se graduó de Ingeniería Eléctrica y, al igual que su hermano, se trasladó para Cuba. Olvidándose de sus títulos nobiliarios se asentó en Oriente, donde se dedicó al negocio de los ingenios azucareros y de los trenes, comentó Rodríguez.

“Sonia, la menor de los hermanos, contrajo matrimonio con el príncipe Ouchtomsky. En 1917 fue separada de su esposo mientras viajaban en un tren con destino a China, que fue interceptado por fuerzas bolcheviques, y nunca más se volvieron a encontrar”, explicó de Bernard.

Emigró a Estados Unidos, donde abrió una tienda de joyas que rápidamente quebró, y después vino para Cuba. Trabajó en la Escuela de Idiomas Abraham Lincoln, de La Habana, como profesora de ruso e inglés. Gozó  de gran popularidad, sobre todo en el ámbito intelectual, debido a sus conferencias sobre literatura hasta que falleció en 1968.

La estirpe de los Kourakine está emparentada lejanamente con Iván el Terrible y Pedro el Grande, figuras cimeras en la historia rusa. En una época llegó a ser la segunda familia más rica, solo por detrás de la del zar, aseguró Rodríguez.

Pie de foto: Alexander de Bernard, piloto del zar Nicolás II e hijo de la última princesa rusa de la casa Kourakine, y el escudo de la familia.

FICHA TECNICA:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Quién.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros valores noticia: Prominencia de sus protagonistas. Proximidad o cercanía.                             
Tipo de fuentes: No documentales, documentales.
Tipo de noticia: Simple, ligera.

 

11/03/2013 07:42 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris