Facebook Twitter Google +1     Admin

OBSEQUIO A LA DIGNIDAD

20130606145447-javier.jpg

Un sable de ceremonia, símbolo de gratitud y respeto hacia Don Federico Capdevila, descansa en la Sala de Armas y Bastones del Museo de la Orfebrería

Texto y foto:
JAVIER ROQUE MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

27 de noviembre de 1871. Ocho estudiantes de Medicina fueron fusilados en La Habana después de ser declarados culpables de profanar la tumba del periodista  Gonzalo de Castañón. El pueblo cubano llora la muerte de sus hijos y queda en deuda con el joven capitán español que asumió la defensa de los mártires.

Este pudiera ser el enunciado de cualquier diario de la época en esa fecha. Hoy, a 142 años del crimen, el Museo de la Orfebrería guarda entre sus vitrinas el sable que le obsequió Fermín Valdés Domínguez en 1887 a Don Federico Capdevila, en nombre de toda Cuba, como homenaje por su histórica e inolvidable defensa de noviembre de 1871. 

Leslie Cordoví, técnica en museología, explicó que el arma fue confeccionada en la fábrica Toledo, especializada en aceros, y data del siglo  XIX. De hoja recta y estilizada con esmalte, tiene grabado el escudo de la monarquía española en su parte superior. Además, está protegida por una vaina  de cuero con los extremos rematados en oro.

En la parte superior del guardamano tiene inscrito: “Al señor Don Federico Capdevila. El Héroe del 27 de noviembre de 1871. Cuba Agradecida”. La empuñadura es también de oro y está formada por estrías semejando hilos metálicos y por una perilla con motivos vegetales.

“Capdevila fue un hombre que se ganó el afecto de los cubanos por su sentido de la justicia. Él forma parte de quienes Martí llamó “los españoles buenos, que pueden ser rivales en el campo de batalla sin perder nunca la ética”, dijo la especialista. 

“No es de extrañar que algunos cubanos le hayan obsequiado una espada  como muestra del respeto de un pueblo a alguien que tan valientemente se enfrentó a las hordas enfurecidas de las fuerzas paramilitares españolas”, comentó Pedro García, periodista e historiador de la revista Bohemia.

Federico Capdevila Miñano de Guerra nació en 1845, en España. A los 17 años se graduó con el rango de subteniente en el Colegio de Infantería de la Reina y llegó a Cuba en 1868.

Según la Enciclopedia Colaborativa EcuRed, en 1871 fue elegido como defensor de oficios para integrar el Consejo de Guerra efectuado a  45 estudiantes de primer año de Medicina, entre los que se encontraba Valdés Domínguez, por rayar la tumba de Gonzalo de Castañón. Además de hacerse cargo de la defensa, se negó a firmar la sentencia final dictada por el juzgado, provocando la reacción del Cuerpo de Voluntarios de La Habana.

Capdevila falleció el 1 de agosto de 1898 en Santiago de Cuba a la edad de 53 años y fue enterrado en el cementerio Santa Efigenia de esa ciudad, pero en 1903 se trasladaron sus restos al cementerio Colón, de La Habana. Finalmente, estos fueron depositados el 27 de noviembre de 1904 en el Mausoleo a los Estudiantes de Medicina.

El Museo de la Orfebrería, ubicado en Obispo No. 113, entre Oficios y Mercaderes, se fundó el 18 de mayo de 1996 y se distingue por el estudio del patrimonio histórico, material y cultural del arte en metales. Entre sus principales colecciones se encuentran las de Armas y Bastones, Platería Habanera, Joyas y Relojes.

Pie de foto: Sable que le obsequió Fermín Valdés Domínguez en 1887 a Federico Capdevila, en nombre de toda Cuba.

FICHA TECNICA:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial Imaginativo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros valores noticia: Prominencia del protagonista, Interés colectivo.
Tipos de fuentes: Documental y no documental.
Tipo de noticia: Blanda, simple.

06/06/2013 07:54 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris