Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA CIUDAD HECHA A MANO

20130403143337-claudia.jpg

De manera manual fue realizada la Maqueta de La Habana Vieja, proyecto ejecutado en sólo tres años.

Texto y foto:
CLAUDIA GONZÁLEZ CORRALES,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Desafiando a las nuevas tecnologías, la Maqueta de La Habana Vieja fue construida, en su totalidad, por Orlando Martorell Díaz y su familia, de forma manual.

La construcción de la estructura comenzó en 1996, luego de que el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, solicitara a Martorell Díaz, especialista en maquetas, una réplica a pequeña escala de la Habana Vieja, y terminó tres años después, cuando fue inaugurada por los reyes de España, comentó Dulce María de las Rosas, esposa del maquetista.

El diseño muestra las edificaciones con sus colores naturales en la actualidad y las construcciones coloniales se pintaron de un rojo más oscuro, lo cual se puede observar a simple vista.

El modelo refleja la Habana Vieja, parte de Regla del siglo XVII, Casablanca y los Intramuros (grandes murallas que rodeaban a La Habana colonial), abundó Margot Ayes, guía del centro.

La estructura incluye las fortalezas, iglesias, los conventos y las cinco plazas de la villa, y representa lugares significativos como el Túnel de La Habana, el Palacio de Bellas Artes, el Memorial Granma, el Parque de la Fraternidad, la Estación de Ferrocarriles, el Paseo del Prado, el  Parque Central y otros, declaró Josefina Bell, también guía de la institución.

Es una obra muy interesante, llegan muchas personas buscando sus casas. Mediante ella apreciamos La Habana de ayer y de hoy. Además, podemos conocer las costumbres, como el cañonazo de las nueve, opinó  Bell.

Para la realización de la maqueta se emplearon materiales y herramientas con un costo total de dos mil dólares (USD), y cada uno con un fin específico: en los inmuebles se utilizó madera de cedro, cartulina, cartón, plástico laminado y pinturas de laca; en la topografía, cartón laminado, acetato de polivinil, yeso, arena fina y colada; y en el mar, acrílico laminado azul y corcho metálico.

Martorell se auxilió de planos cartográficos, fotos aéreas, fotos de fachadas, vistas panorámicas, libros, planos de elevación de los lugares más significativos y otros. Visitó los parques, las plazas y la ciudad en general, actividad que constituyó su principal fuente de documentación.
 
La representación fue comprada por La Oficina del Historiador a un precio de 24 mil USD, muy por debajo del costo real de esta, la cual, en la actualidad, alcanza un valor estimado de 500 mil USD.

Recién concluida la obra, Martorell Díaz expresó: “La maqueta tiene una gran importancia desde el punto de vista arquitectónico para el estudio de nuevos proyectos, para orientaciones didácticas, es de interés turístico y para la defensa”.

A partir del lunes 22 de octubre de 2012 comenzará la restauración de la maqueta, de la cual se ocupará exclusivamente la familia del recientemente fallecido maquetista. Existe el proyecto de extenderla hasta Belascoaín, para el cual Martorell dejó los planos y materiales necesarios, informó Dulce María de las Rosas.

Pie de foto: La maqueta muestra la Habana Vieja, parte de Regla y Casablanca.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de CÓMO.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional.

Tipos de fuentes: No documentales: Dulce María de las Rosas, esposa de Martorell. Josefina Bell, guía  de la maqueta. Margot Ayes, guía de la institución. Documentales: Folleto que recoge las características de la maqueta.
Primer valor noticia: Singularidad, curiosidad.
Otros valores noticia: Actualidad. Proximidad o cercanía.
Tipo de noticia: Ligera, blanda.

03/04/2013 07:33 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris