Facebook Twitter Google +1     Admin

ATAQUE DE LA FLORA Y LA FAUNA

20130701140251-ana-laura.jpg

Las especies exóticas invasoras son una amenaza para el medio ambiente y la economía.

Texto y foto:
ANA LAURA PALOMINO GARCÍA,
Estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En los últimos 400 años más del 40 por ciento de las extinciones han sido provocadas por la introducción de especies foráneas, reportan estadísticas del Centro de Información, Gestión y Educación Ambiental (CIGEA). 

Nuestro país no escapa de este problema. Actualmente muchas especies endémicas se encuentran amenazadas por los nuevos “competidores”.

La especialista Laura Castro Muñoz, investigadora del CIGEA y Jefa del Proyecto para el Control y Protección de las Especies Exóticas Invasoras, accedió a contestar algunas preguntas sobre el tema.

-¿Qué son las especies

exóticas invasoras?

Las especies exóticas invasoras están constituidas por plagas y malezas cuyas características principales son que todas han sido introducidas de una región a otra por diversos medios y  representan un fuerte agente de cambio global, además de estar consideradas como la segunda amenaza a la diversidad biológica.

-¿Es el hombre el causante

de su introducción?

En efecto. Sobre todo en el caso americano, los españoles las trajeron a nuestro continente desde el tiempo de la conquista con el objetivo de sustentar a los nuevos colonos y más tarde dar paso al intercambio comercial, sin tener idea del impacto medioambiental que esto produciría.

-En su opinión, ¿cuál es

ese impacto ambiental? 

Los impactos ocasionados por la presencia de especies invasoras exóticas son de gran intensidad, generalmente irreversibles y pueden considerarse más perjudiciales para los diversos ecosistemas que la misma destrucción y degradación de los hábitats.

De las especies exóticas que se introducen, un 10 por ciento se convierten en invasoras, en dañinas para el ecosistema, que compiten con las autóctonas hasta desplazarlas. El costo está representado por la pérdida irreversible de ecosistemas nativos que fácilmente se ven reemplazados por la presencia dominante y la habilidad competitiva de las invasoras, como es el caso de la irrupción por la llamada caña gigante o carrizo grande.

La mangosta ha sido culpada en el Caribe por la exterminación del búho de los túneles y del halcón nocturno, además de la destrucción de nidos y crías de flamencos. 

En Cuba, las especies exóticas invasoras más comunes son el marabú, la claria y la rata negra. Sin embargo, existen otras como el tulipán africano o el pájaro vaquero que afectan los ecosistemas de otros animales y plantas sin ser controlados por falta de información acerca de su origen.

-¿De qué manera

perjudican la economía?

Los costos económicos de dicha invasión se reflejan en la disminución del rendimiento de diversos cultivos de interés agrícola, así como en las pérdidas en las actividades forestales y de pesca, aunadas a la amenaza que representa para el sector salud pública por la aparición de casos severos de alergias y envenenamientos.

-¿Y usted cree qué

todas son perjudiciales?

No todas, el marabú tiene muchos beneficios como son  excelente leña y carbón de alto grado calórico, postes rústicos para los cercados de  las fincas, madera para muebles, leguminosa fijadora de nitrógeno que recicla gran cantidad de nutrientes. La piña de ratón, por otro lado, es muy utilizada para curar los parásitos, antirreumático en jarabe, diurético en forma de vino y en las úlceras.   
  
-¿Cuáles son en su consideración

las medidas para evitar

la propagación?

Es necesario tomar medidas inmediatas para la prevención y detección temprana de la invasión de especies no nativas a nuestros ecosistemas, de manera que se eviten futuras invasiones y se detecten las vías de introducción. Son también de gran importancia el desarrollo y la adopción de programas de control regional y mundial para el manejo integral de las especies invasoras mediante diversas organizaciones e involucrando la educación ambiental como un elemento clave dentro de esos programas de acción.

La aplicación de cualquier plan estratégico encaminado al control, prevención y manejo de las especies invasoras sólo garantiza su eficacia si se cuenta con el respaldo de frecuentes monitoreos a corto y largo plazos de las áreas invadidas y se realizan evaluaciones de los impactos y la propagación de tales especies.

En Cuba, la Dirección de Defensa Vegetal, dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería, es la institución del Estado que se encarga de establecer las medidas de cuarentena de los productos agropecuarios para controlar el ingreso de especies exóticas que causan daños. 

Las medidas de control presentan generalmente deficiencias, especialmente si no son especies de interés económico.

En estos momentos se desarrolla un proyecto piloto en la Ciénaga de Zapata donde se trabaja con 27 especies exóticas invasoras  de la flora y la fauna con el objetivo de utilizar al máximo sus potencialidades.

 

01/07/2013 07:02 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris