Facebook Twitter Google +1     Admin

EL FUTURO AL OTRO LADO DE LA LÍNEA

20130514042907-toppin.jpg

Cubacel, división de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A., facilita cada vez más el acceso a la telefonía móvil.

Texto y foto:
ALBERTO CABRERA TOPPIN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Veinte años atrás era impensable para un cubano hablar con una persona que estuviera al otro lado del mundo mientras ambos se desplazaran. Sin embargo, más de un millón de personas en la Mayor de las Antillas disfrutan hoy de la telefonía móvil a través de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa).

Pero no todo es color de rosa: muchos de los usuarios utilizan su salario para “mantener” su cuenta, un inconveniente cuando se adquiere mensualmente menos de 500 pesos, frente a los 9 que cuesta el minuto. Cubacel, división de Etecsa, está consciente de ello, por lo que apuesta por la masificación de esta modalidad telefónica, así lo considera Luis Manuel Díaz Naranjo, director de Comunicación Institucional de la entidad telefónica. 

–¿Cuándo y cómo se creó Cubacel?

Nuestra primera empresa de telefonía celular se crea el 11 de diciembre de 1992 con el nombre de Cubacel. En ese momento surge una sociedad mixta cubano-mexicana a la que luego se suma la compañía canadiense Sherry International. Comienza a operar el 24 de febrero de 1993 en La Habana y Varadero y a lo largo del tiempo se fue extendiendo por todo el país. En sus inicios, trabajaba con la norma norteamericana de Acceso Múltiple por División de Tiempo (TDMA, por sus siglas en inglés), muy usada en América Latina.

En el año 2001 se creó otra empresa con el nombre de Ccom que operaba con la norma del Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (GSM, por sus siglas en francés) para el Roaming (enlace) con todos los países europeos. Al lograr ambas la cobertura nacional, se comienza la fusión de las empresas de telecomunicaciones y el 16 de diciembre de 2003 se crea el operador unificado, una nueva Etecsa, con capital italiano. Se unen las dos compañías móviles en una unidad de  negocios de telefonía móvil. Actualmente la empresa es ciento por ciento nacional.

–Las tarifas iniciales no se

acercan a las de hoy…

En un inicio, la activación costaba 120 dólares, una cuota mensual de 40 y se cobraba el tiempo hablado. El minuto se cobraba a 40 centavos, tanto en llamadas entrantes como en las realizadas. A partir del 2008, con la masificación del servicio prepago a la población, se ha podido descender el precio de la cuota de activación hasta llegar a los 30 CUC actuales, con 5 mensuales. Cada 60 segundos al habla el usuario abona actualmente 45 centavos y no los 50 iniciales. Incluso, se introdujo el servicio de “el que llama paga”. 

-¿Piensa Etecsa conectar algún

día su red a Intranet para que el

usuario pueda navegar en la red

interna desde su teléfono móvil?

Lo que sucede es que en el país las capacidades de transferencia de datos son limitadas y para ampliarlas es necesario inversiones. Se trabaja para que en un futuro el resto de la base de los clientes pueda navegar en Intranet y los que tengan acceso, en Internet.

Cubacel busca estar a la par de las nuevas tecnologías, y para ello apunta hacia el porvenir. ¿Quién sabe? Tal vez mañana despertemos con lo que soñamos hoy y sigamos en línea con el futuro.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris