Facebook Twitter Google +1     Admin

LA HISTORIA DETRÁS DE UN CAÑÓN

20130508041841-gaby.jpg

Ismaelillo perdió la audición de un oído tras la batalla que dio lugar al rapto del mortero Krupp.

Texto y foto:
GABRIELA RODRÍGUEZ-LOECHES PÉREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

¿Ismaelillo sordo? En Cuba muchas personas no conocen que  el hijo de José Martí, José Francisco Martí Zayas-Bazán, perdió la audición de un oído hace 115 años en el combate donde fue capturado el cañón Krupp.

Las fuerzas cubanas al mando del Mayor General Calixto García ocuparon  el arma a las tropas españolas el 28 de agosto de 1897 en la toma de Tunas de Bayamo.

El coronel Horacio Ferrer, al referirse al hecho revela que: ”En la toma de Tunas, una de las más brillantes hazañas de la Guerra de Independencia, los tenientes José Martí, Juan Miguel Portuondo y Francisco Sedano, tres heroicos muchachos improvisados artilleros, les enfilaron a los españoles el cañón de dinamita, colocándoles una bomba en el sitio preciso para desmontar la pieza enemiga y acabar prácticamente con sus servidores”.

Manuel Portuondo, jefe del mortero, fue herido mortalmente al cargar el cañón. Pepe Martí ocupó su lugar, y al disparar hizo volar por el aire al polvorín español. Debido a este desperfecto, al joven le quedaron dañados los tímpanos con solo 17 años.

José Francisco alcanzó por sus méritos en el campo de batalla los grados de Alférez, Teniente y Capitán con el que terminó la contienda de 1895. Al concluir la guerra le otorgaron la medalla del Ejército Libertador  y la del Mérito Militar, por el arrojo mostrado en la toma de Tunas de Bayamo. Su licenciamiento del Departamento Oriental está relacionado con los daños ocasionados por la pérdida de la audición.  

“El mortero fue el modelo adoptado por España en 1896 para modernizar su material de artillería. La pieza del tipo de plaza, representaba uno de los medios de defensa de la ciudad de Victoria de las Tunas que cayó en poder de las tropas mambisas al ser asaltada esa importante población fortificada”, afirmó Antonio Ramos Zúñiga, presidente del grupo de investigaciones científicas José Masiques Núñez.

El cañón fue trasladado al Palacio de los Gobernadores en 1910, cuando aún el lugar no era un museo y la pieza no era considerada un objeto museable ni de relevancia histórica. Se expone actualmente en la Sala Armamento Español del Museo de la Ciudad de La Habana.

De origen alemán, calibre de 75 milímetros, peso de proyectil de 2,14 kilogramos y un alcance efectivo de 2 500 metros, el mortero de tiro rápido de 77 milímetros pertenece a la familia de piezas de artillería utilizadas por distintos ejércitos del mundo desde el siglo XIX. Su principal característica es la calidad de su material de fabricación, el acero.

Antes el cañón se cargaba por delante, método conocido como avancarga. Krupp rompió con ese sistema e implantó el  de retrocarga, técnica consistente en cargar el arma por la parte de atrás para proteger al soldado que realizaba el disparo, de ahí su importancia en la primera guerra mundial.

Pie de foto: Actualmente el cañón se exhibe en el Museo de la Ciudad.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Especial Interrogativo.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide normal.

Primer valor noticia: Curiosidad.

Otros dos valores noticia: Proximidad o cercanía y Prominencia de los protagonistas.

Tipo de fuentes declaradas: Documentales, tradicionales y no tradicionales, transitorias.

Tipo de noticia: Ligera, blanda, simple.

07/05/2013 21:18 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris