Facebook Twitter Google +1     Admin

MEMORIAS DE LA II GUERRA MUNDIAL EN CUBA

20130516134954-javier.jpg

La Estación de Bombeo de Casa Blanca tiene en su colección tres motores que fueron utilizados como generadores de corriente y pertenecieron a la Armada de los Estados Unidos.

Texto y fotos:
JAVIER DIEZ MINIET,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Tres motores de propulsión de buques norteamericanos que participaron en la II Guerra Mundial (II GM) funcionaron por más de medio siglo como generadores de electricidad en la  Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Casa Blanca, en el municipio capitalino de Regla.

Instalados en 1946, un año después de terminada la contienda, los tres equipos se utilizaron en caso de fallo de electricidad o en temporadas ciclónicas, anticipándose así a lo que conocemos hoy como grupos electrógenos.

“Las gigantescas piezas eran controladas por tres pizarras de origen alemán y estaban adaptadas para el bombeo de las aguas residuales”, informó Nelson Broco Ortega, operador de equipo de bombeo con 27 años de experiencia en el centro.

“Tenían una potencia de 2 400 voltios con una frecuencia de 60 amperes y pertenecían al sistema de bombeo vertical, donde se filtran los residuos de abajo hacia arriba solo dejando pasar los líquidos albañales; además, detrás se hallaba un sistema de banco de batería para que no dejara de funcionar en ningún instante, pues nuestro servicio siempre ha sido de 24 horas seguidas”, aseguró Broco.

Al decir de los operadores más veteranos del lugar, los efectos resultaron de importancia. Para esa fecha no se tenía cómo avisar a los trabajadores de un fallo eléctrico en la recién restaurada Cámara de Rejas de la Avenida del Puerto. En las profundidades y con peligro, se araban residuos sólidos, y con esos motores se prevenía un accidente, pues suministraban corriente para continuar la labor.

La llegada a Cuba de los motores es inexacta, pero según datos históricos, pertenecieron a la Armada de los Estados Unidos: el primero de febrero de 1943 ambos países firmaron un acuerdo definiendo su cooperación militar y estableciendo una Misión Naval Americana en el territorio nacional para la II GM.

Los estadounidenses entregaron diez buques patrulleros de 83 pies a la marina cubana el 22 de marzo de 1943, en La Habana, y el 18 de abril llegaron cuatro buques de 56 pies, lo que les permitió desbandar la flotilla creada anteriormente.

Para mayo de 1944 se habían abierto aeródromos navales en distintos puntos del país y en 1945 los americanos intensificaron su entrenamiento y establecieron facilidades logísticas adicionales, entre ellas, una escuela de reparación de motores. La guerra terminó antes que estos programas tuvieran efecto; de ahí que se suponga de la llegada de los motores a la estación de bombeo en Casa Blanca.

Ahora estas piezas son fondos museable de la estación y objeto de visita del proyecto Rutas y Andares, auspiciado por la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Víctor Leyva, director de la estación, dijo que los motores fueron sustituidos por dos grupos electrógenos con 425 amperes de voltaje cada uno y capacidad para tres bombas.

El sistema de bombeo, desde la Cámara de Rejas hasta la Playa del Chivo, fue creado en 1912 y pertenece al sifón de alcantarillado bajo la bahía de la capital. En febrero de 1997 fue propuesto como una de las siete maravillas de la Ingeniería Civil cubana.

Pie de foto: 1) Los motores de los buques aún se conservan como objetos museables. 2) Los nuevos grupos electrógenos sustituyeron a las piezas de los buques bélicos.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Pirámide normal.
Tipos de fuentes. No documentales (Nelson Broco Ortega y Víctor Leyva); Documentales (Internet: Historia y Arqueología Marítima, Acciones Navales de las Naciones Caribeñas en la Segunda Guerra Mundial).
Primer valor noticia: Novedad.
Otros dos valores: Actualidad e Interés colectivo.
Tipo de Noticia: Ligera, blanda.

16/05/2013 06:48 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris