Facebook Twitter Google +1     Admin

ALMUERZO ENTRE LECTURAS

20130714132319-david.jpg

La variada oferta gastronómica propuesta en la fiesta de la literatura garantiza el deleite de los más diversos gustos alimenticios.

Texto y foto:
DAVID GALLO SÁNCHEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

No solo fuentes de lectura se hallan en la 22 Feria Internacional del Libro. La mayor oferta gastronómica entre todas las ediciones realizadas la tiene la actual, con múltiples instalaciones que ofrecen gran variedad de alimentos.

RECREATUR, presente en gran parte de los establecimientos de la Feria, brinda una amplia gama de productos que el público agradece y todos en moneda nacional, destacó Ramón Peralta Franco, relacionista público de esa red comercial. Entre los preferidos se encuentran el pollo frito, arroz con chicharrón y masa de cerdo frita. Ofrecen, además, sándwich de jamón, pan con salchicha y bocadito de jamón y queso.

Para refrescar hay diversidad de productos que van desde los refrescos nacionales, marca Ciego Montero y Coracán, de limón, naranja, y kola, hasta las cervezas Mayabe y Cacique. Los helados hacen su aparición mediante las paleticas cubiertas de chocolate, los  bocaditos de helado y el coco (el recipiente es medio coco), siempre bienvenidos por el caluroso clima cubano.

Por su parte, Alfredo Guerra Ramírez, dependiente de la  hamburguesera El Bosque, comentó sobre la acogida por parte del público a la oferta del establecimiento. “Tenemos varios tipos de hamburguesas a precios asequibles  como la sencilla, a 8 pesos; de queso, a 12; de jamón y queso, a 15.; y especial, a 25, con agrego de jamonada, jamón, perro caliente, lechuga, tomate, pepinillo, kétchup y mostaza al  gusto.”

Las rositas de maíz se hallan en la lista de los productos de más demanda infantil al igual que los pellys. Junto a ellos está el algodón de azúcar, esta vez con la peculiaridad de tener los colores blanco y rosado, provocando su presencia largas colas de niños.

La tradicional comida criolla es la protagonista entre todas las ofertas culinarias de la fiesta de los libros. En el Ranchón La Giraldilla, con especialidades al carbón, se ofertan lechón asado, lomo ahumado, chuleta y bistec de cerdo empanizado, arroz moro y  blanco, vianda hervida, plátano frito,  ensalada de vegetales y jugos naturales.

El estado ha encargado a diversas empresas la tarea de satisfacer al público asistente en cuanto a alimentos y bebidas se refiere. Entre los establecimientos más concurridos de la feria están La Casa Potín, El Caribeño, Las Bulerías, Villa La Palma, Galiano, Variedades 23 y 10, Obispo y Monte. Otras, como  El Carmelo y el Restaurante-Bar Club 21, destacan con sus ofertas de coctelería variada, entrantes, ensaladas, refrescos, maltas, jugos, aguas y cervezas nacionales e  importadas.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.
Tipo de noticia: Ligera.
Primer valor noticia: Interés colectivo.
Otros dos valores noticias: Actualidad y Cercanía.
Tipo de fuente declarada: No documental: Ramón Peralta Franco, relacionista público, y Alfredo Guerra Ramírez, dependiente de la  Hamburguesera El Bosque.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris