Facebook Twitter Google +1     Admin

CONFORT AUTOMATIZADO

20130428142709-autie.jpg

El ingeniero Leonardo Cedeño Rodríguez habla acerca del uso y las ventajas de la automatización en la industria hotelera nacional.

Texto y foto:
LUIS A. AUTIÉ CANTÓN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En Cuba los hoteles cuentan con un sistema de automatización que aumenta el confort y hace que estos brinden un servicio de mejor calidad a sus clientes. El ingeniero Leonardo Cedeño Rodríguez explica el uso y las ventajas de la automatización en esta industria.

-¿Qué es la automatización?

Es la sustitución, mediante unos aparatos llamados autómatas, de tareas realizadas comúnmente por humanos. Estos aparatos llevan a cabo esas funciones previamente programadas con un software en una computadora. El margen de error es mucho menor.

-¿Desde cuándo se

utiliza en nuestro país?

El primer autómata cubano fue el Nodorren, creado en la década del 80 del pasado siglo. Luego, a finales del período, se creó el Nova, que era más avanzado. En principio estaban concebidos para brindar servicios a los centrales azucareros y a la industria ferroviaria, controlando el tráfico de trenes. Hay que destacar que esos autómatas eran tan competitivos como los modelos foráneos creados en la misma época. Pero el desarrollo de la tecnología en el mundo avanzaba mucho más rápido que aquí y, lógicamente, con las trabas económicas que teníamos y tenemos nosotros, los proyectos se estancaron. Además, sale mucho más barato comprarlos en el extranjero que producirlos en Cuba.

-¿Hace mucho que se implementó la

automatización en la rama hotelera?

Desde 1994. Precisamente, los primeros autómatas que se instalaron fueron los Nova. Luego se adquirieron en el mercado internacional.

-¿Y por qué se decidió automatizarlos?

Esos fueron años muy duros para la economía cubana, y el turismo se alzó como la principal fuente de recaudación de fondos del país. Entonces se buscó la forma de incrementar el confort de los hoteles existentes, para lograr mayores índices de aceptación entre los clientes.

-¿Cuántos hoteles utilizan esa

tecnología en la actualidad?

Al principió se implementó en los que tenían carácter internacional, pero luego se extendió a todos los del país.

-¿Cuál es su aplicación directa

en esos establecimientos?

Actualmente la automatización es casi obligatoria en este sector. Con los autómatas modernos se puede controlar la temperatura, la luminosidad en las habitaciones, así como los niveles de humedad. En las discotecas de los hoteles hay sistemas automatizados con los cuales se regula la calidad del aire. Otros sensores, muy utilizados en los parqueos, controlan el nivel de gases tóxicos. Además, un hotel con un sistema automatizado amortiza en un año el equivalente al costo de compra e instalación de dicho sistema, evitando gastos innecesarios.

Lograr ese nivel de confort es, en parte, responsable de que nuestros hoteles sean elegidos año tras año como destino por turistas de todo el mundo.

Pie de foto: Ingeniero Leonardo Cedeño Rodríguez.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris