Facebook Twitter Google +1     Admin

LO INSÓLITO DE UNA HABITACIÓN

20130317142948-beatriz.jpg

Después de 27 capas de pintura, los especialistas del Gabinete de Arqueología de La Habana descubrieron en el inmueble de su sede, frescos que recrean el ambiente colonial de la ciudad.

Texto y foto: 
BEATRIZ LOBAINA VALDÉS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Bajo 27 capas de pinturas y con más de 200 años de creadas, los investigadores del Museo de Arqueología de la Habana Vieja develaron, en su propio inmueble, frescos que recrean el ambiente colonial y cubren del piso al techo todas las paredes de una habitación.

La obra está compuesta por 12 recuadros de dos metros de altura por un metro de ancho y se dibujaron a un metro y unos centímetros de la base, según afirman los documentos expedidos por la institución.

“Paseos a caballo con vestimenta inapropiada para un clima tropical, jardines, sitios civiles y religiosos, procesiones, en fin, lo importante de los recuadros es el reflejo de la cotidianidad en épocas del dominio español en la Isla, mediante la escenificación de costumbres, naturaleza, arquitectura y personas”, informó Dayamí Hernández Sáez, veladora principal del local.

La parte inferior de la pintura es similar a unas columnas de mármol, como si a través de ellas se observaran los paisajes, brindando profundidad y perspectiva, agregó.

En los bocetos se aprecia el ordenamiento geométrico de la flora y la presencia de modelos europeos que le aportan un matiz singular a estos diseños, precisó Antonio Quevedo director del centro.

En documentación del Museo de Arqueología se advierte que el significado de estos esbozos trasciende el hecho artístico y toma dimensión de referencia histórica obligatoria y, según aclara la publicación interna del establecimiento, este cuarto debió tener una función muy particular dentro de la residencia, pero hasta el momento es desconocida por los especialistas.

Actualmente, el Grupo de Pintura Mural del Gabinete emprende la consolidación y rescate de las decoraciones, inmersas en un proceso de constante deterioro desde su primera labor restauradora entre 1986 y 1990, señaló Quevedo.

Entre los factores dañinos que inciden en la calidad de estas creaciones se pueden citar las vibraciones por los desprendimientos de las paredes, el calor -producto de la cocina del restaurante aledaño La Dominica- y otros fenómenos climáticos y ambientales, enumeró Antonio Quevedo.

Las casas de Tacón No.8 y 12, entre Empedrado y O’Reilly, estuvieron unidas durante la segunda mitad del XVIII. Al pasar los años estas moradas se dividieron: la No.8 estuvo un tiempo deshabitada y luego fue vivienda, y la No.12 se mantuvo ocupada, eso posibilitó, considerablemente, salvaguardar los excepcionales murales, argumentó Hernández Sáez.

Pie de foto: Insólitas pinturas murales en el Gabinete de Arqueología de La Habana.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Cómo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros valores noticia: Repercusión e Interés colectivo.
Fuentes declaradas: No documentales, documentales.

17/03/2013 07:29 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris